"El fenómeno de la televisión demuestra que la gente está dispuesta a ver cualquier cosa

con tal de no verse a sí misma." (Anónimo)

Jueves, 16 Enero 2014 18:28

El Regreso de la Luna

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Su mirada gélida se clavó en mí,  me explicaba aspectos “importantes” que para mí no tenían interés, yo me dedicaba a asentir con la cabeza como si comprendiera algo de lo que me decía, mientras que su voz me transportaba muy atrás en los recuerdos de la memoria, más allá del tiempo y definitivamente a otros espacios.

Volví a concentrarme una vez más, intentado controlar mis propios instintos, con temor mire la luna que me recordaba que faltaban apenas unos días para la luna llena, y aunque mis  intenciones eran buenas, podía sentir mi lado oscuro ronroneando ante el nuevo hallazgo, esperando paciente que la luna brillara a su máximo apogeo para salir y cazar.

-          A comprendido todo señora, sus ojos me miraron indiferentes y entonces lo vi, ese brillo ámbar que solo había visto en otra persona.

-          Sí, perfectamente respondí sonriendo más de lo que pretendía.

-          ¿Me estas coqueteando? Me pregunto finalmente.

-          Nop yo soy así!! Respondí riendo, por un instante ya no contuve mi oscuridad y la deje salir a jugar.

-          De pronto la conversación ya no era técnica, ya no era casual, era algo más íntimo y desde lo alto la luna se burlaba de mis absurdos intentos de autocontrol.

Noche de luna llena y yo a puerta cerrada, bajo 7 llaves esperando que la maldita noche termine pronto, jadeando muy cerca de los barrotes, mientras miraba las fotos y me distraía con los ojos verdes, (¿momento ojos verdes? Estoy segura de que los vi ámbar, será…) y descubriendo que esa noche no podría contenerme corrí en mi coche a buscar  que  me encerraran en una jaula más firme.

-          Hola mamá, no me sentí bien hoy y viene a quedarme.

-          Correcto, acuéstate en tu cama y yo cerrare las rejas de la ventana.

Escuchaba tranquila como las trancas de las puertas y ventanas se cerraban, suspire aliviada y espere riéndome de la luna, una risa lunática lo invadía todo mientras mis sentidos se dormían.

Recuerdo que fue el ruido de mi propio corazón lo que me despertó, luego escuche la puerta abrirse, y finalmente ese aullido que calló todo en kilómetros a la redonda, ya no volaban pájaros, no cantaban los grillos, todo era silencio  y mi respiración jadeante al ritmo de mi desbocado corazón.

-          Divierte hermanita… las rejas se abrían y afuera la luz de luna me indicaba que la puerta había sido abierta y podía correr libre.

-          Que dijiste?, por qué haces esto?, su voz femenina me dijo, diviértete quiero que seas feliz.

No llegue a procesarlo, cuando mis pies ya buscaban la calle, caminaba sin saber a dónde, me detuve sola frente a una puerta fuertemente labrada con figuras similares a grandes árboles,  nunca había notado esta casa, con rejas tan altas.

La puerta se abrió y vi esos ojos ámbar, enloquecidos por la luna, su brazos me arrastraron dentro y me entregue a la lujuria, ahora era ella quien reía desde lo alto, viendo liberados a sus hijos.

-          ¿Vitto, Vittorio? Recuerdo haber gruñido fastidiada por la interrupción, mientras miraba desafiante al hombre que llamaba, ¡oye!,- la voz le hablo a alguien más que al parecer estaba dentro de la casa- ¿el Vitto tiene perros nuevos?

-          No sé, yo no vi ninguno temprano, ¿por?

-          Hay dos siberianos creo… afuera, esos que parecen lobos, no me dejaron salir al patio.

-          Ni idea sigamos viendo la película, ya llegará.

 

Leído 947 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

Más en esta categoría: « IN PARADISUM Desperté »
Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.