"El fin de tener una mente abierta, como el de una boca abierta, es llenarla con algo valioso."

(Gilbert Keith Chesterton)

Domingo, 24 Marzo 2013 17:03

El Ángel que no podía volar Parte 4

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)
El Ángel que no podía volar Parte 4 Paso dos semanas después del intento de asesinado hacia Yuuki y a mí, el hombre al cual dispare para protegerla no había muerto, los vecinos cercanos del lugar donde habíamos estado escucharon el arma dispararse y llamaron a la policía, el fue detenido y llevado a la cárcel, les conto todo lo sucedido a los policías, tanto como Yuuki y yo estábamos en peligro mientras el padre del niño que salvamos. Ella y yo sabíamos que debíamos prepararnos para cualquier cosa pero mi prioridad era protegerla, desde que la había conocido había aprendido muchas cosas, prendí cosas de la vida de mi mismo que no sabía, yo le había prometido ayudarle a cumplir sus sueños y yo estaba decidido a no morir hasta cumplir mi promesa. -Daniel, vamos -dijo ella sonriendo como siempre, yo asentí con la cabeza. Cuando salimos a la calle mi celular empieza a sonar, pregunte quien era y escuche a un niño gritar, su voz del niño se me hacia familiar, ella noto mi preocupación y dijo que pusiera en altavoz, ambos escuchamos al niño gritar- ese es…. -Eduardo-dijo Yuuki, esa era el nombre del niño que rescataron hace tiempo, era el hijo del hombre que nos intento matar-oye Eduardo responde ¿Qué sucede? El no respondió pero se escucho otra voz allí, era la voz de su padre de Eduardo-vengan ustedes dos solos, a la casa abandonada cerca al colegio, Nazareno, no llamen a la policía, no traigan a nadie, vengan solos-él había colgado, sabíamos que había una trampa allí. -tenemos que ir-dije seguro de mis palabras, sabía que antes hubiera recorrido a la policía, pero ese hombre no se iba con juegos, debíamos rescatar a Eduardo, Yuuki estaba seria también pensó lo mismo. Ambos nos dirigimos corriendo hacia esa casa, la casa era una grande, con ventanas rotas, estaba deshabitada durante mucho tiempo. Abrí la puerta, el lugar estaba oscuro, mas adelante pude ver unas velas caminamos hacia una habitación grande, parecía la sala principal, ambos vimos al niño amarrado a una silla, había un hombre viejo tirado en el suelo, herido y golpeado, aun estaba vivo, le ayudamos a levantarlo, ambos deducimos que era el abuelo del niño. El nos apunto con su arma, yo me puse en medio y saque un cuchillo que había traído por cualquier cosa, Yuuki se sorprendió a ver que lo había hecho no dijo nada, solo desato al niño de la silla y lo cargo, el hombre tenía los mismos ojos del asesino que intento matarnos, sabía que debía atacar, me lance a atacarlo pero este lo esquivaba y empezaba a reírse, sin darme cuenta me patea con tanta fuerza que me hace soltar el cuchillo, este me sujeta del cabello y me empieza a golpear, rápidamente intento liberarme pateándolo pero no lo lograba, en eso el me tira al suelo y me apunta con el arma-muere-dijo con una sonrisa fría y malévola, cuando jala el gatillo veo como una silueta aparece frente a mí y me protege, era Yuuki que se había puesto para protegerme-no…, Yuuki tu.. -lo siento, adiós-dijo ella lentamente cerraba los ojos, yo me desesperaba, el niño abrazo a su abuelo, el estaba llorando, su abuelo lo abrazaba y trataba de tranquilizarlo. Yo la deje en el suelo y coloque sus manos juntas, agarre el cuchillo y me acercaba hacia él, yo solo movía la mano, mis ojos volvieron a perder ese color, Yuuki estaba muerta, el hombre se aburrió y me golpeo, caí al suelo y me volvió a levantar, yo tenía la cabeza agachada, solo pude ver cómo me apuntaba con su arma-no te preocupes, la veras en un momento-me dijo, el me disparo, la bala me hizo retroceder, veía como la sangre salía de mi y empezaba a caer al suelo, yo cerraba los ojos lentamente, mientras lo hacía podía ver el rostro de Yuuki y podía escuchar su voz-No voy a rendirme, no voy a morir, si muero será luchando-él se sorprendió a verme avanzar siguió disparando pero ninguna bala me caía, yo me acerque y le incruste el cuchillo, el retrocedió y cayó al suelo soltó el arma y empezó a sangrar-Yuuki-caí al suelo y cerraba los ojos lentamente. Volví a abrir mis ojos, estaba parado en el cielo, veía a las nubes pasar por mi costado, las aves pasaban junto a mí, empecé a caminar y pude ver un parque donde los niños jugaban felices, podía ver un parque donde las personas se divertían sonreí a ver eso, en ese momento recordé cuando me dispararon y toque la parte donde había caído la bala, cuando revise no había nada, no había herida, era como si nada hubiera pasado-¿estoy muerto?-dije, en ese momento empecé a buscarla-Yuuki-me desespere, gritaba su nombre, unas lagrimas cayeron de mis ojos mientras decía su nombre. -Daniel…-escuche su voz diciendo mi nombre, voltee y allí estaba ella parada, tampoco con la herida de la bala, sonríe a verla. -lo siento también he muerto-dije limpiándome los ojos, ella corrió hacia mí y me abrazo, yo la abrace fuertemente. Ambos nos sentamos, en el cielo y empezamos a mirar a las personas jugar, veíamos a las personas que habíamos ayudado felices, ella sonrió- esto es el adiós-dije. Ella lo negó con la cabeza, ella me dijo que íbamos a desaparecer como una sola persona- Yuuki…-una lágrima volvió a caer de mi-perdón, perdón, prometí ayudarte a cumplir tus sueños, que te protegería, yo no lo logre, no lo logre. Ella me sostuvo de la mano-está bien, me alegro conocerte y haber pasado todo esto contigo, gracias por haber estado ahí conmigo siempre-yo llore al escuchar sus palabras y la abrace, lentamente empezábamos a desaparecer, nuestras lagrimas empezaron a caer, parecía como si estuviera lloviendo, antes de cerrar los ojos por última vez, vi el rostro de una persona, pude sentir una paz increíble y pude sentir esperanza, cerré los ojos y sonreí. Volví a abrir los ojos, vi que estaba en un cuarto de un hospital, alce mi mano y vi también que tenia vendas por todas partes, en ese momento pude ver a Yuuki en mi mente, quise llorar pero no lo hice, me saque todo lo que tenia y me levante, pude sentir el dolor que había provocado la bala, aun estaba vivo entonces, eso quería decir que ella también lo estaba. Salí de la habitación y camine buscando diciendo su nombre-Yuuki.
Leído 2510 veces
akim villa

ps soy un chico de 16 años me gusta escribir y soy fanatico de las historias de terror y fantasia soy peruano y espero que les guste mi historia

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.