"Yo no sé quien fue mi abuelo; me importa mucho más saber quien será su nieto."

(Abraham Lincoln)

Jueves, 14 Febrero 2013 21:52

INVESTIGACIONES DE UN DETECTIVE PROCEDENTE DE CHILOÉ (ISLA GRANDE AL SUR DE CHILE)

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

1.- EL ORIGEN  

   Creo que fue la pesadez del calor nocturno la que me despertó. A pesar de estar en junio tenía la cabeza como un globo de esos que los cabros  inflan hasta que revienta. La mía estaba a punto...   El desagradable olor a cigarrillo marca Belmont y el aliento fétido producido por la ingestión del scotch argentino Blended Price. ¡Que porquería tan mala!  Me levanté con los pies pesados y empelota me paré en el balcón que daba a calle San Pablo. ¡Qué barrio más rasca! Pero no me da para más.

   Suerte que con la implantación que hizo Pinocho del modelo de libre mercado  y afianzado por éstos que están gobernando ahora. A la cabeza está un viejo con papada de pelícano, arrogante como el otro ... En todo caso a mí la política no me interesa.. Sólo me interesa lo mío y lo mío es mío y de nadie más. Decía, aunque yo no entiendo mucho, excepto lo que necesito y me conviene, bueno con este sistema se pueden hacer las huevá que uno quiere. Sólo se necesita empeño y emprendimiento que parecen ser lo mismo.   Lo mío es una Pyme de un sólo trabajador y un sólo patrón: ¡Yo!  Al principio fue clandestino, pero, tal como dije, autorizan casi todo... ¡Soy detective privado!  Ya llevo varios años en esta pega... Es entretenida y aburrida. En este departamento está mí oficina y en la trastienda la cama y el baño...

      ¿La cama?  ¡Mierdas! me olvidaba. El frío helado que me daba de lleno en las pelotas,  me dio en la raja. Entre la humareda la vi. Estaba empelota en la cama. Sí es que a eso se le puede llamar cama. Me acerqué y la miré detenidamente. Era pelirroja; la verdad que en este país son todas blondas o rojizas aunque tengan el pellejo más negro que cocina de campo. ¿Cómo se llamará esta huevona? La remecí y farfulló algo. ¡Chuchas! ¿De dónde la habré sacado? De pronto me invadió el pánico, corrí al baño y hurgué en el botiquín desvencijado y el espejo partido al medio. Cada vez que me miro veo a dos huevones... pero, asustado no me había dado cuenta de nada. Todavía tenía el condón colgando del pájaro.

       Me puse la mejor pinta que tenía, que en  realidad es la única. Miré mi Rolex -en realidad no es un Rolex, pero me gusta pensar que así es. Traté de despertar a la pelirroja que dormía a pata suelta. Totalmente empelota. Tenía lindas facciones, a pesar de la cicatriz que le cruzaba la frente. Un buen par de tetas. La di vuelta. No tenía mucho culo, pero lo suficiente para agarrar. Traté de despertarla, pero no hubo caso. Cada vez que abría la boca salía un tufo a tinto que inundaba la habitación. Saqué cuarenta lucas y le dejé diez en el velador. Le di su palmadita en la raja y salí. Bajé  las escaleras  a tranco lento. Estaba cansado. La pelirroja petisa, caderas anchas y patas cortas me había dejado pa’ la cagá. O   sería el Whisky argentino, enfermo de malo. Muy lento llegué a la puerta de salida. Del tercero al primero había  mil escalones. Miré  el que da la hora. Seis de la mañana. Había neblina. Es  el mes de Junio. Las mañanas santiaguinas son heladas y llenas de niebla. Miré de un lado al otro. La calle estaba vacía, a no ser por un borrachín que dormía  ¿o estaba muerto? lo más probable era lo último, pues estaba en calzoncillos. No me acerqué a verificarlo. No es "my bussines".  En este oficio saber inglés puede ser muy importante. Vi en la tele a un huevón que  dice que todos los chilenos tienen que aprender a hablar chino mandarín. Les digo que este sistema da para todo. Hasta para hablar huevadas.

    No tengo impermeable como Humphrey Bogart o Alan Ladd o Glenn  Ford. Mi abrigo de tweed es del año de la misma mierda. Encaminé mis pasos al lugar donde me habían citado  al mediodía. Más allá de la Plaza Italia y como  el recurso money está bajo: caminaría. ¡Qué más da! Los primeros autos pasaban suavemente y se escuchaban los gritos  de putas trasnochadas  y el furgón de los pacos que transitaba lentamente defendiendo a los santiaguinos del crimen.

      Mis zapatos Bata  son duros, por eso los compré. No falta que de pronto haya que enterrarle los zapatos en la raja a alguien. Aunque a decir verdad, este oficio no es muy peligroso. He tenido que seguir a varias mujeres porque sus esposos celosos tienen mierda en la cabeza y por lo general no se les  levanta, así que como no cumplen... ¡Se ponen  celosos!  De todos los casos, una sola engañaba al marido. Era la esposa de un Diputado Demócrata Cristiano. El perla se lo pasaba rezando y en la sede del partido. La comadre  comenzó a afilar con un UDI... Pero es historia pasada y hay que vivir el presente. Saqué la tarjeta  que me había dejado el enviado: Lyon  6589  Providencia... No me apuré, total estos huevones no se apuran por nadie...

 

 

2.- Encuentro con  Liz.     

Estaba helada la mañana de aquel... La verdad, es que no sé en cuál día estoy transitando por este mundo. Muchas cosas de esta tierra  no las sé. La verdad es que no me amargo por ellas. Apuré el paso. Le di otra vuelta a la bufanda de lana cruda que me regaló mi mamá hace  ya más de treinta años. ¡Está muerta...!  Creo que murió de pena... Toda la vida batallando sola, ya que el viejo aparecía de tarde en tarde... ¡De año en un par de años! Llegaba haciéndose el huevón y sembraba otro cabro en el vientre de la vieja y partía.   Después del sexto... ¡No regresó más! Yo fui su último polvo, por lo menos con la vieja. No era ningún aporte, aparte del semen que regaba en… ¡No hay que ser tan gráfico!  En todo caso no soy un   huevas resentido ni nada por el estilo. En este paraíso a cada cual le toca lo que le toca o lo que le quieren dar o hacer que le toque.

       Antes de llegar a Puente... En uno de los pocos  cité que van quedando. Lugares donde rumia la pena y el sexo atraviesa paredes. Ahí  viven, en su mayoría, peruanos que ven a Chile como a una potencia económica. ¡Cómo estarán de cagados los pobres !  Ya estaba abierto el local del  "Jaiva" Tabilo  y su esposa, Eduardina, una gorda fea; más fea que una patá en la guata. Pero tiene una virtud...  !Cocina muy bien!  Y desde la siete están atendiendo a todos los borrachines, putas malhumoradas, lanzas de poca monta, vagabundos que se tapan con cartones y huevones como yo.

         Me saludaron con su típica sonrisa humildona y la gorda me recorrió con una mirada lasciva de arriba abajo. Es un problema  que tengo: Atraer las miradas de las  mujeres. Claro que puras huevonas fuleras. Aunque sé que algún día,  mejor que sea en la noche, le daré el palo al gato. Quiero decir me mandaré una noventa, sesenta, noventa y sin cicatrices.

---  Un café cargado, Jaivita -- pedí sin saludar.

---  ¿Amaneció bien? -- preguntó curioso, mientras la obesa de su esposa me miraba y se relamía. ¡Putas la huevona caliente y cargante!  Por qué al Hammer de Stacy Keach  se le ofrecían puras minas 10.0. ¡Bueno, la realidad  es otra! Yo laboro en un país del Tercer Mundo, a pesar de que hay giles que tienen convencido a la masa de que somos los Jaguares.

       Me tomé el café. Y partí. Me tenía nervioso la guatona y en una de esas me entusiasmo. Bajando  Puente se llega a la Plaza de Armas. ¡Putas la plaza fea!  Ya deambula mucha gente y los negocios están abriendo. Mall chinos, Mall turcos  y de todo tipo abundan en este Chile  moderno.   Al llegar al Portal Fernández Concha se me atraviesa una mina, de esas que quitan el aliento. Morena, alta, con el pelo ensortijado con visos suaves y una mirada que te deja empelota. Me mira,  de arriba a abajo. Examina mi aspecto. ¡Es lo que hay, pienso! De pronto me toma del brazo y  me arrastra hacia al Portal.

  ----Le aconsejo que no vaya donde lo citaron hoy al mediodía -- me dijo con voz nerviosa.

  --- ¿Y cuál sería la razón? -- le espeté, sin poder dejar de mirarla.  Está muy rica. Bien  vestida.  Con jeans  tipo pescador y un echarpé de color mostaza. Ojos negros y unos labios carnosos... ¡Mierdas! Cuesta concentrarse con tremenda mina.

  ---  ¡Su vida!  --  No sabe en lo que se está metiendo.

       En realidad yo sé donde me gustaría meterme. Ella no se puso nerviosa... Se notaba que estaba acostumbrada al acoso de las miradas varoniles.

---- ¿Se puede saber el nombre del  angelito que quiere salvar mi pellejo?

----  ¡Esto no es chiste! Si no me hace caso terminará boca abajo.

      ¡Boca abajo! Así me gustaría tenerla.  Su mirada se tornó grave. Me tomó  la mano y me zamarreó.

----  Yo sé todo sobre usted. Sé cómo se llama  y que no es el gran detective que se cree. Este es el mundo real. No está en una de sus películas negras. Despierte y siga con los casos de maridos celosos o mejor busque pega... Podría ser en el  Transantiago  para detener a los que no pagan el pasaje.

----Es usted muy ingeniosa, Liz --- le respondí con una mirada boba que escondía deseos más oscuros.

--- ¿Cómo sabe mi nombre? -- preguntó asustada.

---- ¡Fácil! Está en su prendedor de oro  de 24  kilates  --- No alcancé a terminar, cuando un automóvil muy lujoso se detuvo frente al Portal. Ella salió corriendo entre los negocios que venden esos apestosos completos y se subió. De varias cosas estoy seguro: estaba muy asustada, es de plata y está muy rica.... De pronto me di cuenta que me estaba poniendo nervioso. Mire el reloj chino …  ¡Rolex quiero decir...! Eran las 10 pasadas.... No cualquiera viene y me intimida, así que me  encaminé  hacía donde estaba decidido a ir. No niego que estoy un poquitín nervioso.

 

Leído 1854 veces
Sam Bogart

Escritor ocasional, amante del cine y del teatro, profesor de Lenguaje jubilado por enfermedad. (TABP).

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Sam Bogart Jueves, 14 Febrero 2013 21:59 publicado por Sam Bogart

    La verdad es que no tengo la menor idea cómo seguira esta historia o intento de novela negra... Si a usted le gusta...¡Puede leerla o caso contrario meterla saco de los despojos! ¡Gracias!

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Viernes, 15 Febrero 2013 21:19 publicado por Alice_abysm

    Jajaja, me hizo reir el lenguaje que usas y tanto chilenismo de por medio XD A ver como la continuas para saber que ocurre, mira que este "detective" se ve interesante. Cuando adivino el nombre de la chica, tendria que haber dicho algo ingenioso, para sorprenderla XD

  • Enlace al Comentario Trysha Sábado, 16 Febrero 2013 01:54 publicado por Trysha

    Se ve buena es un placer acompañarte en esta aventura...
    Lo que me gusta de chilito... es que se pueden desaparecer cuerpos y nadie los busca... porque aparecen muchos... cito al caso matute....
    Mis felcitaciones. sigo.... un besote.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.