"Podemos detenernos cuando subimos, pero nunca cuando descendemos."

(Napoleón Bonaparte)

Domingo, 30 Diciembre 2012 04:48

Aquella persona especial

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

 

“Cuando menos te lo esperas, tu vida puede cambiar en unos segundos.”

 

Humillar, golpear, ofender, insultar, machar, mentir. Es lo que hacía, es lo que me divertía, es lo que hacía que me sintiese vivo. Observo mí alrededor y veo suplicas, llantos y lagrimas. Observo mí alrededor y veo a mis amigos, que al igual que yo son unos monstruos.  Observo mí alrededor y contemplo todo aquello que he destruido, las almas que he dejado rotas, todo por mi culpa.

Día tras día, recuerdo aquellas peleas, una y otra vez, sangrando por la nariz, por la boca. Desde pequeño ya mostraba agresividad, incluso con mis mejores amigos. Engaños, siempre con engaños y mentiras, les miraba a los ojos y les mentía cada vez que hablaba. Yo era una mentira.

Me han dado muchas oportunidades, más de las que puedo recordar. Siempre, poniendo esperanza en mí, y como siempre decepcionando a todos los que me rodeaban.  No lo aprovechaba, no quería hacerlo. Y una vez más, humillar, golpear, ofender, insultar, machar y mentir se cogía de la mano con mi vida.

Me sentía bien, vivo, el mejor. Por mucho que me cayese siempre me levantaba para devolver el odio que sentía.

Podía decepcionar a muchas personas, pero a una en especial siempre me miraba con los ojos llenos de lágrimas. Una persona que había cuidado de mí siempre, desde que nací. La única que ha sabido cómo era en realidad. Y día tras día, la veía llorar, la hacía daño, de una forma indirecta. Aunque sé que no fue siempre culpa mía.

No, siempre hay alguien más. Una persona a la que conozco y a la que desconozco. Una persona que ha estado ahí siempre para ignorarme, para demostrarme que era invisible para él. Una persona falsa por las mañanas y en colgado por la noche. Ese desconocido también le hacía daño a esa persona especial. Por culpa de los dos ella sufría, día tras día.

Aún verla en ese estado yo siempre rechacé la idea de ayudarla, por muchas lagrimas que desprendía. Mi cabeza me decía que la ayudase, pero no pude. Ese fue el error de mi vida, por ello se intento suicidar. Era extraño, por mis actos la gente que hacía sufrir también habían pensado en el suicido por mi culpa, pero ellos no me importaban, solo ella. Y la vi, estirada sobre la cama, pastillas y alcohol en mano. Mirándome, fijamente. Y la miraba, y no estaba seguro si podía mantener la mirada, me recordaba todo lo que había hecho hasta ahora. Un monstruo es lo que me decía que era con la mirada.

Y al final, al que siempre rechacé, fue llorar. Pero pudo conmigo, abracé a aquella persona, intentando pedirle perdón y que no se fuera. Tiré esos dos desencadenantes de la muerte y llamé a esa persona desconocida para mí. Pero lo único que quería era que le colgase, que se librara de mí, ya tenía su nueva familia o no. Eso da igual, me dejo ahí, con mi culpabilidad mirándome.

Recuerdo aquel día como si fuera ayer, cada detalle, cada segundo, todo el rencor que había por entonces. Aunque no recuerdo el día, el mes, ni el año en que se produjo. Yo era joven, bastante joven. Creo que demasiado joven como para ver a esa persona intentar suicidarse delante mío.

Desde aquel día he odiado a aquella persona en silencio, sin que yo mismo lo supiera. La he odiado siempre, pero no lo sabía. La he odiado por aquel día, por intentar dejarnos. Por mostrar el monstruo que era. Pero me he dado cuenta de eso hasta hace unas semanas, cuando recordé todo. Todo aquel día. Un día que se había desvanecido en mis recuerdos, hasta que un día lo recordé. Y lo recordé por culpa de unas personas que contaban sus desdichadas vidas. En ese momento solo supe contar cosas sobre aquella persona desconocida, pero mientras lo contaba, lo recordé. Y maldije ese día en el que lo recordé. No quería recordarlo, y esas personas me lo hicieron recordar. Aunque ese día no conté aquel recuerdo.

Me miré al espejo y vi en la nueva persona en la que me había convertido, alguien más pacífico, más humilde, sin rencores, ni odio. Y me odie por eso. Porque recordé que yo antes no era así, que era un monstruo. Un monstruo que también odiaba, pero echaba de menos aquel monstruo. Echaba de menos sentirme vivo. Me dije a mi mismo que lo que era ahora, era una mentira. No era mi verdadero yo. Mi verdadero yo era en realidad un monstruo.

No soportaba la idea, una y otra vez. Pensando en cómo volver a mi antigua vida, a la que había dejado atrás por aquel fatídico día.

Hasta que un día, un grupo de gente me salvo. Personas a las que solo había conocido meses antes, pero que ya habíamos compartido muchas cosas. Ellos intentaban ayudarme, intentando convencerme de que yo no era un monstruo, que tal como me conocía yo era alguien digno de admirar. Yo lo único que pensaba que a la que ellos se refería era a mi falso yo. Una mentira para el mundo.

Recuerdo que una persona del grupo se reunió conmigo, me acompaño a un lugar apartado. Una persona que admiraba, ella fue quién me convenció de que no era un monstruo. Ella me dijo que mirara hacía delante, que la mirase. Y la abracé, fue la única manera que tuve para reaccionar. La única manera para agradecerle lo que había hecho por mí. Arreglo mi vida.

Al día siguiente, me miré al espejo. Y lo primero que hice, fue sonreír.

“Lo más importante de todo, es que haya alguien que te ayude a levantar tu carga”

Leído 1866 veces
Andrew Ryan

 

Lo que me salvó la vida fue tener a alguien apoyandomé y ayudandomé en los momentos dificiles. Fue el apoyo de una persona quién me ayudo a seguir adelante. 

 

No dudeis en enviarme vuestra critica. Recibiré vuestros consejos con entusiasmo :)

 

jorgelegendarybcn@gmail.com                                               

8 comentarios

  • Enlace al Comentario Gouda Jazz Domingo, 30 Diciembre 2012 06:36 publicado por Gouda Jazz

    Has tocado varios botones de mi propio pasado, Andrew. Más que nunca, magnífico. Sigue exprimiendo este melón tuyo, aún hay mucha pulpa por sacar ;) Un abrazo!

    ¿Un consejo? No reniegues del monstruo, forma parte de tí quieras o no. Sólo hay que domarlo :P

  • Enlace al Comentario Trysha Domingo, 30 Diciembre 2012 12:49 publicado por Trysha

    Un texto intenso, intimo, primero agradezco que tuvieras la confianza de compartirlo...
    Mi maestro me enseño que si quieres la rosa, debes tomarla con las espinas y todo. Que de la vida tomara todo, lo bueno y lo malo, las risas y las lagrimas, sin renegar jamas de nada.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Domingo, 30 Diciembre 2012 21:04 publicado por Blacknordok

    Conmovedora historia, Andrew. Creo que en el fondo todos tenemos esa parte más oscura y egoísta, sin excepción. Pero hay quien lo maneja mejor que otros.

  • Enlace al Comentario Nilufar (Ella) Domingo, 30 Diciembre 2012 23:58 publicado por Nilufar (Ella)

    Wow, Andrew, te felicito por este escrito, tan profundamente conmovedor y escrito desde el corazón. Como algunos ya te han dicho, todos llevamos un monstruo dentro, no siempre las formas aparentemente más agresivas son las más agresivas. Abraza a ese monstruo y así podrás abrazar el monstruo de los demás, y desde esa tolerancia hay sanación.... un abrazo!

  • Enlace al Comentario RyuNET Lunes, 31 Diciembre 2012 01:08 publicado por RyuNET

    me conmovió mucho lo que has escrito, me sentí reflejado en algunos momentos de tu relato.
    lo único que se me ocurre en estos momentos es decirte que nuestros actos determina quienes somos.
    realmente buena reflexión, te felicito, ha sido impecable y me llegó a doler el estómago al leer tus lineas.

  • Enlace al Comentario Mandragás Lunes, 31 Diciembre 2012 03:06 publicado por Mandragás

    Ciertamente Andrew, debo sumarme a mis compañeros en sus comentarios, tu flecha a apuntado a los corazones con muy buen tino, al menos el mío se ha partido en dos. Yo no creo ser un monstruo, mi colección de cadáveres es sólo un hobby. ;)
    Bravísimo Sr. Ryan.

  • Enlace al Comentario Andrew Ryan Miércoles, 02 Enero 2013 11:38 publicado por Andrew Ryan

    Gracias, de verdad, gracias. No sé mu bien que decir.La verdad es que llevo algún tiempo intentando comentar algo, pero no estoy muy seguro de que decir exactamente.
    Me he leído vuestros comentarios, varias veces, tenéis razón, uno de mis problemas fue aferrarme al pasado, porque en el pasado y hoy me había considera una especie de monstruo, de algo de lo que no estoy orgulloso.
    Me ha costado escribirlo, porque aunque nadie me conozco personalmente, me sentía bastante inseguro mostrándolo, pero han ocurrido momentos que me han hecho reflexionar sobre mi mismo.
    Gracias a esa amiga, he cambiado, al menos he cambiado mi forma de pensar. Le debo mucho.
    Algunos me decís que el monstruo hay que domarlo o luchar contra él. Yo creo que al menos para mí, lo que me convendría más es aceptarlo, tal como fue y decir, esto ya ha pasado, no hay nada que hacer. Pero aun así aceptando las consecuencias que eso pueda suponer.
    Gracias de nuevo por vuestro apoyo. Siento no haberos respondido antes, como he dicho no sabía muy bien que decir. Gracias. Y se que llego un poco tardé pero no he tenido ocasión de deciros que este 2013 sea un buen año para todos vosotros.

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Domingo, 06 Enero 2013 01:57 publicado por Alice_abysm

    Wow, una estupenda reflexion y bastante intima, en cuanto al tema de que te sientas inseguro, yo creo que cada uno de los que estamos escribiendo aqui, colocamos partes de nosotros, ya sea en un personaje, o una situacion, los poetas se desnudan ante nosotros sin pudores, en cambio los escritores de prosa, pueden disfrazar ese monstruo como un personaje secundario restandole importancia, negandose a verlo. Tal como has dicho, al monstruo hay que aceptarlo, tambien derrotarlo y vivir con él. Por que es nuestra parte oscura, neustra sombra, y siempre va a estar ahi siguiendonos, como un perro fiel, en silencio. Cada experiencia es valiosa, independiente si es agradable o desagradable porque nos enseña algo, querer, odiar, alegria, tristeza, rabia, amor, tranquilidad.

    Una valiosa experiencia de vida, solo tú puedes aprovechar al maximo lo que obtuviste de ella y utilizarlo en el futuro para tu provecho. Me gusto! :D

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.