"Vivir plenamente produce un cansancio infinito, pero muy gratificante."

(Ramón Buenaventura)

Domingo, 14 Junio 2015 00:17

La Nariz (fea)

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Recuerdo la primera vez que la vi, quizás sugieras que mi visión es poco objetiva, por los hechos que más adelante relataré, pero te juro que era fea, tan fea como pegarle a la mamá, tan fea como el abandonar a un recién nacido, su verdadera fealdad era invisible a los ojos, a ojos que no supieran cómo era en realidad. Pero incluso en su parte visible era muy fea.

Pero más allá de sus valores, de que sin duda algo diré más adelante, su nariz merece un párrafo aparte, hay narices feas, horribles y esta. La nariz es como un sorete sobre su cara, medio aplastado y ocupa casi todo el rostro al mirarla, es un foco de distracción francamente enorme, no recuerdo mucho sus ojos, aunque son de un café vulgar, tan vulgar como toda ella, pero esa nariz, juro por Dios que me pedía a gritos un golpe que la llevará al cirujano plástico, pero no estaba yo por la labor de hacerla menos fea, además del hecho de que firmemente creo que si Dios la quisiera con otra nariz se la hubiera dado.

En fin, habiendo dejado claro que era fea, que su nariz era, aun no encuentro la manera de describirla apropiadamente sin hundirme en esas enormes fosas nasales, producto sin duda de las muchas horas de hurgarse la nariz, ¿dónde estaba?... sí ya recuerdo, el presentimiento de que me mentían me llevó a escribirle, un mensaje simple, directo.

-sácame de una duda ¿estas con MI PAREJA?

Luego de que la fea y mentirosa reconociera que sí estaba con mi pareja, me dijo dónde encontrarlos. Confieso que hasta ese momento pensaba que simplemente ella no era fotogénica, a muchas personas les pasa que las cámaras las odian, llegue ahí y la vi de espaldas, al mentiroso lo reconocí, pero no tenía interés en oír sus mentiras, tras una rápida observación ocular a lo que se veía por la espalda, me invadió la indignación, una mujer sin curvas, plana y sin trasero, con greñas que indudablemente no han conocido un buen centro de estéticas ni por fuera y ropa corriente, tan corriente y fea como la que las llevaba puesta, al menos en eso estaba siendo consecuente, y ahí estaba yo, con mi copa 38C, unos diez kilos menos que los que tenía desde la última vez que escribí por aquí, con dos meses de natación y 2 horas de zumba diarias, aunque suene ególatra y me trates de poco objetiva. Yo la llame por su nombre, Laica ( obviamente el nombre fue cambiado para mantener de manera incógnita la identidad de la tipeja, pero de todas maneras tiene nombre de perra, en serio, piensa en otro nombre de perra que no sea Laica y así se llama) como decía, dije su nombre y ella se dio vuelta, ahí  el impacto fue total, esa nariz, no recuerdo mucho de lo que ocurrió, creo que él me negó, sí... es un idiota, un estúpido que se olvida que los celulares nos permiten andar trayendo fotos con nosotros a todas partes, yo mostré una foto, pero sólo me preguntaba, ¿de verdad, me engañas con esa nariz, digo esa mujer? Mientras que la nariz me gritaba golpéame, golpéame, fue un esfuerzo sobre humano no hacerlo, ella se marchó, yo también, nos fuimos en direcciones opuestas, y él me siguió, aunque nunca entendí porque lo hizo.

Más tarde vi que la fea me había mandado un mensaje, por escrito y sin esa nariz distrayendo todos mis pensamientos fue más fácil decirle que pienso que las mujeres que se meten con hombres que tienen parejas son putas y que las que además, como esta lo hacen sólo para las lleven de vacaciones son reputas, al menos su “novio” pensó parecido a mí, al menos en lo de reputa, evidentemente en lo físico él no puede haber pensado igual, o eso supongo yo, porque por algo era su novio, mi “no pareja” según entendí a través de lo que él dijo delante de esa fea nariz, se disculpó, aunque no sé si mi capacidad de perdonar me permita hacerlo, ammm siendo honesta, naaa no tengo tal capacidad y el trauma y la humillación de ver esa nariz y ese cuerpo soso me quemaba por dentro, una especie de asco e ira, supongo que pensar en esas dos horas diarias de zumba, sumado a la hora de natación no me dejaban aceptar ese cuerpo carente de cualquier curva y tonicidad.

Y esa nariz de mierda que no me dejaba concentrarme en nada más, es fascinante como los hombres se van con cualquiera que eleve mínimamente su autoestima, sin medir el impacto psicológico que meterse con una criatura vulgar, carente de encanto y belleza puede provocar en sus parejas, aunque supongo que siendo justa, si te la imaginas sin esa horrenda nariz, quizás no sea tan re fea, aunque no tengo idea como quitarle lo vulgar y lo de reputa.

En fin, acordamos que él se quedaria tranquilo y con la Paz que necesita, y yo me iria por ahi. Sólo espero que la Paz esa... de la que tanto habla y dice necesitar sea mas bonita y mejor tonificada que esta fea, al menos que tenga una nariz normal, porque yo aun tengo pesadillas con esa... esa... hay que ver que existe gente que camina por la calle sin complejos.

 

Leído 718 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

Más en esta categoría: « Perdón Lola Caos »
Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2017 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.