"Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro. Pero lo hacen para estar completamente seguros

de que se encuentra de verdad bajo tierra." (Georges Benjamin Clemenceau)

Martes, 09 Julio 2013 12:48

Hello cruel world (6)

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

El humo lo forzó a toser y forcejeo contra la puerta una última vez más antes de afirmarse en ella e intentar respirar por la pequeña abertura. Sus ojos comenzaron a cerrarse y le costaba respirar. Su cuerpo estaba cediendo ante la fatiga y cuando ya creyó que todo estaba perdido, que el humo lo asfixiaría y el fuego calcinaría su cuerpo. Un ruido llegó del otro lado, le dio un pequeño golpecito a la puerta cuando esta abrió de golpe y Joshua cayó en el pasillo del primer piso. Alguien lo levantó con prisa, su brazo fue pasado por el hombro de la persona y una mano lo sostuvo por la cintura para sacarlo del lugar. El aire fresco le sentó de maravilla y cayó de rodillas tosiendo un poco y dando grandes bocanadas de aire. Cuando logró regularizar su respiración, alzó la vista para tomar esa mano que le ayudó a levantarse.

 

-Kaname…-

-Parece que llegue justo a tiempo-

-¿Qué haces aquí?- preguntó el policía algo confundido, no se esperaba a kaname hasta un par de horas más.

-Amelia me envió un texto y supo que estaba en problemas, así que la rastree por su GPS y aquí estoy-

-Muchas gracias, kaname, de no ser por tu ayuda, estaría muerto-

-¿Y Amelia?-

-No lo sé, el lugar estaba vacío y alguien me encerró en una especie de sótano, sea quien sea, se llevó a Amelia-

-Mierda-

-Voy a encontrarla, ese sujeto no se saldrá con la suya-

 

Kaname le ayudó a levantarse y estuvieron conversando un poco antes de que llegaran las patrullas. Joshua le explicó lo ocurrido a Roy y este envió a algunos de sus subordinados para que se encargaran de apagar el incendio y Caín se encargó de revisar la casa en compañía de dos oficiales más.

 

-¿Tienes alguna idea de porque estaba aquí?- pregunto Roy mirando a Joshua y luego a kaname.

-Tú lo sabes muy bien- dijo kaname mirando al policía- Amelia estaba siguiendo una pista relacionada con los suicidios y claramente la encontró-

-¿Insinúas algo?- soltó Roy sereno.

-Sabes muy bien lo que insinuó, si le hubieras creído a Amelia, esto no estaría pasando-

-Nadie la obligó a investigar, no es su trabajo-

-Correcto, es tu trabajo- dijo indicando a Roy- Y no lo has hecho bien-

-Kaname por favor- pidió Joshua interponiéndose entre ellos- Yo me haré cargo de esto, señor- dijo mirando a Roy- Por favor-

-Bien-

 

Joshua vio como su jefe se iba al interior de la casa y luego se volteó a kaname serio. Él también estaba muy alterado con todo lo ocurrido, especialmente porque no sabía de que eran capaces esos hombres y tenía miedo de que la lastimaran.

 

-Por favor cálmate, kaname, no conseguirás algo de esta forma-

-Lo sé-

-Vamos a encontrar a Amelia, ella es inteligente, sé que nos dará otra pista de su ubicación y la rescataremos-

-Joshua-

-Necesito que colaboremos en esto para dar con ella-

-SI-

-Vamos al departamento de Amelia, quizás dejó algo ahí que nos ayude a encontrarla-

-No Joshua, cuando a Amelia se le mete algo en la cabeza, es capaz de estar todo el día y la noche fuera de casa hasta dar con algo, no creo que haya ido a casa-

-Maldición-

-Vamos a seguir sus pasos, conozco muy bien a Amelia y sé que para comenzar a buscar ira al lugar donde estuvo la última víctima-

-El padre que se suicido con su hijo- Kaname asintió- Vamos hacia allá de inmediato-

 

Joshua fue a hablar con Roy para contarle lo que harían y este accedió para que fuera, diciéndole que llamara en caso de que algo ocurriera. El policía regresó junto a kaname.

 

-Bien, ya podemos irnos-

 

EL policía subió a su motocicleta y kaname condujo siguiéndolo de cerca. EN ese momento, Joshua recordó que Liam quería decirle algo pero como estaba liado con lo de Amelia no lo escuchó. Se prometió llamarlo más tarde, cuando el forense terminara su turno a las nueve de la noche.

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Liam miró el reloj suspirando y terminó de escribir los informes que le quedaban por el día. Se aseguró de dejar todo bien cerrado y sostuvo las dos carpetas café en su mano mientras se pasaba el bolso por la cabeza para dejar la correa en su cuello y se lo arregló bien. Se despidió de algunas personas que aun quedaban trabajando a esa hora y tomó el ascensor hasta el primer nivel del estacionamiento. Marcó un número en su teléfono mientras esperaba llegar al estacionamiento.  

 

-Hola Joshua-

-Liam, estaba a punto de llamarte, siento lo de hace un rato pero tuve unos problemitas-

-¿Está todo bien?-

-Si quitamos el hecho de que intentaron matarte, todo bien-

-La emoción del trabajo- dijo Liam sonriendo un poco- ¿Encontraste a Amelia?-

-No, se la llevaron antes de que llegara…-

-¿Necesitas ayuda?-

-Kaname esta ayudándome, no te preocupes, ¿Ocurrió algo?-

-Un pequeño contratiempo, debes tener cuidado Joshua, alguien entró a la morgue y robó el informe y las grabaciones de voz que hice sobre las últimas víctimas de suicidio-

-¿Estás bien?-

-Sí, no te preocupes, ya las reescribí y pasaré a dejarlas a la comisaria-

-¿Aun estás en el hospital?-

-Sí, estoy en el estacionamiento, ya me marcho a casa-

-Estoy cerca de ahí, ¿Me puedes esperar unos minutos? Hay algo más en lo que me gustaría pedirte ayuda-

-Claro- respondió Liam- Te espero en la entrada-

-Gracias Liam, dame diez minutos y estoy allá-

 

EL forense guardó su teléfono, se dirigió a su auto y guardó sus cosas en los asientos traseros para luego dirigirse a la entrada del hospital. Joshua llegó puntual y Liam le entregó la carpeta que traía.

 

-¿Estás bien, Joshua?-

-Sí, no te preocupes, todo está en orden-

-SI puedo ayudarte con lo de Amelia-

-Te lo agradezco Liam pero por el momento, no creo que puedas ayudarme… kaname está conmigo, así que seguiremos buscando-

-Joshua-

-Sé que Amelia estará bien, es lista y encontrara la manera de decirnos su ubicación-

-Eso es cierto- dijo Liam revolviendo los cabellos del policía- Sabes que si necesitas ayuda solo debes pedírmelo-

-Lo sé, Liam, por cierto- Joshua buscó en sus bolsillos y sacó un papelito para entregárselo al forense- Quizás puedes ayudarme con esto, el anciano lo tenía en su mano-

 

Liam miró los numero detenidamente “23551709201” era demasiado largo para ser una fecha, quizás coordenadas o tal vez algún código para reemplazar con letras. Estudio todas sus posibilidades mentalmente pero ninguna encajaba del todo.

 

-Oye Joshua- este lo miró fijamente- ¿Aquí falta un numero?- el policía sonrió.

-¿Tienes alguna idea? En el original hay algo escrito al final y es probable que sea un 3-

-Ya veo, déjamelo por hoy y mañana te digo-

-Gracias Liam-

-Tengo algo que enseñarte también, las cámaras captaron a la persona que entró a la morgue y tomó los documentos-

-¿La conoces?-

-No pero le pedí una copia al guardia- revisó los bolsillos de su chaqueta- Se me quedó en el bolso, ¿Estás apurado?-

-No-

-Espérame aquí, sacare el auto y te lo pasare-

-Ok-

 

Liam se apresuró en ir por el estacionamiento y se dirigió a su auto, a esa hora no quedaba casi ningún otro auto por ahí. Sacó las llaves cuando abrió un poco los ojos, en ese gesto de haber descubierto algo. Miró rápidamente los números que le entregó Joshua y asintió.

 

-Pero claro, como no lo vi antes- marcó un numero mientras abría la puerta- Oye Joshua, ya sé que significan los números, no me calzaba porque eran demasiados pero ahora sí, había olvidado que hace tiempo, mi hermano solía hacer lo mismo cuando me dejaba notas antes de salir-

-Liam-

-Es una fecha, Joshua pero no tomaste en cuenta que los primeros cuatro números son una-  el ruido de un cargador lo hizo callar.

-¿Son una que, Liam? ¿Liam?-

 

EL forense colgó el teléfono y se mantuvo quieto en su lugar. El arma se paseó por su cabeza hasta que la fría punta tocó su nuca.

 

-Es mejor que seas un buen chico y cooperes conmigo, no me obligues a arruinar esa linda carita que tienes-

-Debes ser la señorita que entró a la morgue y tomó mis notas ¿Verdad?- Liam se volteó sonriendo- Siento lo del café- agregó tranquilamente- No deberías correr así por un hospital-

-¿No tienes miedo?-

-No, si quisieras matarme ya lo habrías hecho, así que supongo que tienes otros planes para mí-

-Me gustan los chicos inteligentes pero por ahora, no quiero que interfieras-

 

Un auto negro estacionó frente a ellos y Liam subió sin oponer resistencia. El auto aceleró por la salida norte del hospital. Liam fue esposado y vendaron sus ojos.

 

-Bien hecho- dijo una voz grave- Muy buen trabajo con el doctorcito, él estará muy satisfecho con esto-

-Debo suponer que ustedes son quienes tienen a Amelia, la chica que estaba investigando sobre los suicidios, también puedo suponer que ustedes se encargaron de silenciar al anciano-

-¿Cómo sabes eso?- preguntó la mujer algo preocupada.

-No es lo importante ahora, señorita, sino más bien, ¿Qué ocurrirá dentro de dos días?- 

Leído 987 veces

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Mandragás Miércoles, 10 Julio 2013 01:09 publicado por Mandragás

    Un ritmo vertiginoso! y una trama que se va descubriendo cada vez más compleja. Buena historia!

  • Enlace al Comentario Trysha Martes, 16 Julio 2013 15:22 publicado por Trysha

    Primero perdon por el retraso... Me encanta la historia pero mas no tener idea de que va todo esto...un besote enorme

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.