"La civilización es, entre otras cosas, el proceso por el que las primitivas manadas se transforman en una analogía,

tosca y mecánica, de las comunidades orgánicas de los insectos sociales."( Aldous Huxley)

  
Lunes, 17 Diciembre 2012 12:32

EL PUÑO DE SATÁN

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

 

 

Yao Lin sumergía por segunda vez la cucharilla en el azucarero para endulzar su café; Tzen Chui se frotaba, cuidadosamente para no resbalar, los pies enjabonados dentro de su bañera; Len Tao estaba eyaculando entre gruñidos de placer dentro del cálido vientre de su novia Mai; el pequeño Go Lhan Thai dormía plácidamente un sueño de niños que ignoraba iba a ser eterno; Katsumi Chan estaba apurando el último sorbo de agua con la que facilitar la ingestión de una pastilla para su dolor de muelas; Zen Lin acababa de corregir el examen de uno de sus alumnos de primaria; Yon Lao emitía una ruidosa ventosidad, mientras, sentado en la taza del váter, se esforzaba por aliviar su vientre; la señora Yamamoto se limpiaba una lágrima renuente tras mirar, por segunda vez desde que despertase, el retrato de su amado marido muerto; Sa Ding se agachaba para recoger con una bolsita de plástico la  deposición que había dejado su perro sobre la acera; el perrito de Sa Ding había empezado a olfatear el aire por encima de sus orejas alertas, como barruntando algún súbito cambio en la atmósfera sobre la ciudad; los gorriones y palomas que habitaban los numerosos nidos asentados sobre las cornisas de los edificios y los árboles del parque municipal Hiro Hito, huían despavoridos hacia el mar.

 Koshimo Akamura, cabo primero, de guardia en el centro militar de vigilancia aérea, dormitaba plácidamente junto a una taza de té recién hecho mientras los sensores del radar giraban, mudos y enfermos de abulia, su eterna danza helicoidal…cuando el mundo entero pareció fundirse en un súbito y silencioso sudario infernal que los envolvió a todos con su blanco cegador.

 

Aquella mañana, sobre un lugar llamado Hiroshima, Satán volvía a golpear con despiadado puño la tierra de los hombres y con su ponzoñosa huella recordaba una vez más, a los corazones, que les quedaba aún mucho camino por recorrer hasta el paraíso, (si es que éste puede llegar a existir algún día, en algún lugar).

Leído 2028 veces
gandalf

https://sembradordeestrellas.wordpress.com

Más en esta categoría: « Se busca Mi regalo. »

5 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Lunes, 17 Diciembre 2012 13:44 publicado por Trysha

    Impresionante, así de Simple maestro, siempre aprendo, siempre me sorprendo... tus textos y tu magia son magnificas, me ha encantado mis humildes felicitaciones.
    Un besote.

  • Enlace al Comentario Nilufar (Ella) Lunes, 17 Diciembre 2012 15:09 publicado por Nilufar (Ella)

    Sin palabras, magnífico, por momentos escatológico, en su conjunto sublime.

  • Enlace al Comentario gandalf Lunes, 17 Diciembre 2012 17:03 publicado por gandalf

    A sus pies, damiselas!

  • Enlace al Comentario Blacknordok Lunes, 17 Diciembre 2012 19:44 publicado por Blacknordok

    Deslumbrante (en varios sentidos), una maravillosa forma de recordar una terrible tragedia, te felicito.

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Viernes, 21 Diciembre 2012 00:36 publicado por Alice_abysm

    Estupendo Texto, lamentablemente este Satan no tiene nada de sobrenatural,es potentemente Humano y para desgracia de todos, aun pululan sus hijos por la tierra, aguardando el momento perfecto y excusa para realizar los mismos actos de Satan. El mismo juego pero cambia el lugar.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.