"Nadie puede llegar a la cima armado sólo de talento. Dios da el talento;

el trabajo transforma el talento en genio." (Anna Pavlova)

Lunes, 28 Marzo 2016 01:09

Kümelén (2)

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

Kümelén era su nombre, un tributo de sus padres a la cultura mapuche, aunque a ella le parecía más bien una crueldad del destino, ya que su significado era, algo así como estar feliz, bienaventuranza, estar en paz, nada más lejano a como solía sentirse, y aun así debía vivir con ese nombre que le recordaba una y otra vez que el objetivo de los humanos era buscar estar feliz.

Luego de ese pensamiento solía venir otro que le recordaba que sufría por amor y que había infelices que no se medían a la hora de hacer daño.

Su día, ya rutinario se dividía hasta hace un día y medio en hacer deportes al amanecer, zumba, correr y natación y los quehaceres del hogar, los que incluían jugar con su hijo, ordenar los juguetes, pintar, cocinar y contar cuentos, aunque luego de la última clase de judo, un dolor horrible la paralizaba, podía sentir cada musculo de su cuerpo reclamar por la nueva actividad, un dolor punzante le impedía sentarse, mientras que los dedos y codos intentaban sanarse rápidamente, recordándole a cada roce con la ropa que no estaban de acuerdo con el deporte.

En la tarde se demoró menos en vestirse, esta vez no olvido sacarse los aros, pulseras, anillos, así como llevar un poleron grueso para que sus brazos sufrieran menos apretones, se fijó si la camiseta que había elegido lograba cubrir los moretones del pecho y brazos y cuando considero que estaba lista se dirigió a la puerta, su madre al verla salir le pregunto una vez más si estaba segura de que quería ir. No lo pensó ni una vez, cerró la puerta tras de sí y siguió corriendo al dojo.

Llegó al dojo y dejo con cuidado sus sandalias en una orilla, saludo y caminó en silencio, uno a uno los chicos iban llegando, uno a uno la miraban como exigiendo que se fuera. Formaron en silencio y mientras trotaban podía sentir los empujones casi accidentales que le daban, al igual que la clase anterior terminó en un rincón con los nuevos.

Esta vez una chica se acercó a ella, sonreía y era amable, la invito a unirse a ella sólo porque eran de la misma estatura y de un peso similar, sintió las caídas, y los apretones, pero una y otra vez se fue levantando, mientras ella entraba técnicas no pudo evitar hacerle sugerencias para mejorar sus movimientos, los que fueron bien acogidos por la chica.

A pesar de que la clase  fue más intensa que la anterior, su cuerpo estaba mucho mejor, al despertar casi no  había dolor y podía sentarse sin tanta dificultad, con esa idea en mente se preparó para la tercera clase.

 

 

 

Leído 637 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

Más en esta categoría: « Kümelén (1)
Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2017 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.