"Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro."

(Groucho Marx)

 
Martes, 09 Abril 2013 06:06

EL SIETE (4/5)

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

       El tema central de todas  estas obras que venimos recordando es la danza de los Siete Velos, eje del argumento y motivo del desenlace. El transfondo que permanece en la danza de los Siete Velos, es lo que de una forma prosaica, recurrente, se da en los espectáculos eróticos en los que la bailarina, de una forma sensual danza quitándose sus prendas con habilidad, conjugando en el tiempo lo que descubre con lo que promete, buscando la provocación  sugerente  de los espectadores. Se conoce como streaptease o estriptís.     

       En el cine se han sumado escenas famosas de estriptís como la famosísima de Rita Hayworth,  en “Gilda”,  y en la que sólo llega a desprenderse de los guantes, eso si que le vestían todo el brazo,  y un collar.  Los de Brigitte Bardot y Jean Moreau en “Viva María”,  que en la peripecia argumental de la película inventan  casualmente el estriptís en el circo. El de Sofía Loren de la mano de Vittorio de Sica en uno de los episodios de “Ayer, Hoy y Mañana”. O el más reciente de Kim Basinger en “Nueve Semanas y Media”,  al compás de una canción de Joe Cocker,

       El fenómeno del espectáculo de baile,  que se practica a la vez que la ejecutante se desprende se su ropa ante los espectadores, se ha prodigado y prolongado en el trascurso del tiempo. Implica la lentitud en el desnudarse y la elegancia en la forma buscando inducir en el público el deseo de contemplar el cuerpo. En el estriptís más que el fin de la desnudez se juega con la forma  de desnudarse. Se acumulan así detalles sugestivos entre los más famoso estriptís de la historia. Como el de Mata Hari,  la famosa espía fusilada en la Primera Guerra  Mundial, que lo practicaba, a través de la danza de los Siete Velos. Su sugerente espectáculo se caracterizaba porque no alcanzaba la desnudez plena. No así otra especialista en el número,  la bailarina rusa Ida Rubistein,  que se desnudó completamente sobre el escenario en 1909,  interpretando a la Salomé de Wilde.

       La importancia de la danza de los Siete Velos queda patente en las múltiples ocasiones que las diversas artes se han ocupado del mismo. Por ejemplo en el cine. Sólo citaremos las dos versiones de dos afamados cineastas Ken Russel y Carlos Saura, que comparten su afición a la música, que han abordado reiteradamente en diversas películas.   “Salomé, Last Dance” es el título del inglés y “Salomé” el del español. Con algo más en común,  a pesar de sus tan diferentes tratamientos, la versión de Wilde y su recreación por los equipos artísticos que acometen su montaje.                                             

                                                               *  *  *

       En este desvío al que nos induce el 7 por los Siete Velos y su repercusión hemos de fijarnos en otra parte. El hiyab o velo islámico, cuya raíz significa “esconder” o “ocultar a la vista” o “separar”, con mas precisión que el termino español velo. El hiyab es un concepto que viene del pasado cuando dentro del mundo árabe se postulaba su uso como un signo de respetabilidad, que diferenciaba a las mujeres libres de las esclavas El concepto  se confronta claramente con todo lo que representaba  la danza de los Siete Velos en su sentido primigenio.

       Este dato, como todos,  hay que situarlo en su contexto para interpretarlos adecuadamente. En los tiempos anteriores al surgimiento del Islam en Arabia las mujeres gozaban de ua  situación privilegiada  Podían repudiar a sus maridos, sin que estos pudieran repudiarlas a ellas. Podían mantener relaciones sexuales libres y otras libertades de este alcance. La situación se fue invirtiendo  con el tiempo de forma que cuando aparece Mahoma es un absoluto patriarcado en el que los hombres podían  casarse con cuantas mujeres quisieran y pudieran y podían repudiarlas sin limitaciones. Basada la vida de la mujer en su dependencia del marido, quedaba, en estos casos,  abandonada a su suerte en la miseria.

       En este panorama surge el Islam que intenta poner límite a tal desmadre, imponiendo garantías para  las mujeres, aunque  dentro del marco patriarcal prefijado. El número de esposas se limita a cuatro, garantizando la capacidad para sostenerlas, y siempre que las esposas previas acepten a la nueva. El repudio queda limitado y regulado y la mujer  tiene capacidad para tener sus propios bienes, sin la intervención del marido.

       Estas medidas llevan a la nueva situación en la que el hiyab se convierte en un expresivo símbolo de la nueva era.  Representa la dignidad recobrada y  mostrar el cuepo se relaciona con la mujer sometida al hombre como esclava  o prostituta. El nuevo velo, el hiyab, denota la sumisión  de la mujer a  Dios y no al hombre. Posteriormente este sentido originario se pierde y la hiyab pasa a representar la exclusión de las mujeres del espacio público.

       La palabra hiyab aparece   siete veces en el Corán y su utilización en versículos (Corán 33, 53) tienen  una significación muy concreta, referida a las mujeres del Profeta y se emplea con el sentido de una cortina, más que una prenda personal. Sin embargo, por extensión, sin que el versículo lo diga, nace la idea de que las mujeres deben cubrirse la cabeza y el rostro, dando paso al burka, sin que lo dicho se haya dicho explícitamente,  ni con este sentido. Es decir, que tanto el hiyab, como la propuesta del cubrimiento total del cuerpo que es el burka, obedecen a la voluntad de los fieles y a su personal decisión y no a un precepto de su religión.

 

 

 

Leído 1411 veces
Nama

Yo soy yo... y mis circunstancias,  ser que habito buceando como Namarya Xue y conocida como Nama en Seconf Life. A veces emerjo, como ahora, en la primera vida. ¿Cual es la realidad?¿Esta o aquella? A responderme todavia no llego. Desde aquella esta con ser la verdadera me lo  parece menos, quizá porque aprecio como todo es tan relativo sometido a las circunstancias. Mi mundo imaginario y creativo brota, pues, y crece y se dasarrolla desde la ficción y la ficción entonces puede ser realidad, pero como Alicia la vería desde el otro lado del espejo. 

1 comentario

  • Enlace al Comentario Trysha Martes, 09 Abril 2013 11:06 publicado por Trysha

    Nama perdona que no comentara antes, reelere todos porque simplemente los he engullido me has impresionado y eso, aunque lo escribo frecuentemente pocos lo hacen a este nivel, he aprendido muchisimo y tu trabajo es simpplemente espectacular.
    Un besote enorme.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.