"La vida es un montón de insignificantes e irónicas ruinas."

(Pier Paolo Pasolini)

Jueves, 06 Septiembre 2012 20:08

The Tudors: Un nuevo comienzo (5)

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

El día de la boda llego sumamente rápido, la boda real fue avisada oficialmente al reino y todo el pueblo compartía un ambiente festivo, era emocionante y único que el Rey contrajera nupcias por tercera vez.
Sophie se había levantado sumonte temprano ese día, si es que en algún momento se durmió. Antes de la salida del sol ella ya se encontraba trabajando en su peinado, los tirabuzones de su cabello eran hechos uno por uno, enrollando pequeños trozos de género en ellos, los primeros rayos del sol la descubrieron sentada frente al espejo, ella miro se descubrió tirando los royitos de su cabello y se rio pensando en el aspecto que tenia la futura Reina en ese momento, se miraba divertida cuando de pronto un destello llamo su atención, giro su cabeza y observo los destellos provenientes de su vestido de novia, un hermoso vestido blanco, con encajes bordados en oro y plata, entallado a su figura, simple, pulcro y sublimemente elegante, un vestido digno de una reina.
Su hermana llego en la mañana con tres de las criadas, y su nana, la mujer que las había criado junto a su madre en la infancia, y a quien habían dejado de ver hacia tres años cuando su hermana se caso, la futura reina corrió a los brazos de la mujer y la abrazo, las dos mujeres la llenaron de mimos, despejaron sus miedos y sus dudas, y además como ultimo regalo, llenaron su habitación de hermosas rosas y lirios blancos. Ese día fue muy hermoso y especial para Sophie, al caer la tarde ya estaba lista, con los nervios propios de cualquier mujer está a punto de casarse con el Rey, pero fuera de eso, tranquila.
Juliett acompaño a su hermana al carruaje, la ayudo a subir y luego de despedirse con un beso de ella, se acerco amorosamente a su padre y le explico con hermosas palabras que tuviera mucho cuidado de ahora en adelante, porque ella no permitiría que Sophie sufriera nunca, y sonriendo agrego.
-          ¡Dios salve a la Reina y le dé basta descendencia! Y haciendo una graciosa caravana se subió a su carruaje.
Durante la marcha del carruaje  al palacio de York, Sophie pudo tomar conciencia de lo que estaba haciendo, la gente salía a las calles para poner flores a su paso, verla y saludar con pañuelos, esto la conmovió mucho, mientras que su padre la observaba analíticamente.
De pronto ante sus ojos apareció imponente el castillo,  de piedras labradas y numerosas torres, a lo lejos las fanfarrias ya anunciaban su llegada, una alfombra roja fue colocada por donde su carruaje debía transitar. Ella descendió y fue ovacionada por los asistentes que se encontraban presentes, sus inmensos y vividos ojos cafés, refulgían hermosamente de emoción.
Faltaban pocos minutos para que se escuchara la marcha nupcial
Sophie y Edmund estaban afuera de las puertas de roble
- ya sabes Sophie a los pocos días le dirás a tu marido que me dé un buen lugar en la corte después de todo me lo merezco
Sophie lo miraba un poco perturbada
- si padre dijo con la voz algo temblorosa
Ella no podía entender la frialdad de su padre esperaba un poco de cariño un '' te extrañare'' o un '' te vez hermosa '' porque su padre no era como el resto no le importo venderla por una posición
- estoy muy orgulloso de ti - dijo Edmund, en menos de un minuto el corazón de Sophie empezó a latir con fuerza, era la primera vez que su padre decía algo como eso
- por fin haces algo bueno - termino la oración y con eso apagando todas las esperanzas de saber que su padre le amaba
Qué bueno que tenía a Juliett con ella estaba segura que todo sería más soportable con su hermana acampándola,
Empezó a sonar la marcha nupcial y grandes puertas de roble se abrieron
Sophie empezó a caminar con la cabeza en alto al lado de su padre, aunque sus nervios eran evidentes los murmullos no se hicieron esperar, junto con las miradas de envidia, rabia, e inclusive pudo observar por el rabillo del ojo algunas sonrisas
- sonríe dijo bajo Edmund - Sophie inmediatamente deslizo en sus labios una gran sonrisa, para los que no la conocían quedaron complacidos con su gran sonrisa pensado que la futura reina iba llena de dicha por su futuro
Pero a lo que no pudo engañar fue a su hermana ella conocía todo lo que escondía esa sonrisa y empezó a llorar lord Anthony a su lado le dio un pañuelo para que se secara las lagrimas
A su lado todos pensaron que su llanto se debía a la felicidad, pero lord Anthony tenia la pequeña sospecha de que ella no estaba tan complacida con la unión sin embargo se quedo callado
- gracias su gracia - susurro Juliett llevándose a la cara el pañuelo secándose las lagrimas y con eso intoxicándose con su olor varonil
- es lo menos que puedo hacer mi lady - le susurro
- y si me decapa mi intromisión mi señora deje me decirle que lady Sophie estará bien ya verá, la ayudare a cuidarla, aunque no creo que sea necesario su majestad se portara implacablemente con ella,  además usted vivirá en el palacio, cuente conmigo susurro
- Juliett algo asombrada respondió con una gran sonrisa
- muchas gracias mi Lord - exclamo algo sonrojada al ser descubierta por un completo extraño
Mientras esto sucedía la boda iba en pleno auge ya enrique y Sophie se habían encontrado tomados de las manos escuchando al cardenal
- te vez muy hermosa querida, tu gran belleza me ha hecho muy dichoso, y lo seré aun mas cuando pueda llamarte mi esposa - susurro el rey con voz ronca en el oído de Sophie
- Sophie sonrió y se sonrojo fuertemente
- muchas gracias su alteza - dijo con voz bajita
- Henry - dijo el
- muchas gracias Henry - dijo Sophie con un sonrojo mas fuerte
El rey sonrió ampliamente
Los invitados sonrieron complacidos
- ella lo hará muy feliz - dijo por lo bajo lady Brandon a su esposo
- eso espero por el bien de él, de ella y del pueblo - dijo charles
Sophie y el rey encontraban diciéndose sus votos matrimoniales, prometiendo lealtad, fidelidad, amor y comprensión
Hasta que el rey escucho las palabras más esperadas desde que inicio la boda
- puede besar a la novia - dijo el cardenal
Enrique giro a Sophie quedando frente a frente ella cerró los ojos con nerviosismo y se inclino hacia ella, ella pudo sentir su escancia y su respiración
Y la primera caria de sus labios sobre los de ella, esa sensación mágica que siente al primer beso , él como hombre experimentado roso esos labios con suma delicadeza, disfrutando el momento sublime del primer rose, sintiendo por primera vez, el palpitar de un corazón desbocado que se entrega por primera vez al placer del amor, y él sería el afortunado que la iniciaría en todas y cada una de las expresiones de la pasión , ella respondió como pudo ya que al no tener experiencia temía que no fuera a gustarle
Al separarse el rey puso su frente junto a la de ella
- señoras y señores les presento al rey Enrique VIII y a su esposa la reina Sophie tudor reyes de Inglaterra
Sophie y Henry caminaron hasta cruzar la puerta del palacio listos para montarse al carruaje este los llevaría por las principales calles del reino para que el pueblo pudiera verlos y los conduciría a la abadía de Westminster donde se realizaría la ceremonia de coronación.
 
La imponente abadía se abrió ante sus ojos, pudo ver las fastuosas torres que la coronaban y apreciar con asombro los detallados, los rayos dorados del atardecer caían mágicamente sobre ella destacando aun más sus vitrales.
Al llegar las fanfarrias hicieron mella en su corazón, el rey amorosamente sujeto su mano y con una mirada llena de deseo y pasión le indico que no tenía nada que temer, sosteniendo en alto su mano avanzo con ella hacia el interior.
Por dentro los rayos dorados se volvían oro puro, contuvo un segundo la respiración y avanzo junto a su esposo, sonriendo tímidamente, un centenar de pendones con los colores y el emblema real saludaban fastuosamente desde las alturas, mientras que a su paso toda la corte se inclinaba, las fanfarrias siguieron sonando hasta que llegaron al altar.
Ahí el Arzobispo de Canterbury le dijo: promete y jura gobernar los pueblos de reino unido de gran Bretaña e Irlanda.
La Nueva reina respondió: lo prometo solemnemente y con una seguridad que jamás había escuchado en sí misma.
 El Arzobispo de Canterbury agregó: y procurar en la extensión de su poder que todos sus juicios estén presentidos por la ley, la justicia y la misericordia
La reina respondió: si
Arzobispo de Canterbury tras una venia a la reina continuo: mantendrá con todo su poder las leyes de dios y la verdadera profesión del evangelio Mantendrá en el reino unido la religión protestante reformada establecida por la ley Mantendrá y preservara la iglesia de Inglaterra, su doctrina, culto, disciplina y gobierno tal como establece la ley  Y preservara los obispos y clericós de Inglaterra y las iglesias a su cargoTodos los derechos y privilegios que por ley le están reconocidos
La reina respondió: lo prometo, todo lo que hasta aquí he prometido lo cumpliré y guardare con ayuda de Dios, el silencio reinante era abrumador y la solemnidad de la ceremonia indescriptible, el rey la observaba complacido, en su cabeza fue colocada una corona  similar a la que usaba el rey en sus manos se colocaron el cetro real y la orbe.
Señores les presento a lady Sophie tudor su reina indiscutida, por lo tanto todos los que han venido este día a presentarle vasallaje y servicio están dispuestos a hacerlo
Todos gritaron: lo juro, la más emocionada era Juliett quien totalmente conmovida por el momento y con los ojos anegados en lagrimas de emoción se desvaneció, movimiento al que estuvo muy atento Lord Anthony quien no la dejo desplazarse ni 5 centímetros cuando ya la estaba sujetando junto a su pecho y pidiéndole que respiraba.
 
 
 
 
 
El corazón de Sophie latía fuertemente no podía ver a su hermana todavía si no hasta después de la coronación
Mucha gente se acerco a dar sus felicitaciones entre ellos duques, condes marqueses, los mejores amigos de enrique fueron presentados ante la nueva reina que los recibió con una sonrisa amable
Ciertamente Sophie, estaba empezando a agotarse, pero tenía que ser amable aprender a dejar de quejarse porque de ahora en adelante su vida sería más agitada
De camino al castillo enrique y Sophie compartieron algunas palabras y besos robados por parte del rey Sophie le había pedido al rey sobre la estancia de su hermana en el castillo sin embargo el rey simplemente sonrió y Sophie no supo si eso era una respuesta
Los St Clair se acercaron a felicitar a los novios
- sus majestades mis más sinceras felicitaciones - decía Edmund con una sonrisa algo hipócrita - hija mía me haces sentir muy orgulloso el día de hoy
Sophie lo miro duramente un rato, seria eso considerado una falta de respeto pero ahora ella era la reina tenía todo el derecho a hacerlo
-Edmund beso las manos de ambos reyes
- muchas gracias lord St Clair no está demás decir que mi esposa será muy feliz el día de hoy
- gracias padre - dijo Sophie respondiendo monótonamente.
 
- majestades se inclino Juliett respetuosamente
Sophie sonrió alegremente al ver a su hermana el rey vio enseguida el cambio de actitud de su nueva reina y sonrió complacido
- les deseo mis más sinceras felicitaciones, espero que su matrimonio sea muy largo, prospero y este lleno de la decencia que mi Rey desea.
Sophie sonrió ampliamente, y respondió
- gracias juli
- mi querida hermana. Mi esposa me ha anunciado sus deseos de que permanezcas en el castillo y vivas con nosotros para mi seria un placer que aceptara y que con ello haga muy feliz a mi reina
Los ojos de Juliett se hicieron agua y acepto la propuesta inmediatamente con una inclinación de cabeza y una amplia sonrisa, Sophie sonrió satisfecha al ver la cara de su padre
- es muy agradable de su parte majestad y con gusto acepto su propuesta dijo inclinándose y sonriéndole a su hermana
Gracias susurro
Pero fueron interrumpidos por el sonido de una trompeta
- su majestad la princesa María tudor todos en la sala se inclinaron ante la presencia de la reina y los reyes se levantaron de sus tronos
María empezó a caminar nerviosamente mirando a su padre
A Sophie se le aguaron los ojos se sentía identificada con la princesa, y se prometió a si misma hacer que Henry aceptara con más facilidad a su hija y le demostrara su amor con más frecuencia
Al llegar. Al frente de los tronos se inclino
- padre, madre felicitaciones por su unión, deseo gran prosperidad en su matrimonio
El rey sonrió complacido a su hija y espero la reacción de Sophie. La cual se acerco y beso ambas mejillas de la chica y susurro en su oído inaudible.
- prometo hacerte feliz
-la princesa sonrió esperaba una Ana Bolena mejorada
- madre le traigo un presente
Se inclino posando una cajita en las pequeñas manos de Sophie
Que con ayuda del rey abrió la cajita descubriendo un precioso anillo.
Muchas gracias princesa- dijo Sophie volviendo a besar a la niña.
Enrique deslizo el  anillo en el dedo anular derecho de su mano
- muchas gracias María sonrió, enrique y para sorpresa de todos abrazo a su hija María conmovida le respondió el abrazo
- nos daría mucha más felicidad se compartes con nosotros el resto de la fiesta
Sentándola al lado derecho del trono
Su majestad la princesa Elizabeth Tudor
Todas las miradas se centraron en la pequeña Sophie se levanto del trono Y camino hasta donde la niña y la abrazo
- hola lizzy mi nombre es Sophie seré tu mama, que dices
- la pequeña niña sonrió y la abrazo con sus pequeños bracitos
Todos los ojos estaban fijos en la sala, se sabía que el rey dudaba que la pequeña Elizabeth fuera su hija, sin embargo, la nueva reina trataba a la niña con tanta dulzura que dejo a todos impresionados incluyendo el propio rey
Le tomo la manito y camino con ella hasta donde se encontraba su padre la niña hizo una pequeña inclinación y repitió las palabras practicadas por su tutora
- felicidades padre
Enrique la miro a los ojos y sonrió sentando en sus piernas a niña realmente el rey estaba sorprendiendo a todos hoy
Los reyes se sentaron y la fiesta continúo
Muchos bailes fueron presentados en honor de los reyes, también hubo algunos malabaristas que pretendían amenizar la celebración y varios juglares que cantaron parabienes para los nuevos reyes.
Leído 1355 veces
Lila

Adoro escribir historias, en especial con mi Amiga.

http://unviajealpasad.blogspot.com/

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Viernes, 07 Septiembre 2012 01:59 publicado por Alice_abysm

    Que gran capitulo, y esa ternura que demeustra sophie con todos a su alrededor, es admirable. Haber como le ira con su nueva vida de casada y si se termina enamorando del rey. Mi pareja favorita es juliett y anthony asi que esperare sus apariciones :) Me encanto el capitulo, espero el siguiente :D

  • Enlace al Comentario Trysha Viernes, 07 Septiembre 2012 08:32 publicado por Trysha

    Una boda arreglada que emocion... estadisticamente tienen mas exito que las que se casan por amor...
    a riesgo de parecer superficial... ES EL REY!!!!! amarlo es deber real, no??
    yo lo amaria jajajaj.... me encanto un besote.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.