"La civilización es, entre otras cosas, el proceso por el que las primitivas manadas se transforman en una analogía,

tosca y mecánica, de las comunidades orgánicas de los insectos sociales."( Aldous Huxley)

  
Domingo, 14 Abril 2013 05:31

LOS SIETE VELOS (1/5)

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

                    LA HISTORIA DE NAMMAH.  Mi plegaria favorita a mi diosa Ishtar es “Hazme sumisa como hembra y orgullosa y libre como mujer”. Lo repetimos en los ritos que le dedicamos, pero a  mi me gusta especialmente repetirla en mis particulares oraciones a la diosa.

                   Ejerzo mis funciones en el templo en el  que como buena lectora, de palabra segura y clara, participo en las ceremonias. Como colaboro en los estudios colectivos que hacemos para un mayor conocimiento de nuestra diosa  y  practico mis cometidos de hieródula con dedicación y buenas  maneras haciendo honor a mi nombre, que significa  “Complaciente”.

                    Soy una sacerdotisa más de Ishtar entre mis ahatus, todas ellas jóvenes y bellas, con las dos bellezas que se nos permiten a las mujeres, la de nuestro cuerpo y la de nuestro espíritu,  que tan bien nos lo trasciende. Nuestra particular belleza se realza con nuestros atuendos, velos de seda, para el embeleso de los hombres a los que nos entregamos

                   En la pobreza del lenguaje en el que nos movemos, la palabra con la que se nos califica es la de prostitutas, aunque técnicamente no nos corresponda, pues estas entregan su cuerpo para el placer de su pareja  por una compensación mercantil, mientras que nuestras entregas las  hacemos para rendir pleitesía a Ishtar, diosa del sexo.   Buscamos  nuestra mayor identificación con muestra diosa y mentora, pues así era como Ella se entregaba  al servicio de quien se lo demandaba,  en el templo o en tabernas. Por eso no nos andamos con distingos y asumimos con aceptación la calificación de putas,  ejerciendo con nuestro cuerpo esa función tan propia de todas las religiones de acercar a los fieles a la divinidad.

                   En el recinto sagrado del Santuario, a todo visitante que haga una ofrenda simbólica y que invoque a la diosa  y nos lo demande  nos entregamos, de forma tan física como elemental, para  propiciarles esta trascendencia. Es pues la nuestra una prostitución sagrada con un sentido unívoco, por encima del limitado que actualmente se le da al término. Celebramos el misterio del amor carnal, no con un rito formalista o simbólico sino en un  acto operativo y mágico para alimentar la corriente del psiquismo,  que a través de nuestro cuerpo trae la presencia de la diosa para transmitir a quienes se unen a  nosotras, como por un sacramento, la influencia y virtud de la diosa.

                   El hombre se realiza como guerrero, artesano o agricultor, profesional  o sacerdote. Las mujeres, permanecemos al margen de estas actividades y sólo podemos realizarnos entregándonos. Nosotras,  como sacerdotisas de Ishtar de la que ostentamos su máxima representación, sublimamos la entrega buscando, como decía al principio, ser sumisas como hembras, a la vez que orgullosas y libres como mujeres  El acto sexual, tiene así la  función general de los sacrificios evocatorios de la presencia divina y es medio para el  ser humano de participar en lo sacrum. Al interrumpir en la relación la conciencia individual por la intersección con el otro, se crea el cauce para el contacto espiritual y la comunicación con la divinidad. Se supera el límite individual  en una especie de transustanciación para atisbar la esencia divina.

 

Leído 777 veces Modificado por última vez el Domingo, 14 Abril 2013 05:38
Nama

Yo soy yo... y mis circunstancias,  ser que habito buceando como Namarya Xue y conocida como Nama en Seconf Life. A veces emerjo, como ahora, en la primera vida. ¿Cual es la realidad?¿Esta o aquella? A responderme todavia no llego. Desde aquella esta con ser la verdadera me lo  parece menos, quizá porque aprecio como todo es tan relativo sometido a las circunstancias. Mi mundo imaginario y creativo brota, pues, y crece y se dasarrolla desde la ficción y la ficción entonces puede ser realidad, pero como Alicia la vería desde el otro lado del espejo. 

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Lunes, 15 Abril 2013 12:44 publicado por Trysha

    Mujer este texto es espectacular, creo que tomare un parrafo para un destacado o mi perfil si me lo permites.... me encanto, la forma en que explicas y nos trasportas a ese santuario y su culto.
    la sumision es sublime... un besote gigante, me has impresionado mucho.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Miércoles, 17 Abril 2013 14:45 publicado por Blacknordok

    Me recuerda a otra obra en que había una diosa a la que se le rendía culto igual, después de entregarse, las sacerdotisas entregaban una joya especial al hombre cómo símbolo de que se había completado el rito.
    Muy buen relato, voy a leer el siguiente.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Miércoles, 17 Abril 2013 14:45 publicado por Blacknordok

    Me recuerda a otra obra en que había una diosa a la que se le rendía culto igual, después de entregarse, las sacerdotisas entregaban una joya especial al hombre cómo símbolo de que se había completado el rito.
    Muy buen relato, voy a leer el siguiente.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.