"Aléjate de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños."

(Gibran Khalil Gibran)

 

Martes, 21 Mayo 2013 19:18

Dios, ¿Has perdido un ángel? (6)

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

 

De  algún modo desconocido, Joshua había conseguido mantenerse tranquilo y “dominar” la situación. EL ángel a su lado no parecía tener intenciones de matarlo, al menos hasta que consiguiera lo que buscaba.

 

-Ya sé lo que traman- soltó Joshua mirando a los niños que jugaban en el parque- Pensé que los ángeles eran guardianes-

-¿Crees que debemos pararnos en sus hombros y cuidarlos?-

-No, pero sí, que debían cuidar la obra de Dios, lo que nos incluye-

-No tientes tu suerte, Joshua-

-¿Qué quieren? ¿Por qué planean destruirnos? ¿Por qué?-

-¿Destruirlos? No, te creas la gran cosa- respondió el ángel serio- Ustedes no son más que pequeñas partículas de polvo bajo nuestros zapatos-

-¿Entonces que quieren?-

-Lo que nos corresponde, ustedes ya tuvieron su tiempo y mira, ¿Cuántos de ustedes se han encargado de destruir la tierra?-Joshua no respondió- ¿Ves? Su tiempo ya acabó, tuvieron la oportunidad pero no la aprovecharon-

-¿Y ustedes sí? Piensas lo peor de la humanidad ¿Y qué hay de ustedes? ¿Cuántos de ustedes se han cargado de destruir la obra de Dios? ¿Cuántos? ¿A cuántas personas han matado hasta ahora?-

-No entiendes en lo que estás metiéndote, Joshua, ¿De verdad crees que Enias es el gran salvador de la humanidad? ¿Qué crees que pasara cuando la esencia de Miguel y Lucifer se mezcle con la impureza que son ustedes? ¿Cómo sabes que Enias no miente?- Joshua bajó la vista- ¿No lo entiendes? ¿Cuánta verdad hay en las palabras de ese ángel? Déjame que te diga algo Joshua, pregúntale a Enias, cual es la verdadera razón porque fue expulsado del cielo, pregúntale porque fue degradado de su puesto en nuestras filas-

 

Joshua lo miró entrecerrando los ojos, no tenían ninguna razón para confiar en la palabra de Enias, apenas lo conoció. EL ángel sonrió.

 

-Lo supuse, dile que tiene veinticuatro horas para devolver lo que ha robado, de lo contrario, tomaremos medidas drásticas y tú serás parte de esas medidas- el ángel sonrió- Por cierto, me llamo Gadrel, hasta luego Joshua-

 

El ángel desapareció del lugar, dejando a un muy confundido Joshua.

Luego de meditar en el parque por cerca de dos horas, decidió regresar a casa. Aun no decidía que hacer con el asunto de Enias pero no sacaría algo con evitar el tema y mucho con hacer cuenta que la conversación con Gadrel no existió. Cerró la puerta suspirando y entró al living cuando vio un hombre de cabello castaño junto a Enias.

 

-¿Quién es él?-

-Joshua- dijo el ángel mirándolo- Hola, ya estaba preocupado por ti y-

-¿Quién es?-

-Un amigo- respondió el ángel escudriñándolo con la mirada- ¿Qué ocurre?-

-¿Es igual que tú?-

-Sí-

-Ok entonces iré directo al grano, ¿Quién es Gadrel y porque dice que tú eres el malo en esta historia?-

 

Joshua no pasó desapercibido la tensión en los hombres del ángel que logró disimular con una expresión de serenidad. El psicólogo pensó que no obtendría respuesta pero luego de unos segundos Enias se levantó de su lugar para mirarlo fijamente.

 

-Él no es alguien de fiar, Joshua, intentó matarme cuando tomé las plumas-

-¿Y quién es?-

-Mi superior, uno de los que está por sobre nosotros, mi teniente-

-¿Y porque me dijo que te preguntara la razón de que te hayan degradado de tu puesto?-

-Eso…-

-Respóndeme Enias-

-Me degradaron porque desobedecí una orden directa y hui del campo de batalla-

-¿Por qué?- preguntó Joshua.

-Tú no tienes ideas de la cosas que nos han ordenado hacer, Joshua, las personas que hemos tenido que eliminar… incluso a nuestra propia raza… ¿Tienes idea de lo que siente… matar a tu propio hermano? ¿Tener que asesinar a tus propios compañeros solo porque piensan diferente? ¿Crees que ellos nos permiten elegir, Joshua? ¿Crees que tenemos elección?-

-Enias…-

-Solo somos soldados que deben cumplir órdenes sin dudar… yo no quiero eso, Joshua, no puedo… llegó un momento en que comencé a cuestionarme las ordenes… entonces mis superiores se enfadaron mucho y me degradaron… Ellos no necesitan a alguien que cuestione ordenes, Joshua, solo quieren soldados y quienes no puedan con eso… son desechables, por eso me expulsaron del cielo, entonces escuché aquella conversación y ya no pude más… yo siempre los he admirado-

 

Joshua observó al ángel fijamente, por alguna razón, le creía. Estaba seguro que era Gadrel quien mentía y solo se excusaba para cometer sus fechorías.

 

-Ustedes tienen cosas que nosotros jamás podríamos soñar con poseer, son capaces de vivir aquí, tienen el libre albedrio, pueden pensar por sí mismo, pueden sentir… a nosotros no se nos permite-

-¿Por qué?- pregunto Joshua mirándolo.

-Porque sentir, es la antesala de la duda y nuestro juicio se nubla. Solo somos soldados, Joshua, tenemos que ejecutar órdenes, no pensarlas, ni mucho menos cuestionarlas-

-Ya veo…-

-¿Te dijo algo más?-

-Quiere lo que has robado, las plumas… de lo contrario… tomara medidas drásticas, tienes veinticuatro horas para devolverlas-

-Maldición…- Enias se volteo para mirar al otro ángel- Lo siento mucho Joshua, no quería involucrarte en esto, has sido muy bueno conmigo y-

-Está bien, ya te dije, quiero ayudarte-

-Gracias Joshua-

-¿Tienes algún plan?-

-Sí, huir, él me ayudara, se llama Ion… me temo que tendrás que venir, Joshua, Gadrel no se rendirá con esto y no quiero que por mi culpa te lastimen-

-Entonces nos vamos-

-¿Estás seguro, Joshua? Tendrás que dejar esto… tendremos que escondernos en otro lugar de la ciudad-

-Está bien… ¿Cuándo podrás usar las plumas?-

-Cuando mi gracia se recupere, me tomara unos días más-

-Entonces tenemos que escondernos, ¿Cómo lo haremos con los ángeles?-

-Eso déjamelo a mí, Joshua- dijo Ion sonriendo- Ya tengo el refugio listo-

 

Asentí despacio para sentarme. Las cosas estaban complicándose mucho, lo peor de todo, era que ni siquiera estaba asustado, apenas podía creer que un ángel cayó en mi trasero, que ahora un montón de ángeles planean traer el apocalipsis y uno de ellos me perseguirá para matarme, ¿Podría haber algo peor?

 

-Enias… ¿Crees que pudo hablar con Sebastián? No quiero irme sin despedirme…-

-Pero Joshua-

-Por favor, seré breve, te prometo que no le diré lo que pasa-

-Sí-

-Gracias-

 

Me fui por el pasillo para preparar algo de comer y le mandé un texto a Sebastián, pidiéndole que viniera a mi casa. Sebastián es mi mejor amigo, siempre puedo contar con él cuando estoy en problemas, siempre ha estado a mi lado.

 

-Dios… por favor que todo salga bien-

“””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

 

Sebastián llegó a casa de Joshua al anochecer, había notado un tono extraño en la voz de su amigo y no se equivocó al pensar que algo ocurrió. El menor le indicó que pasaron a la cocina y le sirvió un café para luego tomar asiento a su lado.

 

-¿Qué pasa, Joshua? Me estás preocupando-

-Sebastián-

-¿Ocurrió algo con Enias? ¿Te hizo algo?-

-No…- dijo intentando sonreír pero solo fue un amago.

-No me mientas, Joshy- susurró Sebastián sin mirarlo- Te conozco a la perfección, ¿No puedes decírmelo?-

-Lo siento… Me tomaré unas vacaciones, Sebastián…-

-¿Vacaciones?-

-Sí… no te preocupes, solo serás unas semanas-

-Joshy-

-Te llamare seguido ¿Vale? Y deja de seguir a Molly, dile de una vez lo que sientes-

 

Sebastián se percató de inmediato que su amigo estaba ocultando algo, así que aprovechó que Joshua fue al living para hablar algo con Enias y Encendió el GPS del celular del menor. No le gustaba tener que seguirlo pero intuía que algo iba mal, que Joshua estaba involucrado en algo peligroso y que todo se relacionaba con Enias, “el supuesto ángel”. Luego de unos minutos Joshua lo acompañó a la puerta y Sebastián lo abrazó.

 

-Que te vaya bien, Joshy y llámame seguido o me preocupare por ti-

-Lo haré-

-Yo no he olvidado lo que te prometí aquel día- le susurró al oído y luego alzó la vista, para ver a Enias en una de las ventanas del segundo piso.

-Sebastián…-

-Nos vemos, Joshy- se despidió sonriendo- Que tengas un buen viaje-

 

Sebastián subió a su auto y condujo alejándose del lugar. Aquel día prometió cuidar de Joshua y eso era lo que haría. 

Leído 1473 veces

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Miércoles, 22 Mayo 2013 09:17 publicado por Trysha

    Porque sebastian no puede venir?? a mi me da miedo eso de que no lo acompañe... :P
    te salen bellas esas relaciones, aunque tengo una vision mas tosca de los hombres en sus dialogos.

  • Enlace al Comentario Leobardo Jueves, 23 Mayo 2013 16:37 publicado por Leobardo

    muy bien, un poco tarde pero he vuelto en fin, es una historia muy buena y es bueno saber que sebastian lo seguirá, se ve que el aparecerá en momentos difíciles, me ha gustado tu historia.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Lunes, 27 Mayo 2013 16:42 publicado por Blacknordok

    Conociéndote, seguro que Enias será malo pero estará obedeciendo a un superior que a la vez tendrá algo que ver con Sebastian XDD
    En realidad no tengo ni idea pero no pasa nada por probar XDDD

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.