"Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad,

la segunda una erotización del lenguaje." (Octavio Paz)

Domingo, 03 Marzo 2013 19:57

Desesperación (2/2)

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

Joshua debió permanecer cuatro días en el hospital, su aspecto había mejorado considerablemente pero el rictus de tristeza, dolor y desesperación persistía en su rostro.  Alice lo había llevado hasta el hotel en donde se estaban quedando. La niña se marchó de la habitación sonriendo.

 

-¿A dónde va?- pregunto Joshua sentado al borde de la cama.

-No lo sé pero dijo que volvía pronto-

-Ya veo… ¿Me dirás ahora quienes son ustedes?-

-Es Alice quien debe decírtelo, no yo-

-Por favor… no menciones ese nombre- Cery sonrió divertido pero Joshua miraba el suelo así que no se percató de ello.

-Está bien, ¿Vendrás con nosotros?-

-Sí… esa niña prometió… que me llevaría con ese sujeto-

-Así es, la pequeña cumple lo que dice-

-No entiendo…- Leonardo lo observó- ¿Por qué vinieron por mi? Cuando cumpla mi venganza yo…- ambos se miraron fijamente- Ya sabes…-

-Lo tengo muy claro pero la pequeña decidió esto-

-¿Por qué le obedeces?-

-Porque ella es- esbozó una amplia sonrisa- Perfectamente imperfecta-

-¿Qué?-

-No tienes que entenderlo ahora, como sea, unirte a nosotros o no, eso depende de ti. Cada persona escoge su camino y por ende, debe aceptar las consecuencias que conllevan sus decisiones-

-¿Crees que seré feliz?- Leonardo lo observó serio- ¿Crees que si cumplo mi venganza seré feliz?-

-La felicidad es una mera ilusión, una utopía que los humanos hemos creado para no hundirnos en toda la mierda que hay por aquí-

-¿Odias a los humanos?- Leonardo sonrió ampliamente.

-Claro que no, los amo-

 

Joshua observó fijamente a Cery, era un tipo raro pero había algo en él que le indicaba peligro, como si una pequeña vocecita en su cabeza le advirtiera que se alejara de él. Aquella sonrisa era falsa, aquellas palabras tenían tanto veneno que se intoxicaba, ¿Cómo Alice no podía notar la falsedad en esa mirada? Sacudió la cabeza despacio.

 

-¿Ocurre algo, Joshua?-

-Nada Cery… solo estoy algo cansado-

-Ya regresé- dijo Alice sonriendo y se subió a la cama entregándole una bolsa a Joshua.

-¿Qué es esto?-

-Debes tener hambre, mira- sacó de su bolsillo un chocolate blanco y lo dejó en la palma de la mano de Joshua- Mi hermanito siempre me daba uno cuando estaba triste, es un hechizo para sonreír-

-¿Qué? No creo que un chocolate tenga ese efecto-

-No es el chocolate Joshua, es la preocupación que siente la persona que te lo da, porque si alguien quiere que sonrías es porque le importas lo suficiente como para intentarlo-

-¿Eh?... Pero recién nos conocemos- Alice lo abrazó sonriendo.

-No importa Joshua, ambos sabemos lo que es la desesperación-

-Oye…- desvió la vista.

-Tengo sueño- dijo la niña bostezando, Leonardo sonrió.

-Iré a recorrer los alrededores, cuando Alice despierte hablaremos, ¿de acuerdo Joshua?-

-Sí…-

-Cuídala mientras no estoy-

 

Joshua vio al hombre salir de la habitación y bajo su vista a la niña que ya estaba dormida en sus brazos. Acaricio su cabello despacio y se sorprendió al notar que estaba sonriendo mientras la miraba.

 

¿Qué me ocurre?...no había sonreído así desde… que ella murió… Cuando cumpla mi venganza ya no tendré razones para seguir viviendo… no tengo nada a lo que aferrarme, no tengo nada porque luchar, no tengo nada…

 

Dos finos hilos de lágrimas caían por sus mejillas. Se sobresaltó al sentir que la niña se giraba en sus brazos para murmurar mientras dormía.

 

-Me tienes… a mí…-

 

El joven volvió a sonreír para sí mismo y se acomodó sobre la cama para abrazar a la pequeña con suavidad y procurando no despertarla.

 

-Quizás vivir no sea tan malo… Alice-

 

Cuando Leonardo regresó, ambos dormían sobre la cama abrazados. Esbozó una pequeña sonrisa para sacar un cuchillo y acercarlo al cuello de la niña.

 

-Tan pequeña, tan frágil- pasó el filo del cuchillo contra el cuello de la niña- Podría matarte tan fácilmente-

-Entonces hazlo- dijo la niña observándolo fijamente.

-Lacie-

 

●●●

 

Leonardo fijó su mirada en los orbes bicolores de la niña. Cada vez que cambiaba de personalidad, consciencia o lo que fuera, cada vez que se volvía ella, “Lacie”, lo invadía un pequeño miedo, porque aquellos ojos eran cortantes, profundos y no permitían oposición.

La risa de la niña lo sacó de sus pensamientos.

 

-¿Qué ocurre Leonardo? No pensé que fueras un cobarde-

-No lo soy…- dijo con cautela.

-Entonces mátame- la niña se levantó para caminar hasta Leonardo, tomó el cuchillo y dirigió el filo hacia su cuello- Hazlo, solo debes girar el cuchillo, simple ¿Verdad?-

-No me tientes Lacie-

-¿Crees que no lo sé?- tomó la corbata de Leonardo para obligarlo a inclinarse hasta su altura- Me odias ¿verdad? Porque piensas que ella y yo somos tan perfectas que ya no cabemos en lo que implica ser humano- Leonardo desvió la vista- Pero está bien, yo sé que estás conmigo porque quieres ver en que acabara todo, quieres disfrutar de tus amados humanos, porque tú amas a los humanos ¿Verdad?-

-Claro- dijo firmemente.

-Debes odiarte mucho ¿Verdad?-

-Te equivocas, tuve una infancia muy común, amigos, buenas notas, bueno en deportes, padres cariñosos, no tengo de que quejarme-

-Quizás por eso el vacio aquí- colocó su mano en el pecho de Leonardo- Porque tu vida Leonardo, fue demasiado perfecta-

-¿Qué?-

-Tan perfecta, que no entendías como los demás podían sufrir, no entendías como se hundían en la miseria cuando tenían todo a su alcance para ser felices. Entonces te dedicaste a mirar, como un voyerista- dijo la niña sonriendo- Y miraste y miraste, hasta que entendiste que el único anormal eras tú, vamos Leonardo ¿Quién tiene tu vida tan perfecta?-

-Cállate-

-Ahora me miras y ves toda la perfección que odiaste en ti mismo, todo aquello que te hizo “diferente” de los demás, por eso tienes la estúpida ilusión de que matándome se acabará tu miseria, de que odiándome serás como ellos pero la verdad es otra… podrías matarme, podrías matar a todos, podrías seguir de mero espectador pero tu jamás, jamás- se alzó un poco para susurrarle al oído- Jamás serás como ellos-

 

Leonardo observó a la niña con odio en su mirada. La apartó violentamente aventándola contra el suelo cerca de la ventana. Lacie lo observó fijamente y se levantó sonriendo.

 

-No tienes que tener miedo Leonardo, yo te daré lo que quieres, yo puedo darte aquello que llenara el vacio de tu corazón, yo hare que nadie sea diferente, que nadie piense en esas tonterías, que nadie tenga que ocultarse tras caretas ficticias- se levantó tendiéndole una mano a Leonardo mientras sonreía dulcemente- Yo quiero ayudarte-

-Alice…-

-Déjame ayudarte Leonardo, yo quiero que todos sean felices, quiero que alcances tu felicidad, vamos a hacer un trato, yo te daré lo que tanto anhelas y a cambio, tú me servirás durante medio año-

-¿Eh?-

-Serás fiel a mi por medio año, me ayudaras en mi causa y cuando se cumpla el plazo, entonces tu- se acercó hasta Leonardo que se arrodilló para quedar a su altura, la niña rodeo su cuello con sus manos- Podrás matarme-

-Alice…- la observó fijamente.

-Es una promesa- le dio un beso en la mejilla.

 

Alice lo soltó sonriendo para subir a la cama y despertar a Joshua. Este la observó somnoliento y se incorporo sentándose.

 

-Alice…- murmuro despacio.

-Hay que irnos Joshua, te presentare a los demás-

-Aun no he dicho que si-

-Ya lo decidiste ¿Verdad? Puedo verlo en tus ojos- acaricio sus mejillas- Hare tu sueño realidad, Joshua-

-¿Cuándo podre matarlo?-

-Tres días, hare los arreglos y podrás matarlo-

-Sí… y cuando lo haga-

-Yo seré tu apoyo Joshua- acaricio su cabeza- Estaré para ti hasta que me necesites- 

Leído 1828 veces

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Domingo, 03 Marzo 2013 23:06 publicado por Trysha

    INteresante, sigo pensando que yo no podría seguirla ni a la puerta pero bueno... no creo que tamposo me hubiera quedado cuidando a un zombie, ammm eso si puedo asegurarlo :P sigo practicando con mi pala anti zombies cuando nadie me ve shhh :P
    Espero ver como vendra esta matanza... y muero por leer esos dialogos...
    besitos...

  • Enlace al Comentario Blacknordok Lunes, 04 Marzo 2013 19:34 publicado por Blacknordok

    O.O ¿Alice lee la mente o sólo es experta en adivinar lo que deben de estar pensando las personas?
    Se me ha hecho corta esta parte de la historia, espero la siguiente XDD

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.