"Dadme un punto de apoyo y moveré la tierra."

(Arquímedes)

Miércoles, 27 Marzo 2013 09:55

VIAJE A PANDORA (2)

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Emprendimos el viaje y nada más llegar me sorprendí por la belleza y el colorido del paisaje que contemplaba.  Pandora esta recubierta por una exuberante selva de tipo tropical que se extiende por sus continentes.  Angy me lo explicaba y mientras hablaba caminaba y yo le seguía admirada por lo que contemplaba. Plantas multicolores de formas sorprendentes, con tal profusión y variedad como jamás me hubiera imaginado.

Observamos detalles de aquella flora prodigiosa. Angy me llamaba la atención sobre algunos, que se sumaban a los que yo no podía dejar de apreciar descubiertos por mi misma.  Muchas plantas tenían formas caprichosas y sugerentes, como la planta fuente, que Angy me mostró. Proseguimos el recorrido descubriendo nuevos rincones. Miraba a un lado y a otro maravillada. Iba de sorpresa en sorpresa, admirada y cautivada, mientras atendía sus explicaciones.

Así llegamos a las Montañas Aleluya en donde  la gravedad tiene una menor fuerza  que la de la Tierra  y  la superconductividad del preciado mineral permite la flotación en campos magnéticos.  Las Montañas Aleluya levitan sobre su superficie.

Lo que había que ver era tanto que no pudimos concluirlo en una sola visita, así que realizamos varias en días sucesivos  prosiguiendo  el camino en el mismo entorno de belleza vegetal   que forma parte de su cultura y religión  y en su torno se consolida su vida, regida por su vinculación con la naturaleza, que les  es tan esencial. El árbol Madre destaca con la luminiscencia de sus hojas, lo  que le hacía tan atractivo como impresionante.

    -Junto con otros árboles como el de las Almas –me explicó Angy, al tiempo que lo admirábamos-.  O el de las Voces –me lo señaló cuando lo avistamos-.  A través de los tres se origina su relación y su conexión con la Madre Naturaleza y con su deidad Eywa.

Continuando nuestro viaje nos adentramos  en el poblado de cabañas aisladas levantado en un claro del bosque, a la orilla del mar. Angy siguió con sus explicaciones:

    -Los navis son altos, hasta unos tres metros, y bastante similares a los seres humanos tanto en apariencia  como anatómicamente. Pero son a la vez fuertes y felinos, con grande ojos amarillos. Tienen el cuerpo delgado, con cola, la piel azulada atigrada con vetas más oscuras y salpicada de puntos bioluminiscentes.

Así los iría descubriendo. Con esa sorprendente altura, las hembras un poco más bajas que los machos, y su suave piel de color cian y sus grandes ojos color ámbar con los iris significativamente mayores que los de los humanos, que cuando están  abiertos dominan  el rostro como los de un gato o un lémur. Las orejas felinas largas y puntiagudas con capacidad para girar alrededor como las de un perro o un gato. La boca grande, similar a la de los humanos con una bifurcación débil como de minino en el labio superior. La nariz también asemejada a la de los gatos, achatada, y pómulos pronunciados y anchos. Dientes blancos con pronunciados caninos superiores e inferiores y tres dedos en cada mano más un pulgar opositor  y una larga cola ligeramente prensil, más como la de las panteras que como la de un mono.

El cuello largo y  la cintura estrecha y alargada en su cuerpo delgado acababan por definir sus esenciales características. Destacaba sobre el cuerpo un patrón complejo de iridiscentes puntos y líneas simétricas, aparentemente siguiendo las del sistema circulatorio. Son cromatóforos bioluminosos,  que brillan en la oscuridad como luciérnagas.  Con ellos se comunican también,  pues  cambian de color para indicar el estado de ánimo y de emoción sin que ellos ejerzan  un  control consciente.  Angy prosiguió:

   - Poseen una larga trenza, que se asemeja al cabello, pero que es un apéndice con el que establecen la conexión neuronal, equivalente a la sinapsis o uniones de las neuronas para la transmisión de los impulsos nerviosos  de nuestro cerebro.  Con ella establecen conexiones con parte de los árboles, por ejemplo con sus raíces.

Peculiaridad que  no dejaría de sorprenderme. Este apéndice es aparentemente convencional y está  situado en la parte posterior de la cabeza y  se prolonga casi hasta la cintura. No es de cabello, aunque lo parece,  sino una parte externa del  sistema nervioso con zarcillos neuronales que se pueden conectar  a estructuras similares de otro ser.  Les permite captar las emanaciones de psiomios colectivas, con las plantas, con Eywa y compartir una conexión profunda con el Arbol de las Almas y con animales como los ikram, que poseen sistemas equivalentes.

Por un rato permanecimos relajadas, meditativas y Angy continuó contándome:

   -Cuando los navis  enlazan estos apéndices conectores se produce la tsahaylu o vínculo por el que sus sentidos se confunden y comparten. Profundamente respetuosos con la naturaleza entienden que sus vidas están determinadas por la consciencia cognitiva global, que une todo a la deidad Eywa, que representa a la fuerza que rige a la Naturaleza.

En la tsahaylu adquieren la capacidad de compartir informaciones y recursos, con una intensidad especial que les permite utilizar la mente para sentir y moverse bajo su control.

Angy hablaba lentamente, concentrada en sus explicaciones y sus palabras caían en mí como la buena semilla.

   -La unión mística con  Eywa la hacen a través de sus árboles, el Árbol Madre, el de las  Voces u Oraciones y el de las Almas, que es como un  servidor de datos gigantesco  a donde va  parar la energía devuelta a su origen y por tanto los recuerdos y sentimientos  de los seres que se van y regresan a Eywa. La tsahaylu les permite a través del Árbol  de las Almas conectarse con sus antepasados y con la deidad.

Por Angyangela Ronas Y Namarya Xue

Leído 1222 veces
Nama

Yo soy yo... y mis circunstancias,  ser que habito buceando como Namarya Xue y conocida como Nama en Seconf Life. A veces emerjo, como ahora, en la primera vida. ¿Cual es la realidad?¿Esta o aquella? A responderme todavia no llego. Desde aquella esta con ser la verdadera me lo  parece menos, quizá porque aprecio como todo es tan relativo sometido a las circunstancias. Mi mundo imaginario y creativo brota, pues, y crece y se dasarrolla desde la ficción y la ficción entonces puede ser realidad, pero como Alicia la vería desde el otro lado del espejo. 

1 comentario

  • Enlace al Comentario Trysha Miércoles, 27 Marzo 2013 12:20 publicado por Trysha

    Es maravilloso recorrer ese mundo por medio de tus ojos... Me imagino los viajes de los colonizadores... Sabes q no comprendo por q los navis solo tienen dos ojos y.4 extremidades.cuando el la.tierra compartimos al menos el numero de ojos... Genial... Un besote

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.