"Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo."

(Simone de Beauvoir) 

Sábado, 05 Septiembre 2015 20:31

Luna llena

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Observaba  la luna preguntándose por qué también ella la había abandonado, cuál sería el cruel hechizo  que le impedía ahora sentir aquella frenética lujuria, que la guiaba desde lo más profundo de sus entrañas a ser calculadora y cruel, a buscar y cazar.

Recordaba las noches de cazar incautos, de tener pobres borregos elegidos con el solo fin de satisfacer sus más bajos deseos, deseos que ya se habían extinto.

Observaba la luna fría y brillante, cual lámpara de cristal sin mayor significado, ausente de sonidos, de aullidos, carente de latidos, ya sin manadas, sin jaurías, sola en un cielo negro aterciopelado, sola como ella se sentía ahora.

Aletargada, somnolienta, deseando que el sueño la llevará a evocar aquellas noches de cacería, se rindió al no hacer nada, vegetando , conformándose con un frio haz de luz que se colaba por las ventanas, y de pronto lo sintió, toda la lujuria contenida en una sola voz, un llamado que no estaba dispuesta a rechazar.

Impaciente, corrió a esa voz, ahora lo sabía, su luna tenia nombre, de nada valieron los No, los no quiero verte o tenerte, porque ella era una hembra en celo, anhelante de sentir su piel, blanca, perlada, azulada como los ojos, había encontrado el secreto de la luna.

Suavemente se fue acercando, sintiendo ese olor fresco y suave de la noche que ahora parecía estar contenido en su piel, dejo sus labios deslizarse , escuchaba lo que él decía, y de todo corazón deseaba complacerlo, deseaba hacer caso a lo que le pedía…

Deseaba… un deseo primitivo se apoderado de ella, deseaba complacerlo, muy complacido, deseaba entregarse a su piel, que él se  apoderarse de ella, deseaba darle placer, sentir sus manos en sus caderas y sus dientes por todo su cuello, deseaba un lobo frenético, incontenible, deseaba ver su risa de satisfacción, algo decía, pues sus labios se movían, algo pedía, alejarse, no vernos, insano, palabras sueltas le llegaban, por favor, peticiones extrañas  y ella solo quería que pidiera más, más de ella, más de su cuerpo, más de su carne.

Algo decía él, algo sobre el silencio, un secreto, algo que ella escuchaba y que ya no le importaba, porque escuchaba los aullidos en sus entrañas, en sus muslos, en su piel, sin dudarlo se abalanzó sobre él, y se entregó, jadeante voluptuosa y sensual.

Sintió como la invadía y embistió con más fuerza, sus rodillas buscaban torpemente una posición cómoda mientras se dejaba llevar por sus instintos más básicos, era tiempo de promesas, de gemidos, de jadeos ahogados, segundos robados, minutos eternos, hasta que se fue, algo le dijo él al marcharse  sin dejar de mirar la luna llena.

Noche de lobos, fue su respuesta, a lo que quiera que dijera y suavemente mordisqueo su cuello, quizás él no la quería, en su lado consciente, quizás él esperaba poder decirle que no y que ella se rindiera, pero algún día él entenderá que los lobos son fieles a sí mismos, a sus jaurías y a la luna. Y él era ahora para ella la única luna.

Leído 726 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

Más en esta categoría: « Amigo
Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2017 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.