"Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad."

(Sigmund Freud)

Sábado, 06 Abril 2013 09:42

Cardonicus

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

Existe en la Contratierra una ciudad cuyo nombre es leyenda entre los mercenarios, las batallas que por sus tierras se libraron son legendarias y son materia obligada por todo            Gor en las escuelas de milicia de todo Gor.

Cardonicus, ubicada en el cabo del mismo nombre, es una ciudad encallada entre colinas que le dan una protección natural ante invasores o enemigos, la única vía de acceso a la ciudad es por sus puertos o a vuelo de tanr,  en el norte colinda con los inhóspitos bosques habitados por innumerables bestias y cazadoras. Que cierran el paso a cualquier posibilidad de viajar por tierra.

La ciudad originalmente se ubicaba en las llanuras cercanas a las costas, allí próspero y se volvió paso obligado para todos los que quisieran viajar del norte al sur o viceversa, por lo que su importancia estratégica fue creciendo.

Así esta pequeña ciudad con costumbres sureñas sumamente arraigadas, constantemente recibía visitantes y extranjeros,  a tal llegó este tráfico que el Ubar se vio en la obligación de contratar mercenarios para poder garantizar la seguridad de su gente, sin saber que más adelante serían ellos mismos los que salvarían cardonicus.

En las colinas mas elevadas de Cardonicus, se instaló un pequeño cuartel para la vida de mercenarios, aquí se asentaron un Joven Melho Boa, acompañado de sus hermanos de Armas Jose Antonio Matfield, Cazador de estrellas, Moderkai, entre otros, un grupo de mercenarios que bagaba de un lugar a otro, a todo lo ancho de la contratierra buscando venganza, honor y diviersion. Y que desde entonces se conocieron como los Mercenarios de Cardonicus.

Pronto los hombres que por diferentes razones estaban sin piedra Hogar desarrollaron el sentido de pertenencia a la ciudad, siendo asíesta ciudad el punto de retorno, el lugar al que volver, el lugar donde sus cadenas descansaban. Poco a poco alrededor del cuartel prosperaron huertos y cultivos, donde granjeros se instalaban buscando siempre la protección de los mercenarios.

Siempre leales al Ubar que les obsequio un asentamiento en las colinas, se vuelven celosos y protectores del hogar. Hasta que juran por la Homestore de la ciudad.

Cardonicus crece en popularidad y no deja de despertar envidias, su estratégica posición de paso obligado entre el norte y el sur, sumado al poderío y prestigio que sus castas altas de verdes y azules alcanzan, comienzan a generar una secreta campaña de destrucción.

En el  corazón mismo de la casta roja de la ciudad se fraguó la traición y en un acto de deshonor sin igual, su propia casta roja se volvió contra el Ubar atacando la ciudad. Los rumores del destino de cardonicus y su gente viajan rápido, por tanr y Vulos, en barcos, el rumor del ubar traicionado que resistía como podía llega los oídos de los mercenarios de Cardonicus, que en esos momentos se encontraban de cacería o en labores contratadas. Ninguno de ellos, ni Melho Boa, ni José Matifield, ni cazador de estrellas, ni Javier Astur, ni tampoco Moderkai, dudan un segundo en volver, llegando en una noche sin luna a vuelo de tarn, barcos, kaillas, desde todos los confines de la contratierra, los Mercenarios volvían a cumplir su juramento.

Durante tres lunas batallaron hasta que sus espadas se reunieron al centro de la ciudad, con los rojos de cardonicus condenados a muerte por traición y la paz restituida, Melho no duda en asentarse permanentemente en las colinas, para estar siempre cerca y protegiendo la ciudad.

En reconocimiento a su lealtad el Ubar regala a los mercenarios de cardonicus un trozo de su Piedra Hogar, para darles la independencia en caso de que la quisieran, ellos conmividos por el gesto, unen a esta roca en una ceremonia intima y secreta, trozos de sus Propias piedras, repesentando así un juramento de lealtad y hermandad sin presedentes.

No existiría hombre capaz de destruir tan poderosa ciudad mientras sus Mercenarios estuvieran para cuidarla, y ellos mismos se encargaron de que nunca más la ciudad quedara sin su guardia. Pero los reyes Sacerdotes tenían otra sorpresa destinada para Cardonicus.

La ciudad de Cardonicus prosperó en una apacible tranquilidad, sus colinas crecieron y se cubrieron de granjas. La fortaleza amurallada se veía imponente desde el mar. Su puerto creció y se formó la marina de Cardonicus, comandada por Javier Astur, una imponente flota de comercio salió rumbo al sur y la flota fue despedida con gran alegría.

Pero donde falló el acero y el odio, triunfó el poder de la naturaleza, una noche se recogio el mar y una enorme ola azotó la ciudad, ese fue el aviso que tuvieron los habitantes que desconcertados huían hacia las colinas, de nada valían las fuerzas mercenarias o el poderío de la ciudad, la primera ola reventó las murallas, la segunda inundó todo y la tercera fue la estocada final, en 10 minutos cesaron los gritos, se apagaron las antorchas y en la oscuridad los pocos sobrevivientes subieron buscando socorro.

Cuando el sol limpio de bruma la costa Cardonicus no era mas que un monton de escombros y maderos flotando. RapidamenteMelho Boa asumió la búsqueda y rescate del ubar y la Piedra Hogar, sin embargo, sus restos jamas se hallaron.

Se recuperó la Piedra sagrada, y se acordó reconstruir la ciudad en las alturas, fue el cuartel de los mercenarios el nuevo refugio de su gente. Se costruyo un cofre de Piedra que contenía la Piedra Hogar de Cardonicus, unida a la que ya poseían los mercenarios y nuevamente la ciudad crecio.

Ahora como una gran perla de piedra blancas sobre las alturas, pasillos solidos e intrincados, fueron la nueva fortaleza.

Y Así Cardonicuscrecio, prospero y muy pocos en la contratierra dejaron de conocer su nombre, el nombre de la ciudad inmortal, la misma que por sus mercenarios era famosa, era ahora el centro del mundo goreano.

Melho Boa fue pretor, pasado el tiempo todos los mercenarios ocuparon altos cargos y nada parecía detener el progreso de esta metrópolis.

Durante el tiempo cálido que un hombre misterioso llegó a la puertas de la imponente ciudad, no fue bien recibido por los mercenarios, sin embargo al descubrir y dejar ver su túnica blanca un silencio reino entre las paredes de la ciudad.

Un iniciado había llegado. Con paciencia solicito ver el tiempo dedicado a los Reyes sacerdotes, pero no le agrado lo que vio. Los habitantes de  Cardonicus a sabiendas de que lo que esto podía significar, comprendieron que con su grandeza y majestuosidad habían enfadado a los Reyes sacerdotes y con dedicación y compromiso, desmantelaron su enorme ciudad, para hacerla humilde entre las grandes. Porque la grandeza de esta ciudad no esta en sus muros fortificados, sino en el corazón de su gente, Leal, comprometida y humilde.

He aquí el legado de Cardonicus, la eterna, la ciudad mas Antigua de Gor. Escuela del saber, de honor y grandes sabios. Por que no existe goreano que no haya pisado sus puertas. La legendaria ciudad, Paso obligado entre norte y sur.

 

Leído 1093 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

1 comentario

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Domingo, 07 Abril 2013 18:59 publicado por Alice_abysm

    Muy buen relato, me hizo recordar de inmediato a la kajira, y tambien que en el blog estabas escribiendo la historia de Melho Boa y quedo inconclusa XD
    Me gusta esta reseña sobre como se fue edificando la ciudad, que fue una parte importante en el relato de la kajira y tambien de la escriba (QUe no recuerdo el nombre ahora) Muy bueno, besos :)

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.