"Lo único que quiero para mi entierro es no ser enterrado vivo."

(Conde de Chesterfield)

Lunes, 12 Agosto 2013 09:48

Hello cruel world (11)

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Kaname había estacionado su auto en un camino de tierra, a unos metros de ahí. Se escabulló entre los árboles para ir a la dirección que consiguió obtener. Se enteró por muy buena fuente, que varias personas habían presentado quejas contra una vieja edificación que apenas se mantenía a  las afueras de la ciudad. En sus mejores años, el lugar había sido una preciosa casona perteneciente a un tal señor Cole pero hace unos años, se produjo un sismo de mediana intensidad y echó parte de la edificación al suelo, dejándola inhabitable. A kaname le pareció curioso que ese tal Cole no haya querido recuperarla, por lo que había oído, el hombre tenía un sustancioso dineral entre manos, producto de sus múltiples negocios que nadie conocía en qué consistían. Eso hizo la historia muy atrayente, así que kaname le pidió a un amigo de la oficina, que investigara un poco sobre ese hombre y en cuanto tuviera la información, se la enviara al móvil. Avanzó  despacio, procurando no pisar las ramas secas que pudieran alertar de su presencia. Miró el reloj para confirmar que eran un cuarto para las doce, así que apuró el paso. La edificación estaba tal cual la recordaba de la última vez, vieja, roída por el tiempo y algunos vagabundos que la tomaron por refugio en años anteriores. Se disponía a entrar cuando una luz lo hizo ocultarse tras unos matorrales y vio como seis pares de hombres, sacaban unas grandes cajas de madera para dejarlas en el suelo. Segundos después, una mujer de cabello castaño salió del lugar para dar unas indicaciones antes de responder su móvil. Kaname intentó acercarse un poco más pero dio un mal paso y en el silencio de la noche, se escuchó el crujir de una rama.

 

-Mierda- murmuró para emprender la retirada pero no sin antes mirar como la mujer hacia un gesto con la mano y dos de los hombres fornidos se dirigían hacia donde él estaba oculto, cargando unas pistolas.

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Amelia logró escabullirse entre el gentío que andaba por el centro y sonrió un poco. Estaba muerta de cansancio pero solo tres cuadras la separaban de llegar hasta la comisaria y contactar con Joshua. Cruzó de calle para apresurar el paso pero la vista comenzaba a tornársele borrosa y la falta de aire se hacía presente. Pensó que no lo conseguiría pero forzó a sus pies a moverse, tenía que llegar con Joshua, tenía que darle el mensaje de Liam, tenía que hacerlo pronto antes de que se cumpliera la hora y temía que eso ocurriría en cualquier momento. Continuó corriendo casi por inercia y estaba a punto de desmayarse cuando un par de manos la sostuvo por los hombres. Amelia se aterró al pensar que esos hombres la habían capturado pero se relajó visiblemente al comprobar quien era.

 

-¿Amelia?-

-Gracias a Dios, Roy…-

-Pero tú…- dijo el mayor sin salir de su asombro.

-Joshua…- murmuró la pelirroja- Necesito hablar con Joshua…es… es urgente…-

 

Roy la ayudó a caminar y entró a la comisaria mientras le gritaba a uno de los policías que trajera agua y llamaran una ambulancia. La pelirroja estaba por desmayarse cuando vio una silueta familiar en el pasillo y luego escuchó esa voz.

 

-¡Amelia!- gritó Joshua acercándose corriendo a su lado- Oh Dios… ¿Estás bien?-

-Ayúdame a llevarla hasta la sala de descanso- dijo Roy y entre ambos la llevaron para recostarla sobre el sillón. Joshua la miró con genuina alegría y Amelia quería abrazarlo para asegurarle que todo estaba  bien pero no tenía mucho tiempo y Liam dependía de ella.

-Escúchame… Joshua…- pidió en un murmullo, las fuerzas la estaban abandonando- Liam… me ayudó a escapar… me pidió que te dijera…- cerró los ojos para intentar recuperar el aliento- Donde las ratas se ocultan, está el gran premio… que espera por tu bien, que seas tan valiente como Teseo…-

-¿Qué significa eso?- preguntó Roy mirándolo pero Joshua no lo escuchaba.

-¡Amelia!-

 

La pelirroja ya no podía más, con lo último de sus fuerzas le dio el preciado mensaje a Joshua y su cuerpo ya no soportó el esfuerzo, enviándola a la inconsciencia.

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Joshua sacudía a su amiga para despertarla hasta que Roy lo apartó para asegurarle que solo dormía, que estaba agotada y con un poco de sueño se repondría. El policía se tranquilizó al oír eso y pudo respirar con normalidad.

 

-Necesito que te concentres, Joshua, ¿Qué quiso decir con eso, Liam?-

-No lo sé- respondió mirando a Amelia pero Roy lo tomó por los hombros.

-Necesito que te concentres, quedan solo ocho minutos para que lo que sea que ocurrirá, pase. Si Liam logró sacar a Amelia para darte ese mensaje, es porque sabía que tú podrías interpretarlo, no hagas que el esfuerzo de Amelia sea en vano-

-Roy-

-Vamos Joshua, estoy seguro que eres el único que puede entender a Liam y cuando comienza con sus divagaciones-

 

Joshua asintió y se levantó para dar vueltas por el cuarto mientras decía las palabras de Liam en voz alta.

 

- “Donde las ratas se ocultan, está el gran premio y espera por mí bien, que sea tan valiente como Teseo”- el policía miró a Amelia y luego se afirmó en la pared, no podía dejar que el esfuerzo de Amelia haya sido en vano- Donde se ocultan las ratas… veamos… las ratas viven en las alcantarillas… ¿Lo que buscamos está en la alcantarilla?- se preguntó a sí mismo pero negó despacio- Vamos, eso no es posible, no lo tomes tan literal, Joshua, las ratas se refiere a esos hombres… sí, eso tiene más sentido, “Donde se esconden las ratas, está el gran premio” Veamos… Ratas… ratas… quizás se refiere a que son más de una persona, un grupo- dijo mirando a Roy- Y el gran premio…  debe esta refiriéndose a quién está detrás de todo esto-

-Eso tiene sentido- dijo Roy- Pero ya barajamos la hipótesis de un grupo, precisamente de una secta-

-Es cierto… Liam no nos diría obviedades, quizás… “Ser tan valiente como Teseo”- Joshua dio una vuelta por el cuarto- Teseo y el minotauro, Teseo fue valiente y entró al laberinto… Teseo… Laberinto… minotauro…- Joshua entrecerró los ojos antes de soltar una exclamación- ¡Pero claro!- salió corriendo del cuarto y Roy lo siguió, ambos se detuvieron en la recepción, donde había un gran mapa de la ciudad enmarcado.

-Habla, Joshua- pidió el mayor.

-Ya lo entiendo, las ratas se mueven por alcantarillas pero ese no es lugar donde se encuentra Liam, así que la segunda frase, no se refiere al minotauro, ni a Teseo en sí, si no a su valentía de adentrarse en el laberinto- se giró a mirar a Roy- ¿Qué hay en la ciudad, similar a un laberinto, por donde podrían correr las ratas que buscamos?-

-Dios… La red de túneles que hay bajo la ciudad-

-Exacto, ambos sabemos que esas cosas no se han usado desde hace más de cincuenta años, lo cual es el escondite perfecto, casi nadie en la ciudad lo recuerda-

-Maldición, ve con Amelia, yo me haré cargo de esto-

-Sí-

 

Joshua regresó a la sala de descanso para mirar a su amiga que dormía. Había conseguido interpretar el mensaje de Liam y esperaba no equivocarse con sus suposiciones pero había algo que no calzaba, algo no estaba bien. Esos túneles se habían construido mucho antes de que se edificara la ciudad y pocas personas tenían conocimientos sobre ello, lo demás solo eran rumores y leyendas urbanas que nadie conseguía probar. En ese momento una duda asaltó su mente y se detuvo en el centro del cuarto.

 

-Espera un poco… esos túneles se usaron por últimas vez hace cincuenta años, son pocas las personas que conocemos sobre ellos y podríamos asegurar que no son un mito pero Liam llegó a la ciudad hace cuatro años… ¿Cómo sabe sobre la existencia de esos túneles subterráneos?- algo en su interior comenzó a inquietarse- Liam descubrió lo de los medallones, Liam logró conseguir que liberaran a Amelia, Liam sabe cosas que… difícilmente alguien más podría saber…- esa última idea lo atemorizó y luego de asegurarse que Amelia dormía, se sentó frente a la computadora para teclear un poco antes de mirar los registros, buscó y buscó pero el resultado siempre fue el mismo- Nada… no hay nada sobre Liam antes de que se mudara a la ciudad… ¿Qué demonios significa esto?-

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Liam miró la habitación y agradeció que al menos hubiera una cama. Se recostó suspirando antes de cerrar los ojos, ahora solo podía esperar, dentro de muy poco comenzaría el verdadero show que esos hombres tramaban. Sonrió un poco sin poder evitarlo.

 

-Cada ficha en su lugar- murmuró en un tono nostálgico y sacudió un poco la cabeza, a pesar de los años, seguía conservando la costumbre de hablar como “él”- Hay animales que pueden sentir cuando su final está cerca… creo que el mío llegará pronto-

 

Luego de eso se quedó en silencio, sin abrir los ojos ni moverse sobre la cama. Lo que sea que fuera que tramaban esos hombres le importaba una mierda, tenía cosas mucho más importantes de las cuales preocuparse y una promesa que cumplir. 

Leído 927 veces

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Martes, 13 Agosto 2013 16:23 publicado por Trysha

    ahora Líam es un traidor??? Bueno no me sorprende ciertamente siempre es la rata, vez porque me cae mal Amelia si casó puedo verla con su vestido blanco y la flecha en el pecho mientras todos los demás hacen lo que deben...
    He dicho jejeje me encanta la historia un besote

  • Enlace al Comentario Blacknordok Domingo, 18 Agosto 2013 13:44 publicado por Blacknordok

    Más que un traidor parece que tenga un pasado tortuoso. Quizá formó parte de algún grupo como el de la noche más larga.

    Muy intrigante el camino que está tomando la historia, yo lo que espero es que el padre de Alice acabe teniendo un papel interesante.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2017 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.