"La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo."

(David Starr Jordan)

Miércoles, 27 Marzo 2013 16:59

Retirado (7)

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

 

·Cinco de diciembre de 2010,cuatro días antes de la reincorporación del agente Nathaniel Whitesmish.

· Faltan 25 horas para la  figa del sujeto biológico DIC-20 83

· Faltan 45 minutos para la fuga del sujeto biológico NOV-06 90

 

Sam entró en la plataforma de vigilancia con un café en la mano y se sentó en una silla para vigilar al sujeto NOV-06 96. Era ya el cuarto día que le tocaba vigilarlo y el carácter de aquella criatura lo ponía de los nervios.

- ¡Por favor, ayuda! El sujeto ha escapado y me ha encadenado en sulugar.

Sam se puso el auricular y habló al micrófono.

- ¡Cora el rollo! Ayer usaste el mismo truco, incluso usaste la forma de este mismo guardia. Déjalo ya.

Una risa perversa y retorcida comenzó a salir de los auriculares.

- En realidad no es que usara la misma forma que hoy, es que no puedo cambiarla. Verás, sólo puedo transformarme en seres con los que haya tenido algún contacto físico o visual dentro del último mes. Cada luna llena mi repertorio de formas se… “reinicia”, por así decirlo y como máximo puedo mantener la forma en la que me encontraba durante el reinicio. Y cómo llevo ya varios años aquí encerrado y con este casco puesto estoy atascado en la forma del guardia que me encadenó al traerme aquí hace tanto tiempo. Ya casi no recuerdo cómo es el sentir cómo mi piel, cómo cada célula de mi cuerpo se desprende y se renueva. Ah, aquél cosquilleo eléctrico recorriendo todo mi cuerpo mientras cada una de mis partículas cambia en algo totalmente nuevo… Es algo muy placentero, ya lo creo. Una pena que los humanos jamás podréis sentirlo.

- No me interesan tus intimidades, monstruo.

- ¿Entonces quieres que me calle?

- ¡Sí!

- ¿Y qué harás? ¿Pasarte las cinco horas que dura tu turno allí arriba sin hacer nada?

- Pues sí.

- Vale, vale… cómo quieras.

Pasaron varios minutos en un silencio absoluto, apenas perturbado por los sorbos que Sam daba a su café o a las páginas del periódico que leía mientras echaba un ojo al preso de vez en cuando. El silencio se rompió de golpe con la voz del sujeto.

- Oye, ¿y no te aburres con esto?

­- ¡Calla, joder!

- Vaaaaale. Si yo lo digo por ti, tiene que ser un palo estar allí sentado sin hablar siquiera. El otro carcelero charlaba conmigo.

- No lo hacía. Apagaba los cascos para no tener que escucharte.

El sujeto se rió con un tono divertido.

- Te lo ha contado, ¿eh? Bueno, yo me divertía imaginando que me contestaba, y menudas conversaciones más profundas teníamos. Si no te importa haré lo mismo contigo.

­- ¡Déjame en paz!

Sam pulso el botón que activaba el vial de morfina, pero nada sucedió.

- Me han dado tantos chutes en los últimos años que mi cuerpo se ha inmunizado. Necesitarías un camión entero de morfina para hacerme callar.

- O un golpe bien dado.

- Aah, ¿y serás tú el valiente que me lo dé?

- No me tientes, basura.

- Seguro que sí, te mueres de ganas de darme la paliza de mi vida, de bajar por esas escaleras y atizarme de gusto. Pero no lo harás porque eres un cobarde.

- ¡Ya está bien!

El guardia abrió la puertecita que conducía a la escalera metálica y bajó hasta la sala de contención. Se acercó al NOV-06 96 y lo golpeó hasta hartarse con la culata de su fusil entre gritos e insultos. Al terminar se giró de nuevo hacia su puesto, dispuesto a volver cuando la risa del sujeto lo detuvo.

- ¿Qué es tan gracioso?

- Tú, tú lo eres… Tienes un gato en casa, ¿verdad?

- Sí, ¿pero cómo lo…

- Los gatos son unos animalitos muy monos, pero algunos sueltan muuuucho pelo por todas partes. A veces el pelo puede pegarse en la ropa del dueño. A veces con un movimiento agitado ese pelo puede caerse… caerse encima de un sujeto metamorfo al que estás atizando. Puedo tomar cómo modelo a cualquier ser vivo con sólo ver o tocar la más mínima muestra genética. Y el pequeño Kafka es muy peludito, ¿a que sí?

Sam se quedó atónito mientras el sujeto comenzaba a encoger. Su tamaño se redujo tanto que se liberó de las cadenas que lo apretaban y también del casco, quedando sólo una pequeña bola de carne con orejas felinas que se arrastraba por el suelo. Una capa de pelo negro comenzó a brotar de su piel y sus ojos se rasgaron mientras el sujeto extendía sus recién adquiridas garras.

Sam apuntó con su fusil al pequeño gato negro que ahora tenía delante. Este saltó a un lado y recuperó la forma humana.

- ¡Ni te muevas basura, o dispararé!

El sujeto puso las manos en alto y se quedó mirando fijamente a los ojos de Sam, cosa que puso al guardia muy tenso.

- Voy… voy a disparas… lo haré.

­- Pues venga, hazlo.

- Te… te lo advierto… dispararé.

El metamorfo esbozó una sonrisa.

- Lo sabía. Un hombre que de verdad tiene intención de disparar no pierde el tiempo amenazando, dispara y punto. Pero tus repetidas, estúpidas y tartamudeantes amenazas te delatan, estás dudando.

El sujeto bajó las manos y flexionó las rodillas.

- ¡Y en un trabajo cómo el tuyo no puedes permitirte ni la más mínima duda!

La criatura saltó sobre el guardia. Este disparó su arma por auto-reflejo, pero en medio del aire, el NOV-06 96 adoptó de nuevo la forma del gato negro y al reducir su tamaño evitó las balas. El felino cambió a humano de nuevo justo antes de caer sobre Sam, pero aún conservaba sus garras en la mano derecha cuando le dio un fuerte zarpazo en la mejilla.

Sam retrocedió aturdido, pero antes de que pudiese recobrarse ya tenia la espalda contra el suelo y estaba recibiendo todo un aluvión de puños por parte de su oponente.

Cuando terminó, Sam se encontraba en el limbo entre la consciencia y el desmayo. El sujeto le acarició la mejilla con una sonrisa.

- Pobre de ti, que triste será tu vida a partir de ahora.

- ¿Có… cómo dices?

- Mira, haremos un “change”, ¿Te parece?

El metamorfo adoptó lentamente la forma de Sam, levantó al verdadero guardia y lo encadenó cómo lo había estado él hacía apenas unos minutos.

La criatura subió las escaleras lentamente, saboreando la libertad de cada uno de sus movimientos después de tanto tiempo encadenado. Antes de cerrar la puertecita de metal profirió un grito triunfante y lleno de burla.

- ¡¡¡Que te diviertas, “sujeto biológico NOV-06 96, tu vida será cómo un lecho de rosas aquí abajo!!!

Leído 1211 veces

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Jueves, 28 Marzo 2013 09:14 publicado por Trysha

    Mis felicitaciones, un gran capitulo y me encanto ver como fue que se libero, en todo caso se tenian merecida esa fuga... no me gusta el trato que les dan, siempre estuve por la causa mutante (Xmen) de hecho no soporto a spiderman, desde que hicieron ese cruce entre xmen y spiderman y el se negaba a ayudarlos porque no se consideraba de ellos.... en la peli 2 cuando el hermano llama a la policia y denuncia a Iceman me da una rabia que si fuera hijo mio lo mato por denunciar a su hermano.
    jajaja que freek el comentario
    bueno gran capitulo, un besote.

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Domingo, 31 Marzo 2013 20:30 publicado por Alice_abysm

    :O Wow, sin duda un gran capitulo, me encanto. Y que usara esa forma de gatito, me recordo al gato de shrek cuando colocaba su carita tierna para que no lo hirieran XD
    Esta historia esta genial, espero el siguiente capitulo :)

  • Enlace al Comentario Mandragás Jueves, 04 Abril 2013 03:03 publicado por Mandragás

    Hola Black, ya empecé a leer esta saga, el primer capitulo me pareció prometedor. Ahora puedo decir que tienes un estilo muy cinematográfico, parece que estuviera uno viendo una película. La historia se va complicando poco a poco en tu magia habitual. De seguro sabrás acoplarle un buen desenlace. Bravo!

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.