"Aléjate de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños."

(Gibran Khalil Gibran)

 

Miércoles, 10 Abril 2013 18:20

Corre, corre, el lobo viene por ti (4)

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

 

Todo mi cuerpo me gritaba que saliera corriendo de ahí, que si no me comía el lobo, entonces Alice lo haría.

 

-Ni lo pienses, Joshua, te aseguro que no alcanzaras a avanzar cinco metros-

 

La respuesta de huida de mi cuerpo, pudo mucho más contra la de pelear, ¿Cómo demonios iba a ganarle a un lobo o lo que fuera que destrozaba a esas personas en el parque? Mi cuerpo se movió por sí solo y corrí, corrí lo  más lejos que pude, sintiendo como las ramas de los árboles se agitaban y algunos se rompían, en señal de que el animal o lo que fuera, me perseguía.

Mierda, ¿Por qué demonios se me ocurrió venir aquí? Que me importa cómo se sintió caperucita, ¡Que se joda caperucita! Aquí no habrá ningún cazador que me salve, maldito cuento infantil.

 

Pensé que esa cosa ya no estaba tras de mí pero un aliento cálido se deslizó contra mi oído derecho. Cerré los ojos aterrado cuando algo duro detuvo mi desenfrenada carrera. ¡Maldito árbol! Caí estruendosamente al suelo y el dolor de cabeza me duraría días.

 

-Maldición…- me llevé la mano a la frente- ¿Sangre…?-

 

Un gruñido me hizo reaccionar y me volteé lentamente. Frente a mí había una especie de lobo muy grande, el más grande que haya visto, aunque no me superada en altura, lo compensaba con esas afiladas garras.

 

-Mierda… creo que caperucita fue atrapada…-

 

“La niña se internó en el bosque, con la esperanza de encontrar algo que ni sabía que era. Deambuló unos metros cuando unas ramas se agitaron. Su corazón latía a mil por hora y un sudor frio se deslizaba por su espalda.

 

-¿Hay alguien?- el arbusto se removió con fuerza- ¿Hay alguien?-

 

La curiosidad pudo más y se acercó hasta quedar a centímetros del arbusto, dejó la cesta en el suelo y estiró las manos para separar las ramas y ver de qué se trataba todo. Lo hizo con cautela cuando una silueta emergió, tirándose sobre ella.

 

-¡AAAAAAHHHHHH!- gritó la niña, cuando su vestido se cubrió de rojo y sostenía el cuerpo destripado de un conejo.

“Jajajajajajajaja”

 

La risa resonó en el bosque y la niño recogió la cesta para emprender la huida, tenía que llegar a casa de su abuelita, solo ahí estaría a salvo de lo que acechaba en el bosque”

 

Maldición, bien, parece que aquí acaba todo, mi gran final a manos de un lobo o lo que sea. Al menos ya tengo una idea de cómo se sintió caperucita. Mierda… ¿Dónde está el maldito cazador cuando lo necesito?

El gruñido de la bestia me alertó de su ataque y eso fue todo.

 

***

 

-Lobito, lobito, lobito, un, dos, tres por ti, lobito-

-Ya basta Eliot, aquí no hay nada-

-Tienes que estar por aquí, Caín, estoy seguro-

-Seguro que es algún trastornado que mata personas por placer-

-¿Destrozando sus cuerpos?-

-La maldad tiene muchos niveles y expresiones, Eliot. Quizás nos equivocamos, no, es solo que estamos viéndolo del ángulo equivocado-

-¿Ángulo equivocado?-

-Sí, estamos buscando al lobo ¿Verdad?-

-Sí-

-Quizás, a quien debes buscar es a caperucita-

-¿Eh? ¿Y donde se supone que está?-

-Tengo una idea de donde puede estar ahora-

 

Eliot sonrió ampliamente para indicarles que fueran hacia la derecha. Si el lobo no venía a ellos, entonces irían por caperucita, ¿Qué mejor señuelo que ella?

 

***

 

-Esto no me gusta, kaname- dijo Molly observando a su alrededor.

-Ya casi llegamos al puente, no recordaba que este lugar fuera tan grande, aunque hace mucho que no vengo por aquí-

-¿Crees que los demás estén bien?-

-Ningún ha llamado, supongo que todo está en orden- kaname miró a su alrededor cuando escuchó un pequeño quejido, se giró mirando a Molly que comenzó a toser cubriéndose la boca sobre la mascarilla que usaba- ¿Estás bien?-

-Sí… es esta alergia...-

-No debiste venir, Molly, no en tu estado-

-Estoy bien, ya se pasara, estoy segura que pasara- respondió bajito.

-Bien, regresemos a la entrada y esperemos a los demás-

-Sí…-

 

***

 

¿Eh? Qué extraño, se supone que el lobo va a comerme, ¿Por qué no siento el dolor de las mordidas? Estaba seguro que iba a doler.

 

-¡No es tiempo para tonterías!-

-¿Alice?- pregunté abriendo los ojos despacio para verla frente a mí mientras sostenía un palo que encajó en la boca del lobo.

-¿Te puedes mover?-

-Sí-

-Bien, ahora levántate y ve a la entrada-

-¿Qué? Espera pero esa cosa-

-¡Vete Joshua! No estoy jugando

-Pero tú-

-Es mi trabajo-

 

Alice le dio una patada al lobo que se alejó dando un salto hacia atrás y nos miró gruñendo. Pensé que estábamos en la parte donde corríamos despavoridos de la bestia pero Alice tenía otros planes. Arremetió contra el lobo y en cosa de segundos, clavó un cuchillo de mango negro en su cuello y lo giró dándole una patada para aventarlo al suelo. EL lobo soltó un agudo aullido y luego comenzó a gruñir  hasta que se quedó quieto en el suelo.

 

-¿Está… muerto?-

-Sí, bien muerto, como debería estar-

-¿Qué demonios ocurre, Alice? ¿Cómo sabias como matar a esa cosa?-

-No es el momento, Joshua, hay que buscar al otro-

-¿Otro? ¿Hay otra de esas cosas?-

-Hay dos en el parque y, créeme Joshua, no querrás estar cerca cuando el otro vea esto, vamos-

-No, no iré a ningún lugar hasta que me expliques que demonio ocurre aquí-

-Bien caperucita pero ponte esto- me arrojó su chaqueta-

-¿Qué?-

-Ocultara tu olor-

-¿Cómo sabes tanto?-

-Porque yo, Joshua, soy el cazador que te salvó, soy el cazador que salvó a caperucita del lobo-

 

¿Cazador? No, esto no puede estar pasando, ¿Cazadores de lobos? ¿Y luego qué? ¿Vampiros, demonios y toda la porquería sobrenatural de los libros son ciertos? Tengo que calmarme o no pensare con claridad.

 

-A ver, déjame ver si entiendo, tenemos estos… “Lobos” que destrozan personas-

-Se las comen- me corrigió seria.

-Ok, se las comen, entonces tú eres una especie de “Cazador” que se encarga de matarlos-

-Correcto, ¿ves que no es tan difícil?- dijo con una sonrisa.

-Ya, ¿Y la abuelita? Porque supongo que también saldrá en la historia ¿verdad? Porque el lobo se come a la abuelita- Alice sonrió observándome.

-No sé si haya alguna abuelita por aquí pero tenemos a tres personas rondando por el bosque, sin tener la menor idea de lo que se están metiendo, ¿Eso te dice algo?-

-Son cuatro, Kaname, Molly, Caín y Eliot-

-Joshua, Joshua, tan ingenuo como pareces, ¿Por qué crees que estoy aquí? ¿Por qué crees que acepte venir aquí con ustedes?-

-¿Para cazar al lobo?-

-En parte y porque el otro lobo- abrí un poco los ojos antes de mirarla.

-Es uno de… ¿Ellos…?-

-Bingo, tenemos un ganador, y si no detengo al otro lobo, no solo caperucita y la abuelita morirán hoy, todos nosotros moriremos-

 

El único pensamiento que pasó por mi cabeza luego de oír eso fue: “Será una larga noche”.

 

Leído 1279 veces

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Blacknordok Miércoles, 10 Abril 2013 19:11 publicado por Blacknordok

    Wow, una cazadora de hombres lobo, la podrían contratar en ACCESOD para que cazara otras criaturas sobrenaturales XDD

    Estupendo capítulo, esta historia es muy dinámica y refrescante, me está encantando.

  • Enlace al Comentario Trysha Jueves, 11 Abril 2013 09:02 publicado por Trysha

    malaaaaa como.pudiste los.lobitos estan en extincion nif nif nif
    te felicito por la historia... un besote

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Jueves, 11 Abril 2013 16:26 publicado por Alice_abysm

    Gracias por sus comentarios, aun hay muchos lobitos rondando por el mundo XD no pasa nada con que caigan dos, aunque no todo está dicho aun.
    SI, y esta cazadora no solo se espcializa en lobos, da para todo o casi todo XD

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.