"La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente,

pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil." (Rudyard Kipling)

Domingo, 19 Mayo 2013 18:09

Dios, ¿Has perdido un ángel? (5)

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

 

Joshua abrió los ojos despacio y parpadeo varias veces para reconocer que estaba en el living de su casa. Giró un poco la cabeza y distinguió una silueta que estaba sentada en el otro sillón.

 

-Sebastián… tuve un sueño muy raro, ¿Sabes?- se incorporó frotándose los ojos- Soñé que un ángel caía en mi patio trasero… Enias… no sé porque soñé eso y…-

-¿Te sientes bien, Joshua?-

-¿Sebastián? Tú voz suena rara- Joshua se frotó los ojos para mirar a la silueta- ¿Enias…?-

-Hola, ¿Te sientes mejor?-

-Tú… ¡Tú!- grito incorporándose de un salto y mantuvo las distancias.

-Joshua-

-¡No te me acerques! ¡¿Qué demonios eres?! ¡¿Qué quieres?!-

-Ya te lo dije, soy un ángel-

-¡¿Y qué demonios hace un ángel en mi casa?!-

-Cálmate por favor, te explicare todo pero necesito que te calmes, por favor-

 

Joshua aceptó de mala gana y se sentó manteniendo las distancias con el supuesto ángel. Enias lo miraba tranquilamente y entrelazó sus dedos antes de comenzar a hablar.

 

-El cielo no está pasando por un buen momento, hay algunos de mis hermanos… que están haciendo cosas malas-

-¿Cosas malas?- pregunto Joshua.

-Matando humanos- especificó Enias serio- Estás no son las ordenes que nos dio nuestro Padre-

-Espera, hay ángeles en la tierra matando humanos ¿Verdad?- Enias asintió- Entonces que espera Dios para hacer algo al respecto, quiero decir, no debería colocarles las cadenas a sus soldados-

-¿Las cadenas?- Joshua negó despacio.

-¿Qué espera para detenerlos?-

-Dios no está en el cielo-

-¿Qué…?-

-Dios nos dejó hace mucho tiempo, dio sus órdenes y se fue-

-¿A dónde?-

-No lo sé, nadie ha podido encontrarlo, mis hermanos mayores iniciaron una búsqueda pero entonces… algunos de mis hermanos, comenzaron a culpar a los humanos por la desaparición de Dios-

-¿Y entonces decidieron deshacerse de nosotros?-

-Así es… yo no pensé que mis hermanos fueran así-

-¿Y qué haces tú aquí? No deberías estar arriba- dijo Joshua mirándolo.

-No es algo sencillo de explicar… escuche una conversación que no debía saberse, hay una manera de encontrar a Dios, con esto-

 

Enias estiró su mano y una luz brilló en su palma antes de que aparecieran dos plumas sobre ella, una blanca y una negra. Joshua evitó sobresaltarse ante los extraños poderes del ángel y lo miró fijamente.

 

-¿Plumas?-

-No son, precisamente, plumas, nuestra verdadera forma es energía pero no podemos manifestarnos plenamente en el mundo humano, así que adoptamos esta forma para pasar desapercibidos, estás plumas son energía materializada, cada una pertenece a un arcángel, a los favoritos de Dios-

-¿Favoritos? Espera un segundos, ¿Estás diciendo que esas plumas son de Miguel y Lucifer?-

-Exacto, con esto, podre encontrar a Dios, estoy aquí para encontrar a Dios-

-¿Encontrar a Dios?- Joshua se pasó una mano por la cara- Ok, entiendo un poco lo que dices pero ¿Por qué te lastimaron? ¿Qué conversación escuchaste?-

-No puedo decírtelo, Joshua, es algo-

-No Enias, merezco saber que está ocurriendo, yo te ayude, así que me lo debes, ¿Qué planean esos ángeles con nosotros?-

-Ellos… dicen que ustedes son la causa de que nuestro Padre haya desaparecido… así que por eso… hay que eliminarlos…-

-¿Piensan matarnos? Pensé que los ángeles eran guardianes-

-En la teoría lo somos pero ellos están molestos, así que… planean llevar a cabo el gran plan-

-¿Qué gran plan?-

-Está escrito que… el apocalipsis vendrá-

-¿Apocalipsis?- Enias asintió- ¿Tus hermanos piensan traer el apocalipsis a la tierra?-

-Sí-

 

Joshua hacia su mejor esfuerzo por no mostrarse tenso, ni ansioso. Estaba haciendo un gran esfuerzo por no entrar en pánico y mantenerse centrado para comprender lo que decía Enias. Ya tenía suficiente con que un ángel cayera en su patio trasero y ahora resultaba que un montón de ángeles decidió que la humanidad era culpable de que Dios desapareció y decidieron iniciar el apocalipsis.

 

-Que maduro de parte de tus hermanos- dijo Joshua cruzándose de brazos- Papito se va y arman fiesta-

-¿Qué…?-

-Esto sigue pareciéndome algo de locos pero la idea de que tus hermanitos destruyan todo por un berrinche, es aun peor-

-Joshua-

-¿Cómo te ayudo?-

-¿Eh?-

-Dudo que puedas solo con esto-

-Joshua… gracias, necesito un poco de tiempo para recuperar mi gracia antes de poner el plan en acción-

-¿Cómo se usan esas plumas?-

-Necesitare algo de tu sangre, del resto me encargó yo-

-Ok, debo estar loco pero te creo, Enias-

-Joshua, por favor no le digas esto a alguien, si ellos se enteran de donde estoy… van a venir-

-Y te mataran-

-Eso es lo de menos Joshua, te mataran a ti primero. Por favor no se lo digas a alguien-

-Entiendo, no lo diré-

-Gracias-

 

Joshua estaba algo abrumado con toda la información que acababa de recibir. Se levantó para sacar una chaqueta del armario y se la colocó suspirando.

 

-¿A dónde vas, Joshua?-

-Saldré un momento, regresare pronto así que no te preocupes, ¿Quieres algo de comer?-

-No necesito comer-

-Ok, nos vemos-

 

El psicólogo salió de la casa con rumbo indeterminado, necesitaba pensar un poco y un paseo sería ideal para conseguirlo. Llegó hasta el parque y decidió sentarse un momento para contemplar a los niños que jugaban a unos metros. ¿Realmente existían los ángeles? pero aun más importante, ¿Realmente estaban dispuestos a acabar con la humanidad por un berrinche? Había miles de personas en el mundo, cuyos padres se marcharon lejos y los abandonaron, esos ángeles no eran especiales porque su padre haya decidido dejar el negocio familiar, ¿Qué les daba derecho a acabar con todo?  En medio de sus cavilaciones, no se percató de los pasos que se acercaron hasta que una sombra lo cubrió y alzó la vista.

 

-Tú… el hombre del hospital-

-Hola Joshua, no pudimos hablar mucho antes-

-¿Cómo sabes mi nombre?-

-Te sugiero que te calmes y conversemos- el hombre se sentó a su lado- Lo supe desde el momento en que te vi, tu puedes ayudarme a encontrarlo-

-¿Encontrar a quien?-

-No te hagas el idiota, Joshua, sabes muy bien a quien me refiero- replicó el hombre sonriendo mientras miraba a los niños jugar.

-¿Eres un ángel?-

-Así es-

-Vaya ángel que eres- soltó Joshua apretando las manos sobre las rodillas- Así que papito se fue y arman todo un escándalo para atraer su atención-

-Tú no sabes-

-Lo he visto muchas veces, ángel, no sé qué te crees pero estas actuando igual que un niño que quiere llamar la atención de su Padre-

-No me compares con tu raza, ustedes están muy por debajo de nosotros. SI me lo preguntas, ustedes son el gran error que cometió mi Padre-

-¿Por qué? ¿Por qué nos prestó más atención a nosotros que a sus perritos falderos?-

 

Joshua entrecerró los ojos cuando sintió el frio filo del acero en su cuello. Estaba seguro que ese ángel era capaz de matarlo ahí mismo pero no lo haría, de eso estaba muy seguro.

 

-¿Ves? Estás enojado porque he dicho la verdad-

-No tientes tu suerte, Joshua-

-Adelante, mátame pero jamás lo encontraras, así que- el ángel guardó el cuchillo y Joshua lo observó fijamente- ¿Gustas de una charla, angelito?- 

Leído 1005 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Trysha Martes, 21 Mayo 2013 22:07 publicado por Trysha

    Ahhh es la continuacion de aquella polemica obra jeje que bueno esto se pone entretenido me gusta muchooo....
    jajaja creo que no sé como reaccionaria si viera a un angel...
    sigo pensando que se le exige demaciado a Dios... porque debe ser responsable de ayudar a su creacion... si fueron creados perfectos y libres??
    jeje :P besitos.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.