"Ningún hombre conoce lo malo que es hasta que no ha tratado de esforzarse

por ser bueno. Sólo podrás conocer la fuerza de un viento tratando

de caminar contra él, no dejándote llevar." (Clive Staples Lewis)

Lunes, 01 Octubre 2012 17:32

Jugada Maestra

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

 

 

 

 

 

JUGADA

MAESTRA

 

 

 

 

 

 

 

 

Prologo.

1

Golpeado y atormentado cabalgaba el jinete,  por estrechas callejuelas semis destruidas y quemadas a un ritmo frenético, adverso en sus dubitativos pensamientos, llenos de ira,  de confusión y de ideas adversas, sabía que no debía parar si quería cumplir con su huida, con su cometido.  manejaba las riendas con una sola mano, con gran habilidad y parecía dominar la trepídate estampida por las calles, mientras utilizaba la otra mano para sujetar lo que parecía un bulto envuelto en una fina tela, que se ayudaba con su cuerpo para evitar que saliera proyectado debido a los feroces vaivenes de la cabalgada.

Las casas aparecían y desaparecían sucesivamente y a gran velocidad, hasta que se encontró de pronto con que una de las casas estaba medio derruida bloqueando  el avance, freno y estuvo a punto de girar para retroceder hasta que pudo ver un hueco por la  ya casi inexistente casa en el que podían pasar el y el caballo y llegar a otra calle con alguna facilidad, azoto las riendas haciendo entender al caballo la dirección a tomar, el animal respondió de inmediato y con agilidad salto lo que antes era uno de los tabiques de la casa paseándose elegantemente por el salón ,sin tejado, hasta llegar a calle deseada. Esta vez ya estaba cerca de la salida y después de superar el pequeño obstáculo, le parecía un aire fresco a su objetivo.

Solo esperaba con indeseada seguridad una última barrera que debía superar, el puente filik, el tiempo no estaba siendo su mayor aliado así que no se pudo permitir ninguna estrategia que no fuera la de atravesar el puente oeste de la ciudad a toda prisa acabando con el mayor numero de enemigos. Por tanto esperaba que el efecto sorpresa y sus ganas de venganza bastaran.

Por fin se acababa la acumulación de casas y un gran claro copaba el panorama. No percibió gran actividad en el puente lo que quizás le decepciono un poco. Supuso que no les interesaría mucho defender las salidas de la ciudad, cuando ya habían aniquilado a todo el reino.

No le dejaron mas reflexionar sobre el asunto, un soldado subido al pretil del puente estaba ya dando la voz de alarma. Soltó las riendas y se dejo llevar por el caballo que se mantenía recto hacia el puente y hacia su inminente enfrentamiento, desvaino la espada atada a su cintura y fijo  su mirada en el objetivo con la intención de leer sus movimientos mientras su enemigo leía la dirección que tomaba el animal. Y sin tiempo para más, el soldado ataco con agresividad buscando el costado, pero con un movimiento casi invisible de su espada consigue doblegar el ataque, y con un giro  en la empuñadura logra hacerle perder estabilidad y control.  Al mismo tiempo que lo desmoralizaba la espada atravesaba media cara del soldado, el jinete apenas pudo escuchar sus agónicos gritos.

 

Desvaino la espada y antes de recuperar las riendas  vio  una jabalina postrada casi horizontalmente la cual  no dudo en recoger, se ayudo de la anilla del faldón que ataba la correa y el muslo de su pierna para que quedara bien sujeta, atravesó el puente con el caballo arremetiendo violentamente contra la pedrada, cuando escucho a su espalda de pronto un sonido silbante, miro hacia atrás y pudo ver como varias flechas chocaban contra el suelo a escasos metros de el y  percibió como una ganaba altura y se dirigía hacia el con desagradable precisión, se ayudo de nuevo con la espada. Esta tenía cerca de la empuñadura unos centímetros de hoja calada con un agujero diseñado para lanzas y flechas. Y con acostumbrado porte, tensa su brazo esperando la llegada de la flecha con excesiva confianza, de nuevo en el momento justo y como un relámpago la espada impacta con la flecha, la cual se rompe por mil sitios y acaba llenado la parte trasera del caballo de astilla.

Salía por fin del puente y giro a la derecha sin dudarlo y a gran velocidad, hasta encontrar   un camino elevado e incomodo que se perdía de la vista debido a la extensa vegetación, lo tomo y en pocos segundes se perdió por la senda montañosa.

Subía en todas direcciones el  escalonado camino con gran habilidad y sin parar, algunas ramas estuvieron cerca de acariciar su cara pero nada que frenara su avance. El desbordamiento vegetal se desvanecía al fin lentamente y como si fuera perdiendo la batalla poco a poco,  hasta llegar a un vasto claro al fin, y tuvo ante sí la vista panorámica del castillo y la ciudad en llamas, un fondo terrorífico lo dejo perplejo, herido  se tentó así mismo de volver y enderezar su orgullo, hasta que su mirada se poso en el bulto que con sumo cuidado llevaba , con cariño retiro  uno de los picos de la tela que lo envolvía y así descubrió su carga, la cual lo recibió con cara de poco amigos,  parecía que al bebe  no le agradaba el viaje, estuvo a punto de llorar hasta que su padre le siseo tímidamente y le acuno hasta que se calmo,. Volvió a envolverlo y continúo con la senda sin mirar atrás como si no tuviera otra salida.

El ritmo de la cabalgada no había dejado de ser trepidante y ahora le tocaba a  la yerba verde de la pradera ser  maltratada, y en ese panorama de extensión, quiso    visualizar todos los motivos por los cuales estaba huyendo con su bebe en brazos, pero tuvo poco tiempo para debatirse en sus adentros, freno bruscamente debido a la aparición inesperada de una amenazante figura montada,  apenas se lo podía creer, desde su posición se podía ver casi toda la extensión de la pradera y para su sorpresa el jinete apenas estaba ya a treinta metros de el, y la tensión aumentaba cuando vio a lo lejos lo que parecía el resto del ejército enemigo que empezaban a rodear su situación, como si no quisieran darle ninguna oportunidad, le enfureció la idea de que habían conseguido aplastar las defensas del reino con la mitad de su ejército.

 Aun así, el ejército todavía estaba bastante más lejos así que se centro en la misteriosa figura montada que apareció de la nada, tenía una formación más que vigorosa la tez blanca con tonos grisáceos y una gran melena de pelo negro. Le sorprendió especialmente dos cosa, primero; que no pudo apreciar que llevara ni armas ni escudos y segundo; su caballo, increíblemente atlético de color negro como los cabellos de su dueño y de una belleza que llamaba poderosamente la atención. Ambos permanecían parados en sus respectivos caballos analizándose mutuamente hasta que de pronto el inesperado y desconocido caballero comenzó a hablar:

-Creía que los reyes morían junto con su reino- dijo el caballero oscuro con una voz joven pero afilada, su voz llegaba nítida y clara pese a la distancia- me desilusiona.

-¿Qué queréis de mí?- dijo sin querer defender su orgullo.

-Ya es tarde para usted, va a morir como ha muerto su ciudad,- miraba hacia él con tono especialmente agradable -morirá creyendo que todos sus actos forjaron el destino de los dioses, lo que no sabes es que tu muerte será como tu vida, de total inconsciencia, me va alegrar el día hoy aplastar tanta fe.

El rey confuso titubeo algunos segundos, hasta que algo le llamo la poderosamente atención, algo que ni el mismo esperaba encontrar, bajo del caballo y dio varios pasos en la dirección en la que estaba mirado, se detuvo y se quedo mirando el suelo, como si hubiera algo de valor. Se agacho muy despacio y dejo sobre la hierba fresca a su bebe, lo miro especialmente feliz como si ya hubiera completado su salvación.

Volvió a su caballo esta vez con rabia contenida,  tenía pocas posibilidades pero no morirá sin demostrar de lo que es capaz el rey eltram. Se subió al caballo con energía y se dispuso a defender su orgullo de rey, así que convencido de sus posibilidades saco la jabalina recogida y  agito sus riendas con fuerza, el caballo comenzó a galopar con fiereza, alzo la lanza y con un odio intenso y con toda su fuerza e intención la lanzo, que se dirigía como un rayo hacia su cruel enemigo, y cuando estaba a punto de ver como la jabalina insertaba el torso de aquel caballero oscuro, se paró en seco y se quedo suspendida en el aire  emitiendo un sonido chirriante como si la lanza gritara de dolor. El rey se quedo estupefacto –que es esto – no logro percibir que su enemigo hubiera movido ni un musculo, jamás vio nada semejante. Y apenas, sin darle un respiro para una posible comprensión de lo que veían sus ojos, la lanza se giro 180º y la afilada punta apuntaba ahora hacia el rey, que se quedo aun más estupefacto. La sorpresa se convirtió en temor cuando la lanza salió disparada hacia él con la misma fuerza que le imprimió el rey hace un instante, en milésimas de segundos su instinto  infatigable le impulso  a contrarrestar el ataque con su espada, la cual era tal su habilidad con ella que se había ganado el adjetivo de intocable, pues no ha habido flecha o lanza que no haya podido destruir o desviar con su espada, por tanto con toda la confianza de su lado tenso el brazo y sus músculos, esperado el momento oportuno, su espada fue tan veloz como acostumbra pero esta vez en el momento del impacto la lanza imprevisiblemente se desvía varios centímetros hacia abajo, dándole un golpe mortal y doloroso, cayó al suelo lleno de dolor horrorizado por la humillación. Cuando abrió los ojos vio a su enemigo ya desmontado del caballo a escasos metros de el, lo miraba con intensa lastima, esa imagen le hirio aun mas su orgullo, y fue lo último que vio.

Ahora aquel caballero oscuro miraba al rey muerto con lastima en unos pensamiento absortos y oscuros en tenebrosos planes, de pronto algo le vino a su cabeza, algo que no debía olvidar, empezó a buscar algo a su izquierda y no tardo en encontrarlo, durmiendo plácidamente, inconsciente del peligro que se deslumbraba en la mente del asesino de su padre, en ese momento un soldado llegaba y paro cerca de la posición de su superior.

-Señor hemos venido para nada, aquí está todo hecho.- dijo el soldado.

No hubo respuesta de su señor, miraba algo, algo que el soldado no alcanzaba a ver, avanzo unos pasos más hasta llegar a ver lo que tenía tan concentrado a su señor.

-¿Qué va a hacer con él?- dijo al darse cuentas de la pequeña criatura.

Su señor seguía sin decir palabra alguna parecía exhorto mirando al bebe, En ese momento el soldado pudo apreciar una fugaz mirada de increíble ternura hacia el bebe.

-Mátalo- Le ordeno al soldado de forma cruel, mientras se giraba y se dirigía a su caballo.

El soldado asintió confuso como si no entendiera la situación, mientras escuchaba como su superior se alejaba por alguna razón no quería ver aquel horrible espectáculo, indeciso el tampoco veía como podía hacer algo tan horrible, titubeo varios segundos hasta que de pronto sus pensamientos se turbaron, empezó a sentirse solo, a odiarse y a odiar todo lo que rodea, fue tal su extremismo de su pensamientos que todo ese tiempo se estaba convirtiendo en una tortura que parecía que solo desaparecería con el cumplimiento del mandato impuesto. Al fin cogió al bebe por las piernas de forma cruel provocando así que el bebe comenzara a llorar ruidosamente, saco su espada y no dudo, atravesó con rabia al bebe, entonces ocurrió algo fuera de lo común, mientras salía abundantemente sangre de la herida provocada, un gota de sangre empezó a deslizarse por la parte afilada de la espada en contra de la gravedad y sin dejar rastro, como si tuviera vida propia, una vez cerca de llegar a la empuñadura del arma, la gota de sangre se desvió y cayó en un profundo agujero de dos dedos de ancho, la gota de sangre huyo de aquel lugar.

El soldado dejo caer al bebe muerto, al darse la vuelta vio en la lejanía a su superior en su caballo felizmente contemplando la escena del asesinato. El soldado salió huyendo con el rostro desencajado.

La gota de sangre caía milagrosamente por el oscuro agujero sin que nada pudiera desviar su caída,  a veces parecía que estaba a punto de  estañarse con las paredes del agujero o con algunas raíces que sobresalían, pero sorprendentemente no paso, la gota fue bajando por el cada vez mas oscuro agujero, hasta que  por fin entro en un espacio más abierto, en una especia de cueva y cayó sobre un vaso alargado lleno de un liquido con el que no pudo mezclarse, el vaso lo sostenía un hombre delgado con pelo castaño pero con abundantes canas, su ropas eran andrajosas y descuidadas. Aquel hombre veía insólito la gota flotando en el vaso, estuvo con la boca abierta hasta que se decidió a decir algo.

-por todos los…- Se freno ante lo que iba a decir, estaba totalmente perplejo. -No puedo creer que me dijeras la verdad.

Pasaron algunos segundos de absorta admiración, tenia alzado el brazo el cual no se atrevía a mover ni un centímetro, hasta que poco a poco bajo el brazo con miedo a equivocarse.

-Bueno, ¿y ahora que se supone que tengo que hacer con esto?

 

 

 

 

2

 

 

  • Esta apunto de despertarse- dijo gils

El silencio gobernaba mientras miraban absortos al hombre dormido, sus caras llenas de cansancio y de preocupación miran casi sin parpadear al hombre que  empieza a emitir leves ruidos.

  • Dios mío- dijo Elna desesperada- esto no puede estar pasando no puede estar pasando.
  • ¿Qué vamos hacer Moriend, vas a dormirlo otra vez?- dijo gils preocupado.
  • No, vamos a Hablar con el- dijo.
  • ¡No!- exclamo Elna- Moriend no lo hagas no puedo verlo otra vez así, te juro que no puedo– suplico.
  • No podemos dormirlo constantemente- le contesto él con pena- a mi también se me cae el alma a los pies pero hemos iniciado algo y tenemos que averiguar cómo pararlo. Avisa  a jos y a tirik  de que vamos a despertarlo.

Uno de los hombres que observaban la escena en la lejanía sale disparado de la habitación.

  • Quizás esta vez sea diferente- dijo gils.
  • Mejor preparaos para lo peor- respondió Moriend como si se negase a mantener alguna esperanza.

Al fin el dormido lentamente comienza a abrir los ojos, confuso y perdido muestra sus  ciegos y negros ojos casi   por completo.

-¿Quién esta hay? Balbuceo.

- Soy yo Moriend - dijo con algo de temor.

Al escucharlo procede a un intento de sonreír, un segundo después su ojos se abren al máximo asustados, su gesto se turba y muestra un dolor extremo y comienza a gritar desesperadamente comenzando a su vez a mover todo su cuerpo con violencia, las cuerdas que atan sus extremidades comienzan a forcejear sus movimientos.

-¡Mátame Moriend, Mátame!- grita de forma agónica.- No puedo sopórtalo Elna Moriend por favor mátame.

Moriend mira como la mesa sujetaba todo su cuerpo, cabeza, brazo, piernas y tronco están sujetos con cuerdas y cuero. Pone sus manos en sus hombros, acerca su cabeza a la suya e intentado mostrar dureza le dice:

  • Me lo prometiste Ed.- dijo Moriend -  me prometiste que lo aguantarías, que lo soportarías.
  • ¡Noooo!- grito y lloro – ¡no puedo soportarlo no puedo! ¡matadme maldita sea, yo que he hecho tanto por vosotros que me debéis tanto. Hacerme el puto favor maldita sea, así  me pagáis que haya mirado por vosotros os odio, os odio, malditos seáis, matadme joder matadme matadme de una vez malditos.- gritaba y gritaba al mismo tiempo que no dejaba de intenta con todas su fuerzas zafarse de las cuerdas que le tienen prisionero y provocándose al mismo tiempo serias heridas en las zonas atadas.

Todos observaban con impotencia la escena Elna con el rostro desencajado y lleno de lagrimeas intentaba calmarlo pero tampoco lo consiguió Moriend se quedo varios segundos reflexivo.

  • Hay que dormirlo de nuevo- anuncio gils.
  • ¡No!- dijo Moriend.
  • ¿Qué vas a hacer?- le pregunto gils con curiosidad.
  • Nada lo vamos a dejar aquí. Hasta que sea capaz de soportarlo.

Elna al escuchar las palabras de Moriend se quedo blanquecina con cara de incredulidad. Y fue hacia él como un rayo.

- que mierda estas pensando Moriend- Le Dijo Elna que estalla ferozmente contra el- Esto se  acabo, hemos perdido, lo perdimos el día que se os ocurrió esta locura. Sus ojos lo están destrozando por dentro porque ya no les pertenece, hay que arránqueselos, aunque con ello nos cueste su vida,  prefiero matarlo que verlo sufrir así. Es que no ves que lo está volviendo loco.- Las palabras de Elna consiguen una agitación brutal en Ed que comienza a gritar el nombre de ella.

-Sabes muy bien que si tocamos sus ojos morirá y todo habrá sido inutil, nadie le tocara sus ojos ni mucho menos lo matara- le respondió el severamente.

-yo sí,  yo que lo amo me niego verlo así, llevamos tres días viviendo esta pesadilla, ya nos lo advirtieron que no había vuelta atrás es hora de asumir las consecuencias,- elna ahora intentaba desesperadamente llegar al corazón de Moriend que se mantenía frio como el hielo. – Se está consumiendo Moriend se está consumiendo, nos hemos equivocado y ahora tenemos que reponer el error.

-Nos hemos equivocado sí, pero hay en juego algo más que su vida Elme, tenemos que esperar un poco más, quizás sus ojos consigan recuperarse.

Elme palidecía y no llegaba a encontrar coherencia ni esperanza en las palabras de Moriend solo escuchaba como Ed  gritaba de dolor y entre medias se le entendía decir -No puedo sopórtalo Elme, no puedo, ayúdame duele demasiado- desesperada desvaino su espada y fue directa hacia él, pero antes de que si quiera pudiera acercarse moriend la atrapo la levanto varios metros del suelo, y consiguió quitarle la espada.

-Lleváosla- dijo Moried- y ahora no os iremos todos.

-¿estas seguro de lo que estás haciendo?- dijo gils preocupado mientras Cogia con cariño a Elme y se la llevaba a la puerta

Todos poco a poco se fueron saliendo apenados, impotentes excepto moriend que observaba la espada de Elme, fue en ese instante  cuando fue consciente de la situación en la que se encontraba el grupo, grupo que ya no volverá a ser el mismo, días atrás fueron felices tenían ilusiones y esperanzas pero ahora el grupo que parecía abocado a la destrucción, ya ninguno volverán mirar al otro de la misma manera, la guerra se había arrebatado muchas cosas a moriend pero jamás pensó que se llevaría también esto, y este hecho le herido profundamente tan hondo que un breve espacio de tiempo  lo dejo sin aliento.

Pero algo lo saco de su estado de dolor, una risa que venía de donde venia Ed y que sonaba con la voz de Ed pero que a moried le sonaba a desconocida. Vio además que su cuerpo se mantenía quieto en vez de agitarse, lo miro sorprendido esperando que en cualquier momento volviera a gritar y a moverse violentamente, pero eso no paso, solo se escucha su risa burlona y extraña. Se acerco y le pregunto.

-¿ed? ¿Estas bien?

-Veo moried, Veo- le respondió fríamente.

Moriend lo observaba prudentemente con extrema curiosidad.

-¿Qué ves Ed?

Ed no respondió se silencio un breve espacio de tiempo, al fin respondió.

- Veo a la gente que vas a tener que matar- respondió ed- y  mataras moriend, mataras.

 

Leído 2173 veces

9 comentarios

  • Enlace al Comentario Trysha Lunes, 01 Octubre 2012 18:25 publicado por Trysha

    bienvenid@ muy interesante tu historia aun no sé de que va Pero creas imágenes fuertes felicidades...
    un besote y bienvenid@ de nuevo

  • Enlace al Comentario Alice_abysm Lunes, 01 Octubre 2012 18:41 publicado por Alice_abysm

    Vaya, un texto bastante atrapante y con bastantes intrigas en el primer capitulo, ya espero que publiques el segundo, para entender quien era ese caballero de cabello negro que detuvo la lanza sin moverse o que tienen los ojos de Ed. Esperare el siguiente y Bienvenido/a a home :)

  • Enlace al Comentario Andrew Ryan Lunes, 01 Octubre 2012 19:31 publicado por Andrew Ryan

    Bienvenido, veo que has recibido mi oferta de home XD. Bueno, como dije entre escritores es más fácil. Has corregido errores, pero hay otros que no. A ver, yo también me equivoco en poner algún acento en alguno de mis relatos, pero debo de admitir que cuando los escribo, solo los leo una vez XD

    Así que lo único que tendría cuidado es el acento. Y sobretodo, ten cuidado con las narraciones extremadamente largas, no se si me entiendes. Por lo demás esta bastante bien, una historia bastante entretenida, y te animo a que la continúes escribiendo tanto para tu o para home. Bienvenido.

  • Enlace al Comentario Andrew Ryan Lunes, 01 Octubre 2012 19:32 publicado por Andrew Ryan

    para ti* mismo

  • Enlace al Comentario mi nombre es... leobardo!!! Lunes, 01 Octubre 2012 20:44 publicado por mi nombre es... leobardo!!!

    muy bien excelente escrito espero con ansias los sig. capitulos bienvenido.

  • Enlace al Comentario mi nombre es... leobardo!!! Lunes, 01 Octubre 2012 20:44 publicado por mi nombre es... leobardo!!!

    muy bien excelente escrito espero con ansias los sig. capitulos bienvenido.

  • Enlace al Comentario Mandragás Martes, 02 Octubre 2012 02:33 publicado por Mandragás

    Prometedor! Amo la fantasía heroica y creo que tu relato se ciñe con precisión a ese estilo. Continúa, por favor.

  • Enlace al Comentario Chema Ternero Martes, 02 Octubre 2012 07:15 publicado por Chema Ternero

    Muchas gracias por vuestros comentarios de animo, me agrada que os guste y prometo corregir esos fallos y mejorar un poco mas el texto, eso si tendréis que tener paciencia para ver algo más de la historia, pues no le dedico todo el tiempo que debiera a escribir entre el trabajo y los estudios ando sin tiempo. De todas formas esto me anima a continuar y cuando pueda me sentare para que las leves ideas de lo que quiero que sea la historia se concreten. En fin gracias, encantado de estar por aquí prometo meterme a diario y leer todo lo que pueda.

  • Enlace al Comentario Blacknordok Martes, 02 Octubre 2012 12:09 publicado por Blacknordok

    Bienvenido a la família XD
    Me ha encantado, atrapa desde el primer momento y creas unas descripciones que te meten de lleno en la situación.
    Espero el siguiente.

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.