"En la vida hay que ser un poco tonto porque sino lo son sólo los demás y no te dejan nada."

(Ramón Gómez de la Serna)

Martes, 23 Octubre 2012 11:50

PLANTA VIGÉSIMO TERCERA

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

 

 

No es que no me guste mi trabajo; más bien todo lo contrario. Llevo tres meses en esta empresa que valora mi capacidad y dedicación hasta límites nunca antes imaginados cuando no era más que un empollón advenedizo que salía, más desorientado que otra cosa, de la facultad, con ínfulas de genio y pretensiones de cambiar el mundo. La verdad es que no me puedo quejar: tengo un despacho propio, medios tecnológicos avanzados, un horario flexible y plaza de aparcamiento privado, y todo dentro del extraordinario recinto que alberga esta imponente torre de oficinas de corte futurista con treinta plantas que cuentan con las más refinadas instalaciones de seguridad y confort. No, no es el trabajo en sí el que me abruma sino más bien la sorprendente y absoluta soledad en que me veo sumido desde que llego a primera hora de la mañana hasta que me marcho al anochecer.  Eso…y los ruidos.

Al principio no quise otorgar demasiada importancia al hecho de que, al mirar por la amplia cristalera de mi despacho, podía discernir desde las alturas el familiar bulto gris de mi utilitario perdido en medio de un inmenso aparcamiento que estaría totalmente desierto si no fuese por la reconfortante presencia del coche del bedel y la moto del jardinero. Para no pensar más en ello, lo atribuí todo a la crisis económica y así justifiqué el pertinaz vacío que me rodeaba. Por lo demás, jamás oí a nadie por los pasillos, interminables, acolchados y pespunteados cada pocos metros por tenues puntos de luz fría. Ni siquiera el elegante zumbido del ascensor ultra rápido me resultaba molesto ya que éste no se usaba prácticamente nunca; y digo “prácticamente” porque desde hace unos días, algo que, a base de repetirse con exquisita puntualidad, ha logrado finalmente aflorar hasta mi consciencia para envolver con una cierta inquietud mis horas de solitaria labor. El fenómeno, siendo muy simple, no deja de resultar desasosegante, como digo, una vez cribado por el siempre incierto tamiz de la razón, y me explicaré: cada mañana, poco antes del mediodía, el ascensor protagoniza su primer -y ahora ya sé que único- itinerario, subiendo veloz y silencioso desde la planta en la que trabajo, la décimo sexta, hasta detenerse en la vigésimo tercera, quedándose allí el resto de la jornada sin que nadie más requiera de sus servicios hasta que yo mismo vuelvo a pulsar el botón de llamada para marcharme. Pero lo más inquietante de todo es que poco después, allá arriba empiezan a hacerse audibles unos extraños sonidos: golpes sordos, como propinados sobre un suelo acolchado, seguidos de un roce siniestro y sostenido. Luego, al cabo de unos minutos, todo vuelve a quedar en silencio y mi atención regresa a su absorbente tarea ante el ordenador.

 

Sin embargo esta tarde,  tras cerrar el despacho, impelido por un inesperado arrebato de osadía, una vez en el ascensor, en lugar de pulsar el botón que me habría de llevar de vuelta a la normalidad de mi anodina vida en la vecina urbe, he puesto el dedo sobre el número veintitrés.

Ahora mis manos han empezado a sudar mientras sobre el panel electrónico van desfilando los dígitos: dieciocho, diecinueve, veinte,…Aguzo el oído. (¿Es mi imaginación o estoy oyendo algo…?) …veintidós, ¡veintitrés! La cabina se ha detenido con suavidad. La puerta se abre sin ruido. Salgo y… ¡Esperad! ¿Por qué no hay luz en este pasillo? ¿Qué son esos ruidos allá al fondo? ¿Quiénes sois…? ¿Qué queréis de mí? ¿Qu………

Leído 3073 veces
gandalf

https://sembradordeestrellas.wordpress.com

5 comentarios

  • Enlace al Comentario Rapunkzel Martes, 23 Octubre 2012 13:51 publicado por Rapunkzel

    La curiosidad mató al gato, supongo...

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Martes, 23 Octubre 2012 17:32 publicado por Alice_abysm

    Wow, que final... y lo has dejado a la interpretación del lector, yo ya me imagino lo peor (Fruto de ver tantas películas de terror, supongo)Me recuerda un poco a una serie que daban de hechos paranormales, pero los ruidos eran porque un niño había muerto sobre el ascensor.
    Excelente relato.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Martes, 23 Octubre 2012 18:32 publicado por Blacknordok

    Culpa suya, la próxima vez dejara a esos pobres "lo que sean" en paz.

    Y si la curiosidad mató al gato yo soy un maldito asesino de animales XD

  • Enlace al Comentario Mandragás Miércoles, 24 Octubre 2012 06:47 publicado por Mandragás

    Bueno... yo también habría subido, pero con una M16, por lo menos. Fantastico!

  • Enlace al Comentario Trysha Miércoles, 24 Octubre 2012 10:26 publicado por Trysha

    Me ha encando, gracias por publicar.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.