"Permítanos hablar, aunque mostremos todos nuestros defectos y debilidades:

porque ser consciente de ello y no esconderlo es una señal de fortaleza." (Herman Melville)

Domingo, 04 Agosto 2013 18:53

Hello cruel world (9)

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Alice estaba mirando hacia su derecha cuando vio a dos hombres que pasaban muy rápido, por unos segundos, vio como los collares que usaban en sus cuellos brillaban por el reflejo del sol del atardecer.

 

-Alice- la joven se volteó para tomar el helado que le entregaba su padre- ¿Qué ocurre cariño?-

-Nada… es solo que- el ruido del teléfono la detuvo y miró a Ismael sonriendo- Contesta papá-

 

El hombre le entregó su helado para sacar el teléfono y miró el número fijamente antes de levantarse para apartarse un poco de la banca y responder mirando hacia la entrada.

 

-¿Qué sucede Eliot?-

-Primero se saluda, ¿No te lo enseñaron tus papás?- el hombre suspiró.

-Hola, ahora dime qué quieres-

-Eso está mejor-

-Te dije que estaba de vacaciones y no quería que me molestaran, si es por el siguiente libro, diles que aún tengo dos semanas para terminarlo y-

-Relájate amigo, solo quería saber cómo iba todo con Alice-

-Bastante bien- respondió Ismael relajándose- Sabes que no me gustan mucho las ciudades pero aquí no se está mal-

-Claro que sí, es más divertido que tu pueblito, si quisieras, te podría llevar a unos lugares sensacionales-

-Ni de broma, ya te conozco y no quiero que me lleves a esos antros de perdición- Eliot se rio.

-Que grave, era para festejar tu nuevo trabajo, si no te diviertes más seguido, Ismael, te volverás un viejo gruñón-

-Idiota-

-Quizás nos veamos pronto, mañana estaré por allá-

-¿Eh?-

-Uno de mis compañeros se enfermó y resulta que el autor que estaba asesorando se encuentra viviendo por allá, así que iré a tratar unos asuntos con él y buscar el manuscrito-

-Ya veo-

-Podríamos ir por unas copas, ¿te parece bien la idea?-

-Claro, llámame cuando llegues-

-Hecho, nos vemos y diviértete Ismael-

-Nos vemos-

 

El hombre colgó suspirando y regresó con Alice para comer su helado mientras conversaban. Eliot era la persona que habían puesto en la editorial para tratar los trabajos pero fue inevitable que se hicieran muy buenos amigos, Eliot era todo un personaje y un digno objeto de investigación, a veces no lo entendía pero bajo toda esa bohemia era un buen hombre.

 

-¿Trabajo?- preguntó Alice.

-Eliot- la joven lo miró fijamente- No es lo que piensas, está cubriendo a alguien y vendrá mañana a la ciudad-

-Ya veo, eso significa que vendrá a verte también ¿Cierto? Eliot es muy divertido-

-Eso es cierto pero como haga algo más idiota de lo usual, lo mandaré de regreso a la editorial-

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Joshua estaba inquieto, hace unas horas que encontraron el cadáver de esa mujer pero aún no tenían una identificación. Cuando terminaron de reunir evidencia en el lugar cercano. Joshua fue al hospital para hablar con el forense, tenía un presentimiento y quizás lo confirmaría. Antes de entrar realizó una llamada pero no obtuvo contestación así que dejó el mensaje.

 

-Hola kaname, soy Joshua, ¿Dónde estás? La mujer que se llevó a Liam del estacionamiento… la encontraron muerta bajo el puente Barnicot, llama cuando escuches esto y avísame si encuentras algo-

 

El policía apagó su teléfono para dirigirse a la morgue del hospital regional. Avanzó raudo por los pasillos hasta que llegó donde estaba el nuevo forense. Rezaba internamente porque Amelia e Ismael estuvieran a salvo, estaba seguro que su amigo la protegería pero por más listo que fueran Ismael, desconocía los propósitos de esos hombros y aun estaba lo que ocurriría dentro de un par de horas, de cinco horas para ser más exactos.

 

-Hola Marcos-

-Joshua-

-¿Cómo va todo?- preguntó acercándose a la mesa, parece nuevamente había llegado justo para manosear al cadáver.

-Estaba por comenzar, ¿Podrías ayudarme?-

-Claro- dijo ocultando su desagrado pero luego recordó algo- En uno de los anteriores cadáveres, Ismael encontró un medallón en el interior-

-Curioso, ¿En qué parte?-

-Como por aquí-

 

Dije señalando la parte baja del abdomen de la mujer. Marcos procedió con la autopsia, haciendo el corte inicial para abrir el torso de la mujer. Joshua se mantuvo firme aunque las nauseas estaba comenzando a invadirlo. Vio como el forense metía la mano para buscar el dichoso medallón y tal como lo sospechaba Joshua, ahí estaba.  Lo tomó entre sus manos para limpiarlo con algo de llave y vio que tenía una inscripción pero está vez, solo era una “letra” que fácilmente reconoció, de sus tiempos de escuela.

 

-“Beta”- dijo mirando el medallón- Que extraño, este solo tiene grabado esa letra y no hay ninguna inscripción-

-¿Significa algo para ti?- preguntó el forense.

-No, solo me recuerda cuando nos hacían medir los ángulos de los triángulos en la escuela-

 

Joshua guardó el medallón en una bolsita de plástico. Estuvo con Marcos cerca de una hora antes de marcharse de regreso a la comisaria para enseñarle a Roy lo que acababan de encontrar en el cadáver de la mujer y como procederían con lo que ocurriría esta noche a las 23:55.

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Liam observó fijamente al hombre, intentando recordar de donde le parecía familiar. Nunca había tenido una buena memoria con las caras, si no las veía seguido por un tiempo, no los recordaría ni aunque de ello dependiera su vida.

 

-Me rindo- dijo el forense suspirando- ¿De dónde se supone que nos conocemos?-

-Está bien, no es necesario que lo recuerdes ahora, Liam- respondió el hombre con una gran parsimonia

-¿Y cuáles son tus planes? Entiendo de qué va todo esto pero sigo sin comprender que harán hoy cerca de la media noche-

-Pensé que ya tendrías alguna idea, Liam, te creía una persona más lista-

-Bueno, si quitas el tenerme aquí contra mi voluntad, esposado y amenazarme de muerte y con matar a mi amiga. Fuera de eso, estoy siendo todo listo que se puede-

-Me gusta tu sarcasmo, Liam-

-Y Bien ¿Esto tiene algún nombre?- preguntó Liam levantándose para mirarlo fijamente- Admito que los mensajes en latín le dan cierto misticismo pero matar a tus propios seguidores-

-No son mis seguidores Liam- respondió el hombre tranquilamente- Ellos son solo peones en este juego, las verdaderas piezas están por reunirse-

-¿Qué piezas?-

-Dentro de poco ocurrirá, Liam- dijo el hombre dándole la espalda sin dejar de sonreír- La muestra de amor más grande que puedas imaginar-

-En honor a ti ¿Verdad? En honor a su supuesto Dios-

-¿Dios? ¿Piensas que yo soy Dios?- soltó el hombre sin voltearse- ¿Qué es exactamente lo que piensas de esto, Liam? Creo que tienes mal los conceptos aquí-

 

El forense mantuvo la mirada fija en el hombre mientras movía sus manos despacio para abrir las esposas. Era un viejo truco que le enseñó uno de sus amigos en sus tiempos de universidad. Consiguió abrir la esposa de su mano derecha pero se mantuvo en su lugar.

 

-Vamos, siempre es lo mismo- dijo Liam mirándolo- Juegas a ser el gran salvador del mundo y con palabras bonitas haces caer a todas esas personas, ¿Cuál es tu propósito?- inquirió- No eres un salvador, ni el nuevo Dios, solo eres un idiota con complejo de salvador, un egocéntrico, narcisista y manipulador-

-¿Terminaste con tus insultos?- respondió tranquilamente el hombre- Estás muy equivocado Liam y lo entiendo- dijo volteándose para caminar hacia él y tomarlo por la barbilla- De mí no puedes ocultarlo, Liam, ese vacío que sientes, yo sé que eres un hombre listo y me ha quedado más que claro pero las personas como tú, que realmente contemplan este mundo, al contrario de todos esos otros que creen observar cuando realmente no hacen más que mirar- Liam le mantuvo la mirada- Las personas como tú y como yo, contemplamos el mundo desde otra perspectiva y hay cosas que cuando las ves, ya puedes hacerlas desaparecer, por más que lo desees- el forense entrecerró los ojos.

-Hay algo que si sé con certeza y es que tú, ya no podrás seguir mirando las cosas desde tu cima-

 

Antes de que el hombre reaccionara, Liam se abalanzó sobre él para golpearlo y logró dejarlo en el suelo, colocando la cadena de las esposas contra su cuello.

 

-Ahora, a menos que quieras acabar aquí y caerte de tu pedestal, harás lo que yo te diga- el hombre no respondió y la puerta se abrió.

-¡Suéltalo!- gritó una mujer apuntándole con un arma y luego entró el hombre de la máscara de zorro.

-Le sugiero, señorita, que baje su arma, a menos que quiera ver la caída de su señor-  el hombre de la máscara de zorro le indicó a la mujer que bajara el arma.

-¿Qué quieres?- preguntó mirándolo.

-Amelia… dejen ir a la chica que está encerrada conmigo y no se atrevan a lastimarla-

Leído 801 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Trysha Lunes, 05 Agosto 2013 10:16 publicado por Trysha

    Una historia inquietante, siguen apareciendo personajes y me encantaría saber que es lo que pasa en esos dos dias.... te juro que estoy esperando... ansiosamente.
    Un besote enorme

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2017 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.