"La más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente,

pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil." (Rudyard Kipling)

Viernes, 10 Mayo 2013 11:58

Dios, ¿Has perdido un ángel? (2)

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

 

Joshua daba vueltas por la habitación sin creer lo que sus ojos veían, la noche anterior ese hombre tenía una profunda herida en el abdomen, como si lo hubieran apuñalado y ahora estaba bien, sin herida, sin moretones, estaba bien y mirándolo fijamente.

 

-No estoy loco- dijo Joshua deteniéndose frente a la cama para indicarlo- ¡Tenías una herida en el abdomen!-

-Efectivamente- respondió el chico de ojos azules sonriendo- Muchas gracias por ayudarme y-

-No entiendo, estabas herido y ahora, mágicamente, estás bien-

-Mi energía aun está baja pero es algo esperado-

-Tu herida… y los moretones…-  El chico lo miró fijamente.

-Deberías sentarte, pareces a punto de desmayarte-

-¡No me des ordenes! Comienza explicándome quién demonios eres y que hacías desmayado en mi patio trasero con tamaña herida que ahora desapareció-

-No soy un demonio, esos seres monstruosos no están por aquí, soy un ángel y me llamo Enias-

-¿Ángel? ¿Eres un ángel?- el chico asintió-Ok, ok, creo que me golpee la cabeza, de seguro que esto es un sueño, claro, por eso tu herida desapareció y ahora estás diciendo tonterías, ok, cerrare los ojos y despertare en mi cama, aquí vamos-

 

Joshua cerró los ojos ante la mirada curiosa de Enias. Hizo una cuenta regresiva y luego los abrió despacio, ladeando un poco la cabeza.

 

-No funciono, probaré otra vez-

-¿Qué haces?- pregunto el ángel sonriendo- Yo también quiero-

 

Ambos cerraron los ojos y contaron de Diez a cero. Joshua esperó unos segundos y abrió los ojos con cierto temor. No importa cuántas veces lo hiciera, ese chico seguía ahí y la herida desapareció. Probó pellizcarse pero solo consiguió lastimarse y gruñir por el dolor.

 

-Ok, te llamas Enias ¿Verdad?-

-Así es-

-Y tú herida desapareció porque eres ángel ¿Cierto?-

-Correcto- dijo el chico sonriendo- Es muy sencillo y-

-Vale, no sé a qué juegas, si te escapaste de un psiquiátrico o te golpeaste muy fuerte la cabeza al caer pero los ángeles no existen, ¿Entiendes? Son un invento para hacer felices a los niños y que no tengan miedo antes de dormir-

-¿Eh?-

-¿De dónde eres? ¿Dónde vives?-

-En el cielo- respondió Enias como si fuera lo más obvio.

-No, escucha bien la pregunta, entiendo que en tu fantasía te creas un ángel y todo el asunto… ¿Dónde has estado los últimos días?-

-En el cielo- respondió mirándolo con curiosidad, ¿Por qué ese humano insistía tanto en preguntarle de donde era?

-Debe ser un brote psicótico- murmuro Joshua para sí mismo- Ok, voy a llamar a todos los hospitales para… que vengan a buscarte-

-¿Hospitales? ¿Qué es un hospital?-

-¿No sabes lo que es un hospital?- pregunto Joshua curioso.

-He estado todos estos milenios en el cielo, la última vez que baje, ustedes eran pequeñas criaturas que se peleaban por salir del agua y poblar la tierra-

-Claro- respondió Joshua siguiéndole la corriente- Ok, ángel o lo que seas, quédate aquí y no te muevas-

 

Joshua bajó las escaleras corriendo y lo primero que hizo fue calmarse para analizar la situación. Tenía a un desconocido en el cuarto de invitados, que decía ser un ángel que bajo del cielo y sus heridas ya no estaban. Había visto algunos brotes psicóticos y delirios muy particulares en la consulta pero jamás acompañados de esa “milagrosa sanación” como la que tuvo Enias, ayer estaba muy mal y ahora estaba como nuevo.

Respiró profundo y observó el reloj, aun tenía media hora antes de irse al hospital pero no podía dejar a un desconocido en su casa. Estaba seguro que se arrepentiría de eso pero no tendría más opción que llevarlo al hospital, así que averiguaría de qué hospital o psiquiátrico escapó, o al menos si algún familiar lo estaba buscando.

Se armó de valor antes de subir las escaleras y dejó algo de su ropa para que el joven cambiara.

 

-Vístete, Enias, tengo que irme al trabajo y vendrás conmigo-

-¿Contigo? ¿Al hospital?-

-Sí, ahí trabajo y trataremos de averiguar de dónde eres-

-Vengo del cielo, ya te lo dije-

-Claro, solo viste y sígueme-  el hombre se detuvo en el umbral de la puerta- Por cierto… soy Joshua-

-Hola Joshua- dijo Enias sonriendo.

 

Joshua salió del cuarto y decidió esperar abajo a que Enias terminara de vestirse. No tenía idea de que estaba pasando pero tenía un mal presentimiento al respecto. Al cabo de unos segundos escuchó unos pasos y el supuesto ángel llegó a su lado.

 

-Esto es muy lindo- dijo sonriendo.

-Sí, vamos, tomaremos el metro o llegaremos tarde-

-¿El metro? ¿Qué es eso?-

 

Joshua lo miró disimulando su sorpresa, ese chico estaba muy mal como para no tener idea de que era el metro. Atribuyó todo a su estado psicótico y le indicó que salieran. Joshua rezaba internamente porque Sebastián pudiera ayudarlo con Enias y a entender qué demonios pasaba con ese chico. 

Leído 1024 veces

4 comentarios

  • Enlace al Comentario Leobardo Domingo, 12 Mayo 2013 22:57 publicado por Leobardo

    interesante textos, me gusta como logras los desarrollos en cada historia que creas, y este pinta para una buena historia, espero con muchas ansias el sig. capitulo.

  • Enlace al Comentario Trysha Lunes, 13 Mayo 2013 00:56 publicado por Trysha

    Una gran historia, me encanto, se ve muy interesante este nuevo personaje, me pregunto hasta donde llegara esa inocencia...
    un besote.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Lunes, 13 Mayo 2013 13:55 publicado por Blacknordok

    Me encanta esta nueva historia, ya espero el siguiente XD
    Tengo muchas preguntas sobre estos ángeles y sobre Enias, pero por ahora esperaré a que los capítulos venideros las contesten por si mismos XDD

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Lunes, 13 Mayo 2013 20:06 publicado por Alice_abysm

    Gracias por sus comentarios, un beso :)

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.