"El arte del comerciante consiste en llevar una cosa desde el sitio donde abunda al lugar donde se paga cara."

(Sir Laurence Olivier)

Sábado, 12 Enero 2013 12:47

EL DIABLO DE...

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

 

EL DIABLO DE…

 

Valencia, 2022

-Madre ¿Puedes darme más patatas?

-¿Qué se dice? –me preguntó, mientras levantaba la olla de las patatas.

-¿Por favor? –pregunté sin saber muy bien la respuesta.

-Así me gusta- mi plato se volvió a llenar de comida y con una sonrisa volví a sentarme junto a mis hermanos.

Mi madre se sentó a mi lado y nos sonrió a los tres mientras cenábamos. Era un día como cualquiera, yo dando patadas a mi hermana Sofía y mi hermano Diego poniéndome caras raras. Nuestra madre siempre nos decía que dejáramos de hacernos daño, que la violencia no conducía a nada, siempre ha sido buena con nosotros.

Y el teléfono sonó, mi madre se levantó limpiándose la boca y lo cogió se lo puso a la oreja y rápidamente se giró para mirarnos con los ojos abiertos, llenos de pánico como si estuviera mirando a fantasmas, al ver la cara de mi madre tuve miedo.

Mi madre colgó el teléfono, más bien lo tiró y nos decía que fuéramos a nuestras habitaciones a recoger nuestras cosas. Corrimos al sótano, abrimos la puerta de metal y fuimos a recoger las maletas de emergencia.

Salimos de la casa y nuestra madre nos guió hacía el monovolumen rojo. Mi hermana estaba tan asustada que no paraba de llorar, nuestra madre nos decía que nos calmáramos, que todo saldría bien, que nada nos ocurrirá, que ella nos protegería. ¿Protegernos de qué?

Mientras conducía empezó a llover muy fuerte, íbamos a muchas velocidad, intentaba mirar por la ventana, pero la lluvia me impedía ver más de 10 metros. Y entonces en un instante vi dos luces que se acercaban a nosotros a gran velocidad. Impactaron contra nosotros y dimos la vuelta.

-… ¿Madre?... ¿Sofía? –No podía ver nada, me limpie los ojos con la manga, era sangre, mi sangre, la cabeza me sangraba. Pensé en lo idiota que era que no me puse cinturón. Entonces vi a mi hermana colgar y a mi hermano en el suelo. Me acerqué a ella y la desate, cayó al suelo. Miré a mi madre, ella tan bien estaba inconsciente.

            Escuché pasos. Debajo de la lluvia se podían escuchar pasos que se acercaban, y no eran pasos rápidos listos para ayudar. Eran pasos lentos, burlándose de su enemigo, acercándose con vacilación. Y esa persona se agacho, era un hombre, estaba agachado enfrente del asiento de mi madre, no le veía la cara, el asiento me lo tapaba, pero vi su figura y escuché su voz.

-¿Por qué lo hiciste? ¿No tenias suficiente, no lo tenias todo? Me has decepcionado…   -escuché la respiración agitada de mi madre. Y oí como intentaba decir algo. La pude ver por el retrovisor y cuando ella abrió los ojos me vio y con un esfuerzo dijo.

-La Di…la Diva… dorada.

 

 

 

 

 

 

 

El diablo de los huesos dorados

 

La moneda de bronce

Primera Parte

 

 

Dublin, 2032

-Ah, aquí está mi chico favorito, cuánto tiempo sin verte Jimmy… bueno, seguro que con 16 tacos querrás que ahora te llamen James, ¿verdad? –miré a Nicolás y le sonreí y le hice un gesto de afirmación. Miró por encima de mí y sonrió, vio a mi hermana. –Sofía! Pero aquí está la chica más guapa del mundo, da un abrazo a tu tío.

-Hola Nicolás. –Dijo Sofía, mientras dejaba en el suelo su pesada maleta. –Cuanto tiempo. Me muero por comer algo.

-Ja, sí, habéis viajado mucho por lo que he oído, no os dejan casi ni respirar… supongo que no podéis decirme el motivo de vuestra visita.

-Lo siento tío Nicolás, tenemos en mente acabar con esto antes de que termine la semana. –le dije. Parecía un poco disgustado, Nicolás es de los que le gusta tener una grata compañía, pero no tenía tiempo para quedarme de vacaciones.

-Bueno, no pasa nada. Ir dejando vuestras cosas por donde podáis, os traeré algo de comer. –Se dirigió hacia la puerta y se giró –me alegro de veros chicos. –y se marchó.

            Tenía razón, no nos dejaban nunca descansar, siempre estábamos en movimiento. Ojala pudiéramos fugarnos mi hermana y yo, pero ambos sabemos que siempre estaremos con una pistola en la nuca.

            Mi hermana abrió su maleta, empezó a sacar su equipo: móviles, portátil, radio de frecuencia corta, micros, cámaras espías, bombas de humo, etc. Siempre más vale prevenir que curar, pero jamás llevamos armas, es una regla que me impuso mi hermana… nuestra norma más absoluta, jamás usar armas de fuego.

 

Valencia, 2022

 

-¿Qué hacemos con ellos mi capitán?

-…Matad a los críos, no quiero testigos.

-Esperad, no hagáis nada malditos animales. –Un hombre salió de la nada, vi sus zapatos, se acerco al coche y se agachó delante mío. –Vaya, tres chavales, eh? Miré señor Alonso ¿pero ve la edad de estos chicos? ¿Es capaz de matar a estos pobres muchachos?

-Sí, pero no quiero problemas, estos niños son los únicos testigos.

-Pues suerte para nosotros tenemos un sistema educativo que puede hacer que estos niños olviden lo sucedido.

-Creo que son lo suficiente grandes como para no olvidarlo.

-Veo que no opinamos lo mismo –El hombre con el rostro palido y guantes de cuero se levantó, miró al hombre que intento matarnos, y en un instante le disparo. Por fin vi al asesino de mi madre, con una bala en el corazón sangrando como un puerco.

-Tomás, Kadaja, llevad a estos chicos junto a la Diva Dorada, ella sabrá que hacer.

-¿Es necesario molestar a la señora con asuntos como estos?

-En efecto, todo lo que venga de mi parte recibiría la atención de la señorita Diva Dorada. –el hombre guardo su pistola y se dirigió a su coche negro.

-Sí, señor Aitor.

 

 

Barcelona, 2022

            Tenía los ojos tapados, las manos atadas, no sabía a dónde me llevaban. Durante varias horas mi viaje había sido así. Sentía miedo, pero miedo de que a alguno de mis hermanos le ocurriera algo, miedo a que jamás volvería a ver a mi madre y sabía que nunca lo haría. Escuché un ruido, la puerta del vehículo se abría. Me cogieron de la ropa y me sacaron. Estuve caminando varios minutos, por un camino de piedra. Escuchaba el agua, pero no estaba lloviendo, más bien era una fuente. Oí como una puerta de metal se abría, por la tardanza que tuvo en abrirse supuse que sería enorme. Me enviaron dentro, perdí la orientación y me caí. Alguien me levanto como si estuviera hecho de plumas.

            Pasaba el tiempo, o al menos eso creo, no sabía si el tiempo iba lento o rápido. Y al final me sentaron. Me desataron y me quitaron la venda de los ojos. Y al ver aquella horrible criatura di un grito.

-No, no te asustes querido, no voy a hacerte daño.

            Era un señora, aunque en ese momento no estaba seguro, era la cosa más horrible que había visto en mi vida. Estaba aterrorizado, tuve que apartar la mirada, esa especie de momia con vida me miraba fijamente.

-Mmm, creo que eres el mayor de los tres, si no me equivoco. -Llamó mi atención. Había visto a mis hermanos. La miré enfurecido, pero no demasiado, todavía no me fiaba si era humana. –Vaya, para tu edad pareces bastante listo. Sí, siempre me sorprende nuestro método. Enseñar… Educar… mostrar, nuestra verdad.

            Se aparto de mí y miró a uno de sus hombres.

-Tráeme a los otros dos y dile a Aitor que venga. –Se fue corriendo, esa señora se puso detrás de su escritorio de oro y se sentó en ese cómodo sillón. Así parecía más aterradora.

            Y escuché a mis hermanos. Eran ellos, me miraron, con lágrimas en la cara. Un hombre me cogió y me puso junto a ellos. Y aquel hombre, que impidió que nos mataran también estaba. Nos miro unos segundos y se dirigió a esa deformación de mujer. La señora seguía sentada mientras me sonreía. Pude ver sus afilados dientes.

-Aitor, que alegría verte de nuevo. –El hombre se quedó callado un momento.

-A mí también me agradaba verla de nuevo.

            Ni a un perro le gustaría ver a esa señora, lo juro.

-Veo que me has traído nuevos invitados.

-Tres niños que han sufrido un accidente de coche y vieron morir a su madre. Les he traído para que les pongas en una familia decente o que alguien les… eduque.

-Te olvidas la parte importante querido. He oído que has matado a uno de mis hombres. –La señora puso cara de tristeza, y se levantó. –Era una persona muy respetable y bastante buena haciendo su trabajo.

-A mi… no me lo pareció.

-No me gusta que mis recursos más preciados se reduzcan y menos si alguien de mi organización  es el causante. Y solo por estos… críos, has sacrificado un recurso importante. –Le miró fijamente a los ojos, con aires de desprecio. Pero luego nos miró a nosotros y los aires de superioridad volvieron a ella.

            La señora se acercó a Aitor y se puso frente a él, muy de cerca.

-Has acabado con una persona importante para mí. Pues para compensar la balanza yo te quitaré una persona importante para ti… Elige. –Aitor mostro impresión. Tal vez ya sabía a qué se refería. Nos miró de nuevo.

-No… no lo haré.

-Tú los has traído aquí, tú me has quitado una cosa y yo te quito una cosa tuya, así es el trato… ojo por ojo. O eliges a uno o los tres pasaran a ser una carga para tu frágil mente…

            Aitor la miró con odio, parecía el único del lugar que se atrevía a mostrar lo que de verdad sentía por ella, el más amargo desprecio. Pero no se atrevía a contradecirla.

-Y tú le mataras… -Mis hermanos volvieron a llorar, yo estaba a punto de mearme encima, pero mi hermano se adelanto.       

            Los hombres nos sujetaban para que no nos fugáramos. Aitor aparto la mirada de la señora y vino hacía nosotros mientras sacaba su arma. Y empezó a apuntarnos a todos. Fui el único que no lloraba, solo le miraba, él se dio cuenta. Y me apunto. Tenía el dedo en el gatillo, parecía que lo iba a apretar. Pero de repente apunto hacía otro lado y disparo sin mirar… a mi hermano Diego.

            Lo vi caer, ya no se escuchaban llantos, ni siquiera de mi hermana que en ese momento se quedo paralizada. Se quedó mirando el cadáver de nuestro hermano.

-Bien, creo que has escogido bien Aitor. No soportaba más ese lloriqueo. Puedes irte.

            El hombre del rostro pálido guardo su arma y se dirigió a la salida sin decir nada. Y la señora le paro.

-Y Aitor… no vuelvas a desobedecerme, no quiero que jamás vuelva a ocurrir nada como esto, seguro que piensas igual.

            El hombre se giró.

-Por supuesto… -le hizo una mirada asesina –...Diva Dorada.

            Me pregunté quién era ella y por qué fue ese nombre la última cosa que mi madre me dijo al morir.

 

 

Leído 1303 veces
Andrew Ryan

 

Lo que me salvó la vida fue tener a alguien apoyandomé y ayudandomé en los momentos dificiles. Fue el apoyo de una persona quién me ayudo a seguir adelante. 

 

No dudeis en enviarme vuestra critica. Recibiré vuestros consejos con entusiasmo :)

 

jorgelegendarybcn@gmail.com                                               

6 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Sábado, 12 Enero 2013 16:29 publicado por Trysha

    Jaime... le tenia mucho respeto y logre desarrollar cierto afecto con èl... sabes siempre he pensado cuando se trata de la diva que tu le conoces y la odias jajaja pero me encanta como la destrozas de tantas maneras--
    No se que decirte tus historias son impresionantes, de verdad que sì... en la vida solo he conocido a una persona que me ha logrado atrapas asi...
    Mis felicitaciones de nuevo y Gracias.

  • Enlace al Comentario Trysha Sábado, 12 Enero 2013 16:29 publicado por Trysha

    Jaime... le tenia mucho respeto y logre desarrollar cierto afecto con èl... sabes siempre he pensado cuando se trata de la diva que tu le conoces y la odias jajaja pero me encanta como la destrozas de tantas maneras--
    No se que decirte tus historias son impresionantes, de verdad que sì... en la vida solo he conocido a una persona que me ha logrado atrapas asi...
    Mis felicitaciones de nuevo y Gracias.

  • Enlace al Comentario Andrew Ryan Sábado, 12 Enero 2013 18:10 publicado por Andrew Ryan

    Gracias como siempre Trysh, me alegra de verdad que te guste.

    Sí, he vuelto con la historia de El angel de los huesos dorados.

    Voy a hacer esta nueva historia sin que haga falta haberse leído "el ángel de los huesos dorados", aunque el mundo es el mismo.

    Esta vez la historia tomará un rumbo diferente, nuevo protagonista, y nuevos... antagonistas.
    La historia de el diablo... se separara "en parte" de el ángel de los huesos dorados.

    Como veréis, salen algunos protas ya conocidos. Pero como he dicho, esta nueva historia la escribiré como si fuera otra cosa diferente y por si hay alguien quien no haya leído el anterior puede comenzar esto sin problema alguno.



    La personalidad del nuevo protagonista también será distinta, no será tan alocada como Jaime.

    Como también veis, utilizaré la misma estructura de escribir. Haré bastantes flash-backs. Espero no liaros demasiado.

    Y... de momento no se me ocurre que más contar.

    Siento el tocho, pero me hacia ilusión. No sé, cuando terminé el ángel de los huesos dorados me sentís satisfecho. Pero me encantaba el mundo que había creado y la idea de volver era inevitable, tenía tantas ganas.

    Siendo sincero, me ha costado volver con esta historia. No sabía como empezar, a demás, tenía que relacionarlo con Aitor y con la Diva y... con alguien más que no diré por el momento. Y la fecha tenía que coincidir, elegir los sitios y tal. Para hacer este capitulo me llevo bastante tiempo XD, más de lo que hubiese gustado XD


    Pues nada, espero que os haya gustado. Como digo, es una historia diferente, algo relacionado y tal... pero aunque no haya leído el anterior no importa, te enteras igual.

    Y ahora, sí alguien le apetece hacer alguna pregunta de esta nueva historia o de la anterior que no le haya quedado clara, yo encantado de contestar, siempre.

    Bueno, de nuevo gracias.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Lunes, 14 Enero 2013 17:28 publicado por Blacknordok

    BIEEEEEEEN!
    Nueva historia del ángel, me encanta, de verdad.
    Ya estoy esperando el siguiente XD

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Sábado, 19 Enero 2013 18:52 publicado por Alice_abysm

    Que bien, personajes muy familiares en la historia, ojala salga bellotita! le tome cariño XD
    Me gusto la historia, a ver como continua, espero la siguiente :)

    PD: Me cuesta imaginarme como sera de fea la pobre mujer XD jajajaja, ahora me da curiosidad saber si la has inventado o te basaste en alguien más XD jajjaja (curiosidad morbosa XD

  • Enlace al Comentario Mandragás Lunes, 21 Enero 2013 08:39 publicado por Mandragás

    Buen comienzo! me atrapaste! muy bien escrito y estructurado, me gusta!

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.